71
0

Por una vida saludable… más larga o más corta Acabo de leer acerca de un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Yeshiva, publicado en el Journal of the American Geriatrics Society, el cual concluye que los genes de una persona logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Por una vida saludable… más larga o más corta

Por una vida saludable… más larga o más corta

Acabo de leer acerca de un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Yeshiva, publicado en el Journal of the American Geriatrics Society, el cual concluye que los genes de una persona pueden tener más peso en su longevidad que el estilo de vida que esta lleve. Sin restarle mérito al esfuerzo de los científicos, sus conclusiones no me resultan nada sorprendentes.

Ya desde mi Caribe natal fui testigo de varios centenarios (hombres y mujeres, negros, blancos y de todos los colores), que nunca renunciaron a su trago de ron ni a su tabaco. Cuando abogo por un estilo de vida más sano y trato de ponerlo en práctica, nunca lo he considerado una garantía para vivir más años, sino como una vía para disfrutar la vida. Pero como hay cuestionamientos cruciales que dan origen a movimientos filosóficos y cuya respuesta define ideologías (¿Ser o no ser?, ¿Comer para vivir o vivir para comer?, ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?), la respuesta a si debemos darle más años a la vida o más vida a los años puede influir en cómo una persona determina el sentido y la manera en que vive su vida.

Porque, eso sí, más tarde o más temprano, a todos los humanos se nos acaba el tiempo y aparece, con mayor o menor ceremonia, con más o menos agonía, el cartelito imaginario de “game over”. Y aunque, al menos hasta el momento, no podemos hacer nada para evitarlo, sí es posible que tomemos decisiones sobre la manera en que vivimos el tiempo asignado. Algunas personas viven cada día con tanta intensidad como si cada día fuera el último, lo prueban todo y se proponen experimentarlo todo. Otros se recogen, se limitan y miden cada paso.

Como nunca me han seducido los extremos y tampoco me llama la atención vivir por vivir, aunque sea a base de máquinas y fármacos, creo que una debe tratar de encontrar un equilibrio entre las dos tendencias. Así que, sin garantía y sin fecha de caducidad, mi decisión es firme: prefiero darles más vida a los años.

 

Foto: iStockphoto

 
 
71
0

Por una vida saludable… más larga o más corta Acabo de leer acerca de un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Yeshiva, publicado en el Journal of the American Geriatrics Society, el cual concluye que los genes de una persona logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios