image for ¿Enamorada de tu jefe? Cómo manejar la situación

¿Enamorada de tu jefe? Cómo manejar la situación

La vida nos sorprende con cientos de situaciones que no sabemos controlar y si hablamos de sentimientos, esto es un mundo aparte. ¿Cuántas veces se han enamorado de la persona que no es la indicada? ¿Cuántas veces han deseado no haber conocido a la otra parte, para no sufrir el desamor después? En esta situación de enamoramiento no correspondido o no aconsejado, existen muchos casos diferentes y uno de los más comunes es enamorarse de su propio jefe. ¿Nunca les ha ocurrido? Diariamente pasamos mucho más tiempo en la oficina que en nuestras propias casas y hay ciertas situaciones que se nos confunden. Enamorarse de su jefe es algo mucho más habitual de lo que se imaginan y a la vez, puede ser una de las situaciones más estresantes. Si es correspondido, aquí les dejamos algunos tips para gestionarlo de la mejor manera posible:

1- En el trabajo, fuera complicidades: Recuerden siempre que de puertas para adentro es su jefe. Es decir, nada de menciones cariñosas o tratamientos que sean más habituales entre una pareja que entre jefe y empleado. Ya no solo por ustedes, sino también por el resto de los compañeros de trabajo que puedan llegar a sentirse muy incómodos, en caso de ser testigos de ese tipo de situaciones.

2- Discusiones: Deben aprender a separar trabajo de ocio también en este terreno. Sabemos que es complicado, pero deben intentar hacerlo si no quieren acabar mal. Las discusiones de trabajo, en el trabajo deben quedar y lo mismo con las discusiones de pareja.

3- Obvien los comentarios: Llegará un momento en el que su relación (si es algo serio), trascienda y sus compañeros lo comenten. No lo vean como algo malo porque probablemente ustedes harían lo mismo. Llévenlo con naturalidad y sean maduros para afrontarlo de la mejor manera posible. Nadie dijo que sería fácil.

Lee más
thumbnail of feature post
10 frases que tu jefe nunca querrá escuchar de ti
 

Desde la revista Elle, abordan el tema y se detienen en las fantasías y realidades:

“La erótica del poder se concreta en relaciones imposibles marcadas por la admiración hacia un ideal que en ocasiones refleja anhelos personales”.
“Pueden rendirse a los encantos de la autoridad y descubrir que no es oro todo lo que reluce”.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios