91
0

Aeróbicos para el espíritu: Un acto revolucionario   Menciona a una sola mujer –¡una, nada más!– que no esté eternamente “bajo construcción” o, mejor dicho, que no sea un proyecto constante de renovación y mejora. La mayoría de logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Aeróbicos para el espíritu: Un acto revolucionario

Aeróbicos para el espíritu: Un acto revolucionario

 

Menciona a una sola mujer –¡una, nada más!– que no esté eternamente “bajo construcción” o, mejor dicho, que no sea un proyecto constante de renovación y mejora. La mayoría de las mujeres aspiran a ser como los productos que anuncian en la TV: “¡Nueva, 100 % Mejorada, Libre de grasa! “  Y es  que todas queremos perder esas últimas cinco libras, aumentar el busto, ampliar el vocabulario, ser mejor amantes… En fin: que nunca estamos conformes con lo que somos y tenemos. Y eso, ¿qué tiene de malo? ¿Acaso no venimos al mundo para superarnos? Eso es cierto. Pero también es importante detener un momento la carrera loca para respirar profundo, exhalar, y apreciar lo que somos ahora mismo, incluso con esas cinco eternas libritas de más. Vamos a pedirte que cometas un acto completamente revolucionario: que dediques este día a apreciarte tal como eres; no, no busques defectos en el espejo. Tampoco hagas una lista mental de todo lo que te falta por lograr. Hoy, sé buena contigo; date una palmadita en la espalda y felicítate por la mujer que eres… tal como eres. Sí, es importante superarnos, pero igualmente importante es apreciarnos. Eso se llama autorespeto. Y es algo que todas debemos cultivar.

 

 
 
91
0

Aeróbicos para el espíritu: Un acto revolucionario   Menciona a una sola mujer –¡una, nada más!– que no esté eternamente “bajo construcción” o, mejor dicho, que no sea un proyecto constante de renovación y mejora. La mayoría de logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios