image for ¿Vale la pena comprar productos agrícolas locales?

¿Vale la pena comprar productos agrícolas locales?

Si prestas atención al origen de los alimentos que compras en el mercado, verás que provienen de cientos y hasta miles de millas de distancia, desde los rincones más insospechados del país y del mundo. A veces lo vemos de manera directa, como en carnes congeladas de Nueva Zelanda o las golosinas belgas, otras veces a través de los ingredientes (“este jugo se hizo con frutas de California, Brasil, Florida, etc., etc.). Aunque llegamos a aceptar esta realidad, y hasta disfrutamos de las ventaja que nos aporta, la diversidad y lejanía de la procedencia en la sección de frutas y verduras “frescas” puede resultar más chocante… y menos conveniente. Una tendencia que cobra cada días más fuerza y más seguidores es la de comprar productos agrícolas locales. Pero, ¿existen verdaderas razones para tratar de consumir lo que se produce en el área donde vivimos? Una desventaja podría ser que no encuentres todas las frutas todo el año, porque te tendrás que limitar a lo que esté en temporada, pero veamos algunas ventajas y consecuencias importantes:

• Los alimentos locales son más frescos y más nutritivos. Con frecuencia se venden dentro de las 24 horas de haberse cosechado. Como no es necesaria la transportación por largas distancias, las frutas se dejan madurar en las plantas y esto se refleja en un mejor sabor.

• Fomentar la agricultura local favorece el medio ambiente. Eliminar el combustible necesario para recorrer grandes distancias reduce la contaminación.

• Favorece la economía de la comunidad. El dinero que gastas en comida se queda en tu comunidad, genera más empleos y mejora las condiciones de vida.

Cómo comprar productos locales

Hay muchas maneras de abordar ese importante cambio de hábitos de consumo, y aquí solo te presentamos algunas para que comiences a explorar:
Mercados campesinos: En casi todas las áreas urbanas existen ferias donde los campesinos locales o sus representantes venden su cosecha. Además, son un agradable entorno para ver y conocer gente.

Quioscos en las granjas o lugares que permiten recoger los frutos (u-pick): Una excelente excusa para organizar un corto viaje por los alrededores. Si tienes niños, para ellos será una gran enseñanza y una experiencia inolvidable.

Arreglos con granjas de CSA (Agricultura con el apoyo de la comunidad): Por una módica cuota anual o por temporada, puedes seleccionar una granja local que te provea sus productos, incluso carnes y huevos. Esto ayuda tanto a los campesinos, que cuentan con una fuente de financiamiento, como a ti.

Supermercados y restaurantes: Investiga qué establecimientos por tu área ofrecen productos locales. Muchos supermercados están promoviendo ya las verduras y frutas de la zona donde se encuentran o los estados vecinos.

 
Foto: Pixland
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios