image for Tratamiento contra las várices

Tratamiento contra las várices

Al igual que la celulitis, las várices son una de las principales enemigas de la apariencia de nuestras piernas. Pero las várices o las desagradables venas de araña, esas venitas inoportunas que son su variante menos avanzada, no son solo un problema cosmético, sino que pueden convertirse en una afección grave y llegar a requerir atención médica para evitar o corregir complicaciones. Además de las venas que se hacen visibles a través de la piel, sobre todo de las extremidades inferiores, existen otra serie de síntomas de esta enfermedad, como son la inflamación de los tobillos y los pies, dolor en las piernas, calambres, picazón (sobre todo en los tobillos) y descoloramiento de la piel en el área de las várices.

¿Qué las provoca?
Cuando las válvulas que controlan el flujo de la sangre en las venas no cierran bien, la sangre no puede regresar al corazón y se acumula en las venas y las dilata formando las várices. Aunque tiene gran peso el factor hereditario, la obesidad, la falta de actividad física, los anticonceptivos orales, los cambios hormonales y hasta los inevitables efectos de la edad contribuyen a incrementar el riesgo.

Cómo eliminar o controlar las várices
El método más conservador es evitar mantenerse de pie mucho rato y elevar las piernas durante los periodos de descanso. También se recomienda con frecuencia el uso de bandas elásticas. El Dr. Richard Feinberg, cirujano vascular y director de John Hopkins Vein Center, en Baltimore, Maryland,  dice que las pacientes con dolor intenso o coágulos de sangre pueden llegar a necesitar un procedimiento quirúrgico para eliminar o cerrar las venas varicosas. Pero además de las operaciones para evitar las molestias, hay muchas formas de tratamiento para mejorar la apariencia. Debes tener en cuenta que las várices tienden a empeorar con el tiempo, por eso es importante que si empiezas a notar algunos síntomas no dejes de consultar con tu médico y recibas toda la información que puedas sobre la enfermedad y los tratamientos disponibles.

Foto: Pixland

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios