imagen anuncio
 
 
image for Turismo médico: viajar en busca de tratamientos médicos

Turismo médico: viajar en busca de tratamientos médicos

Bien sea que estén buscando una cirugía plástica como un aumento de senos o una lipoescultura, o deseen hacerse un tratamiento médico tal como un trasplante de órgano, el turismo médico ha adquirido un alto nivel de popularidad dentro de los pacientes en Estados Unidos. La premisa básica del turismo médico es que los pacientes consiguen llevar a cabo sus tratamientos por una fracción de lo que les hubiera costado hacérselos en consultorios americanos.

El término “medical tourism” o turismo médico fue inicialmente establecido por las agencias de viajes y los medios masivos de comunicación para describir la creciente tendencia de viajar más allá de los límites nacionales para obtener cuidados médicos. Actualmente 50 países incluyen al turismo médico dentro de sus industrias nacionales, destacándose: México, España, Cuba, Brasil, Panamá, India, Tailandia, República Dominicana y Colombia.

De acuerdo con un estudio publicado por Deloitte, un aproximado de 2 millones de ciudadanos americanos viajan anualmente a otros países para recibir tratamientos médicos. ¿La principal razón? Los bajos costos. Las distintas compañías de turismo médico en el mundo tienen contacto directo con los pacientes en Estados Unidos bien sea a través de oficinas, vía telefónica o por correo electrónico y las opciones son amplias: boletos aéreos, reservas hoteleras, transporte desde y hacia el aeropuerto, chequeos y procedimiento médico, enfermeras acompañantes y alimentación. Para quienes, estando en otro país para sus procedimientos médicos quieren aprovechar para visitar la zona, muchas de las empresas que ofrecen turismo médico también tienen opciones de paquetes turísticos y vacacionales.

Si estás considerando esta alternativa como una opción para tu tratamiento médico, odontológico, quirúrgico u oftalmológico, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

Investiga: La gran mayoría de los pacientes comienzan mirando sus opciones en Internet y pueden encontrarse con muchos sitios piratas que ofrecen tratamientos maravillosos a bajo costo que pueden terminar robándoles el dinero o poniendo su salud en riesgo. Asegúrate de saber si eres una candidata idónea para el tratamiento que quieres, investiga sus beneficios, complicaciones y tiempo de recuperación. Investiga las credenciales del médico, hospital y equipos.

Comunícate: Mantén una comunicación continua con tu médico de cabecera en Estados Unidos e infórmale de lo que vas encontrando. Te sorprenderá que tu médico pueda incluso recomendarte con otros profesionales fuera del país.

El país: Infórmate sobre el país al que vas a ir, el tipo de clima, la seguridad, el idioma que hablan, la distancia de Estados Unidos y el costo de visitarlo.

Compara: Considera una o varias opciones dentro y fuera del país para tu tratamiento. Pide cotizaciones, compara la experiencia de los médicos, elige sitios con los que te sientas cómoda y segura.

Prepárate: Además de seguir al pie de la letra las recomendaciones médicas, asegúrate de que tienes en orden todos tus registros, documentación legal para viajar, números de contacto y todos los papeles que vas a necesitar durante el viaje.

Imprevistos: Aunque exista un estimativo del tiempo que tomará tu tratamiento, siempre debes contemplar que este se puede alargar o acortar dependiendo de muchos factores.

Foto: Jupiterimages

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios