image for Cómo celebrar Thanksgiving con tu familia política y no morir en el intento

Cómo celebrar Thanksgiving con tu familia política y no morir en el intento

Se acerca Thanksgiving, una de las fechas más importantes para las familias estadounidenses y una oportunidad para que todos se sienten alrededor de una mesa y compartan sus rutinas.

Es muy habitual que en la actualidad, los miembros de una familia se repartan por diferentes estados o países, así que Thanksgiving es la oportunidad perfecta para volver a juntarse.
En el caso de las parejas, lo normal es que se repartan los años e intercalen su presencia y, llegados a este punto, muchos se preguntan: ¿Y qué pasa si me toca pasarlo con mi familia política? Si es la primera vez, los interrogantes se multiplican: ¿Cómo me comporto? Aquí, algunos consejos… ¡Tomen nota!

1- Ustedes eligen: Lo primero que deben de tener claro es que cada uno es dueño de sí mismo con sus respectivas consecuencias. Esto significa que deben pensar si quieren o no quieren pasar esas fechas con su familia política. ¿Es importante para mi pareja y quieren ser generosas con él? Aun así, según los expertos, “es preferible pasar un disgusto un día, que toda la vida amargada. Llegar a los 60 viendo que hemos estado toda la vida haciendo lo que quería el resto en vez de lo que deseábamos es una pena, muy a la orden del día”.

Lee más
thumbnail of feature post
5 tips para cuidar la dieta en Acción de Gracias
 

2- Pacto: Si deciden que finalmente acudirán, pero hay relaciones tensas entre ustedes y algún miembro de la familia de su pareja, lo mejor es que opten por la tregua. No está de más que cuando lleguen hablen con la persona con la que tienen la controversia y firmen la paz, aunque sea tan solo por un día.

3- Aliados: Siempre habrá alguien afín a quien puedan aliarse, ¡búsquenlo! “Siempre habrá una nuera, un cuñado o su propia pareja que las entienda y las comprenda”. Piensen que lo mejor es llevarse bien con la familia política. No olviden que son los parientes de su pareja y al fin y al cabo es muy importante también que sus parejas no se sientan mal.

4- Sonrían: Como dice el refrán, “no hay mal que cien años dure”; es decir, traten de ser positivas y pensar que Thanksgiving es tan solo una vez al año. No es un gran esfuerzo. Pongan su mejor sonrisa y dispóngase a disfrutar.

  • Así que ya lo saben, disfruten del pavo, de la compañía y del comienzo de unas preciosas fiestas… ¡Las Navidades ya están aquí!
 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios