image for ¿La vacuna Tdap durante el embarazo provoca autismo en mi bebé?

¿La vacuna Tdap durante el embarazo provoca autismo en mi bebé?

La respuesta es NO. Un estudio de Kaiser Permanente, una organización comprometida con la buena salud, realizado con más de 80 mil bebés reveló que el hecho de que sus madres se pusieran la vacuna Tdap prenatal contra el tétanos, la difteria y la tos ferina durante el embarazo no estuvo asociado con el riesgo de que estos bebés padecieran autismo.

“Gracias a este estudio, las mujeres embarazadas pueden estar tranquilas de que no hay un mayor riesgo de trastorno del espectro autista en los niños después de haber estado expuestos a la vacuna Tdap en el útero”, explica la Dra. Tracy A. Becerra-Culqui, investigadora principal de este análisis.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aseguran que todas estas enfermedades son causadas por bacterias. Tanto la difteria como la tos ferina (pertussis) se transmiten de persona a persona. El tétanos entra al cuerpo a través de cortaduras, rasguños o heridas.

¿Y en qué momento del embarazo debo ponerme esta vacuna? Estas y otras respuestas nos las ofreció la misma investigadora en exclusiva para Siempre Mujer. 

“Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas reciban la vacuna Tdap entre las 27 y 36 semanas de gestación durante cada embarazo. Existe evidencia que demuestra que la inmunidad se transfiere a los recién nacidos y que la vacuna fue 91.4% efectiva para proporcionar cierta inmunidad a los recién nacidos hasta que cumplieron los 2 meses de edad”.

Siempre Mujer (S.M.): Entendemos que no ponerse la vacuna podría causar tos ferina, ¿qué es esta enfermedad y cómo afecta al bebé?

Tracy A. Becerra (T.B): “No recibir la vacuna no causa tos ferina, pero deja a los bebés sin protección si se exponen a otras personas con la infección. Es difícil saber cuándo un adulto tiene tos ferina porque suele parecerse a un resfriado, pero aun así pueden infectar a otros si se acercan demasiado. Los síntomas en los bebés pequeños pueden no ser tan claros dada su capacidad limitada para toser y, por lo tanto, el sonido distintivo de “zumbido” está ausente. Sin despejar las vías respiratorias, pueden aparecer síntomas graves en los bebés infectados, como la falta de oxígeno en el 61% de los casos, la neumonía (23%) y la muerte (1%)”.

S.M:  Ya que estamos hablando de mujeres embarazadas, ¿cuáles son las vacunas que se deben aplicar durante todo el proceso de gestación y en qué etapas?

(T.B): “La vacuna Tdap es la única vacuna actualmente recomendada para todos los embarazos durante la semana 27 y 36 de gestación. La otra vacuna también recomendada es contra la gripe”.

S.M: ¿Cuáles son los principales mitos de las vacunas en mujeres embarazadas que debemos dejar de creer? 

(T.B): “Los mitos comunes de cualquier vacuna, no solo las que las mujeres embarazadas reciben, es que contraerán la enfermedad contra la cual la vacuna trata de proteger, por ejemplo, contraer gripe.

Existe alguna evidencia que demuestra que las personas que ya se están enfermando y se vacunan contra la gripe pueden pensar que se enfermaron con la vacuna. Sin embargo, desconocían de su enfermedad preexistente. Algunos médicos ahora preguntan si sus pacientes se sienten enfermos y recomiendan vacunarse contra la gripe una vez que han mejorado.

El otro mito proviene de las vacunas infantiles y de que pueden causar autismo. Existe amplia evidencia de que las vacunas no están asociadas con el autismo. Es posible que este mito, al igual que la vacuna contra la gripe, surja de la coincidencia. Por ejemplo, cuando los niños alcanzan una edad en la que se esperan hitos del desarrollo (como caminar al primer año), estos momentos coinciden con el momento de las nuevas vacunas. Por lo tanto, si el desarrollo se atrasa, puede parecerle al padre que algo en ese momento podría haberlo causado.

S.M: ¿Cuáles son las vacunas que una mujer no debe recibir durante el embarazo y por qué son peligrosas?

(T.B): “Siempre hay investigaciones en curso sobre la seguridad de las vacunas para las mujeres embarazadas. Sin embargo, muchas vacunas no se recomiendan durante el embarazo simplemente porque no hay una buena razón para ofrecerlas durante ese momento (con la excepción de la vacuna contra la gripe y la vacuna Tdap). Si hay buenas razones para dar una nueva vacuna, se investigará para estar seguro de que sea segura y efectiva”.

Lee más
thumbnail of feature post
50 nombres para bebés de origen latino y sus significados
 

Más sobre esta investigación

Este estudio entre grupos examinó el diagnóstico de autismo de los niños nacidos en los hospitales de Kaiser Permanente en el sur de California entre el 1 de enero de 2011 y el 31 de diciembre de 2014.

El estudio incluyó a 81,993 niños y determinó que:

  • La cobertura de vacunación prenatal de Tdap varió en un 26 por ciento para el grupo de nacimiento de 2012 a un 79 por ciento para el grupo de nacimiento de 2014.
  • La tasa de incidencia de trastornos del espectro autista en los niños fue de un 1.5 por ciento en el grupo vacunado con Tdap en útero y un 1.8 por ciento en el grupo no vacunado en útero, de acuerdo con las tasas de autismo en los Estados Unidos (un 1.7 por ciento).
  • Los análisis de los datos extraídos de los registros de salud electrónicos mostraron que recibir la vacuna Tdap durante el embarazo no está asociado con un mayor riesgo de trastorno del espectro autista en los niños.
  • Los resultados fueron constantes en todos los años del estudio y entre los primogénitos.

“Dada la creciente práctica de vacunar a las mujeres embarazadas con la vacuna Tdap, era importante afrontar la preocupación de que hubiera un vínculo entre la vacunación materna y el desarrollo del trastorno del espectro autista en los niños”, agregó la Dra. Becerra. “Esperamos que nuestras conclusiones tranquilicen a los padres y que sepan que recibir la vacuna Tdap durante el embarazo no está asociado con el autismo en los niños”, finalizó.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios