image for ¿Te atreves a hacer surfing?

¿Te atreves a hacer surfing?

Entre las actividades físicas que se hacen en la playa, quizás la más difícil y “exclusiva” sea el surfing. Para empezar, te bastaría con una mirada a los cuerpos de las personas que practican ese deporte para sentirte intimidada: tanto hombres como mujeres, además de ser casi todos esbeltos, bronceados y estar llenos de músculos sin una gota de grasa, tienen un desenfado característico de su estilo de vida que los hace parecer de otro universo. Pero, aunque no estés en el club de Cameron Díaz, tú también puedes divertirte y quemar algunas calorías sobre las olas durante tus vacaciones de verano, o al menos tener una experiencia novedosa y aprenderte un par de frases y gestos del mundo cool de los surfistas.

Cómo aprender surfing

Si te lo propones y tienes un mínimo de buena forma física, ni siquiera la edad te lo va a impedir. Como en todo, en el surf también existen diferentes niveles de destreza y complejidad, diferentes estilos y no necesariamente se tiene que practicar en esas olas espectaculares de varios metros de alto que se ven en las películas. Incluso existen tablas diseñadas para principiantes que te ayudarán a mantener el equilibrio y reducirán el riesgo de sufrir lesiones. Aunque puedes emprender esa misión sola (y si eres suficientemente atlética y diestra hasta podrías aprender sin un instructor con ayuda de videos y consejos por Internet), lo ideal sería que te pusieras de acuerdo con una amiga o te unieras a un grupo de personas que comienzan a aprender. En muchos resorts de playa hay escuelas para aprender surfing, e incluso hay paquetes turísticos concebidos para ello, así que podrías organizar todas unas vacaciones de surf.

Primeros pasos

Elige tu tabla. La tabla ideal para comenzar a practicar surfing es diferente para cada persona, pero por lo general, el tamaño es importante: mientras más larga sea, más fácil será para un principiante.

Cambia de look. El hábito no hace al monje, pero en este deporte es muy necesario. Compra varios tipos de ropa acorde con la temperatura del agua, gafas y otros accesorios.

Ve a la escuela. Busca centros de instrucción cerca de donde vives para recibir nociones básicas, no importa si vas a aprender sola o vas a recibir cursos en un resort.

Mira el pronóstico del tiempo. Por muy rápido que aprendas, no vas a dominar todas las técnicas desde el principio. Empieza en aguas más calmadas y deja las olas de más de dos pies de alto para tu graduación.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios