image for ¿Una dieta a la medida?

¿Una dieta a la medida?

Como un vestido o un par de zapatos, nada se puede comparar con lo que ha sido diseñado y creado especialmente para ti. No es casualidad que las celebridades (¡y todos aquellos que puedan darse el lujo!) cuenten con un entrenador y un nutricionista personal, que con frecuencia los acompaña a dondequiera que viajan. Y quizás el mayor atractivo de la Dieta del grupo sanguíneo sea la posibilidad de hacer una dieta más o menos personalizada. Más que un programa, la idea de comer según el grupo sanguíneo de cada persona es un concepto. Peter J. D’Adamo, ND, es el autor del libro Los grupos sanguíneos y la alimentación: un programa individualizado para lograr el peso ideal y vivir más, donde nos propone el enfoque de que las personas deben comer ciertos alimentos y abstenerse de otros dependiendo de cuál sea su grupo sanguíneo: A, B, AB o el O.

Dieta Atkins

Aunque esta dieta parece tener una sólida base científica, en realidad es todo lo contrario. Las principales críticas radican en la falta de evidencias y de investigaciones que apoyen la teoría del señor D’Adamo, incluso su afirmación de que determinados grupos sanguíneos nos predisponen a determinadas enfermedades. Sin embargo, al menos entre los alimentos que nos limita esta dieta no nos sugiere que nos privemos de consumir frutas y vegetales, e incluso tiende a proponer comidas bastante balanceadas que, combinadas con un programa de ejercicios, podrían ser eficaces para bajar unas libras y mantener un peso saludable… sea cual sea tu grupo sanguíneo y la veracidad de la teoría en que se basa.

¿Qué puede comer cada grupo sanguíneo?

Para que tengas una idea de si esta dieta te puede interesar, esta es una lista de los principios de la nutrición de cada grupo sanguíneo:

•  Grupo A: Mayor cantidad de verduras y frutas, prescindir de las carnes rojas.

•  Grupo B: Más consumo de productos lácteos.

•  Grupo AB: Una combinación entre las sugerencias para los grupos A y B.

•  Grupo O: Dieta alta en proteínas de origen animal.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios