0

Convierte tu día a día en un gimnasio El trabajo, la casa, la pareja, las amistades, los niños. Pareciera que las actividades diarias no te dejaran tiempo para hacer ejercicio, pero no es así. Convertir tu rutina diaria en tu gimnasio logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Convierte tu día a día en un gimnasio

Convierte tu día a día en un gimnasio

El trabajo, la casa, la pareja, las amistades, los niños. Pareciera que las actividades diarias no te dejaran tiempo para hacer ejercicio, pero no es así. Convertir tu rutina diaria en tu gimnasio es tan fácil y posible como desearlo.

No es necesario pagar costosas membresías de gimnasio ni pasar horas caminando todos los días para lograr mejorar tu estado físico, basta con hacer unos cambios en tu rutina diaria para mejorar tu estilo de vida y de paso tu figura. Haz de tu bienestar físico una de tus prioridades más importantes.

Hacer ejercicio sin gastar dinero

Esfuérzate

Sin que lo notes, la vida moderna te va volviendo sedentaria y perezosa, estos pequeños cambios ayudarán sin lugar a duda a incrementar tu nivel de actividad física:

  • Estaciona el carro más lejos y camina hacia tu destino final.
  • Regresa los carritos de compra a la línea a la que corresponden.
  • Evita los elevadores, opta por las escaleras.
  • Cuando estés en algún aeropuerto, camina en vez de usar los trenes u otros medios de transporte internos.
  • En vez de descansar tomando un café en la esquina, aprovecha para dar una vuelta en un parque cercano.
  • Levántate de tu silla de trabajo con frecuencia y camina.
  • Pon música animada mientras limpias tu casa y notarás cómo haces las labores con mayor rapidez y energía.
  • Camina de un lado para otro mientras hablas por teléfono.
  • Camina por los pasillos de la oficina mientras piensas en las ideas para tu próximo proyecto.

Camina

Caminar es de los ejercicios más fáciles y efectivos que puedes hacer para perder peso y lo mejor… es gratis. Lo único que necesitas es un par de tenis para caminar, buena música en tu reproductor de MP3 y listo. Mira tu reloj, camina 10 minutos desde que salgas de tu casa, detente y haz el mismo recorrido a la inversa. Habrás caminado 20 minutos y quemado 80 calorías sin mayor esfuerzo. Si haces esto todos los días, habrás quemado un mínimo de 400 calorías en una semana.

No te olvides de mantener un ritmo constante, usar ropa cómoda y mover tus brazos de manera natural. Recuerda que la hidratación también es muy importante.

Ejercítate en casa

Con más o menos $100 podrás armar un gimnasio básico en casa con el que, si eres constante, podrás comenzar a desarrollar una figura más tonificada.

Pelota de estabilidad: Provee opciones para tonificar, fortalecer y estirar. Esta pelota se usa para ejercicios abdominales, y también puede usarse como una banca en los ejercicios de fortalecimiento. Si mides 5’6” o menos, usa una pelota de 55 centímetros; si eres más alta, opta por la de 65 centímetros.

Mancuernas: Con un peso que varía entre las 5 y las 20 libras, ofrecen opciones básicas e intermedias de fortalecimiento de los músculos.

Una banca “step”: Esta plataforma entre 6 y 8 pulgadas puede ser usada para los ejercicios cardiovasculares y los de fortalecimiento.

Fuente: Fitness Magazine

 

 

 
Foto: Comstock
 
0

Convierte tu día a día en un gimnasio El trabajo, la casa, la pareja, las amistades, los niños. Pareciera que las actividades diarias no te dejaran tiempo para hacer ejercicio, pero no es así. Convertir tu rutina diaria en tu gimnasio logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios