imagen anuncio
 
 
image for Una dieta a la medida de tu corazón

Una dieta a la medida de tu corazón

Febrero es el mes dedicado a la concientización sobre las enfermedades cardiacas y no debemos pasarlo por alto. Según datos publicados por la Asociación Americana del Corazón, las enfermedades del corazón siguen siendo la primera causa de muerte entre las hispanas en Estados Unidos y de hecho, más mujeres mueren debido a enfermedades cardiacas que a todos los tipos de cáncer combinados.

Pero hay varias medidas que podemos tomar para prevenir esta enfermedad y contribuir a corto y largo plazo a nuestra salud cardiaca y a nuestro bienestar general. Y una de ellas es incluir en nuestra dieta alimentos beneficiosos para nuestro corazón. El chef Hamlet García, de Vme Cocina y portavoz de Go Red por tu corazón, se ha dirigido a las latinas en un esfuerzo para que estas reduzcan sus factores de riesgos como la obesidad, la diabetes, el colesterol y la hipertensión, llamándoles la atención sobre nuestros hábitos de “comer porciones grandes y con aceites grasosos” e incitándolas a “hacer pequeños cambios en los platos que cocinamos en casa”.

En concreto, una dieta rica en frutas y verduras, granos integrales, pescados y otras carnes bajas en grasa es clave para la salud cardiovascular.
Estos son algunos de los alimentos beneficiosos para el corazón:

• Espinaca y otras verduras de color verde oscuro
Salmón y otros pescados grasos
• Frutos secos
• Frijoles
• Fresas, moras y frambuesas
• Aceite de oliva
• Aguacate
• Granos integrales

Por otra parte, hay alimentos dañinos para el corazón, cuyo consumo debemos evitar o reducir, por ejemplo:

Grasas trans
La Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda limitar a menos de 1 por ciento de las calorías diarias la cantidad de estas grasas que no solo elevan el colesterol “malo”, sino que también reducen el “bueno”:

Grasas saturadas
Presentes en muchos alimentos de origen animal además de las carnes, como la mantequilla y la crema agría. Se debe tratar de sustituir con aceites vegetales no saturados.

Sodio
Este mineral contribuye al aumento de la presión arterial. Para reducir el sodio al límite recomendado de 2,300 miligramos diarios (1,500 mg para las mayores de 51 y otros grupos sensibles), debemos limitar el consumo de sal no solo al añadir menos a las comidas, al renunciar a los alimentos preelaborados o enlatados.

Azúcar
De acuerdo con la AHA, las mujeres debemos limitar el consumo de azúcares a no más de 100 calorías diarias para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares: unas 6 cucharaditas en total. Pero no nos dejemos engañar por la medida, porque aunque no le añadimos azúcar en “cucharadas” a nuestros alimentos, ya estos vienen con azúcares incluidas: fructosa en las frutas, lactosa en los productos lácteos, y siropes y los edulcorantes en los productos industriales.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios