imagen anuncio
 
 
image for Un conductor distraído = un accidente por ocurrir

Un conductor distraído = un accidente por ocurrir

Los conductores de hoy son más propensos a las distracciones que nunca antes. Los dispositivos tecnológicos, desde los teléfonos inteligentes hasta las reproductoras MP3 les dan a los choferes nuevas razones para apartar la vista de la vía.

Conducir distraído equivale a cualquier actividad que realice una persona y que pueda apartarla de la tarea fundamental de la conducción. A continuación, tres tipos principales de distracción:

1. Visual: apartar la vista de la vía.
2. Cognitiva: no pensar en lo que se está haciendo.
3. Manual: quitar las manos del volante.

Conducir distraído puede consistir en hablar por el teléfono celular, comer en el automóvil, explorar mapas con los dedos en un aparato GPS, o incluso cambiar una emisora radial. Pero el tipo de distracción más común y que se ha convertido en una epidemia, particularmente entre los jóvenes, es conducir y enviar mensajes de texto a la vez.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Autopistas afirma que el 20 por ciento de los accidentes con lesiones en el 2009 fueron provocados por la distracción al conducir. El grupo con la mayor proporción de conductores distraídos es el de los menores de 20 años. Como el envío de mensajes de texto se ha convertido en el método favorito de comunicación, un gran porcentaje de los accidentes automovilísticos podría ser provocado por esa modalidad.

Cuando manejes, lo mejor es impedir cualquier actividad que aparte los ojos, manos o mente fuera de la vía. Si es necesario responder a una llamada o trabajar con otro dispositivo, se debe detener el vehículo a un lado de la vía para hacerlo. Así evitarás un accidente que puede marcar tu vida o la de otra persona por siempre y ser un número más en las estadísticas que continúan creciendo cada día.

Fuente: metroeditorialservices.com/ via Contexto Latino
Foto: Getty Images

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios