image for 6 <i>tips</i> para que el Mundial no dañe tu relación de pareja y familiar

6 tips para que el Mundial no dañe tu relación de pareja y familiar

Con la llegada del Mundial arriban varios problemas que afectan la relación de pareja y con los hijos. Incluso, la doctora Claudia Sotelo, directora del Centro de Especialización de Estudios Psicológicos de la Infancia en México, define el fenómeno como uno de los meses más improductivos en materia laboral de cada cuatro años, donde también se presenta una baja en el rendimiento escolar de los menores, y de igual forma, se originan conflictos diversos que afectan, en cierta medida, la estabilidad del hogar. Hay desatención de la pareja, las tareas cotidianas de la casa pasan a segundo plano e incluso hay cambios en la vida social: si no se negocia esto en familia, generará desaguisados familiares.

María Esther Flores Sandoval, Máster en terapia familiar y de pareja, nos da seis tips para evitar conflictos dentro del hogar en época de Mundial.

1. No competir contra el fútbol.

Hacer un convenio para que exista una compensación para la novia o esposa a la que no le gusta el fútbol. El hombre debe ser consciente de que finalizado el juego, dedicará tiempo a su familia. Tampoco es recomendable que las mujeres programen actividades como salidas al cine, cumpleaños o fiestas para ese día.

2. No expresarse de mala manera.

Si decidimos compartir con él, mostrar siempre una actitud positiva pues de lo contrario puede provocar discusiones que afecten a los hijos. Las mujeres podemos participar unos minutos y luego retirarnos para realizar alguna actividad que nos guste. A los hombres les gusta que les preparemos las distintas comidas para ver el juego.

3. Evitar el exceso de alcohol.

Ver un partido de fútbol con algo para beber o comer es una obligación para cualquier hombre. Como sociedad acostumbrada a reunirse en torno a una comida, un encuentro para ver con amigos el partido de la selección no puede prescindir de comida chatarra y alcohol. La emoción del juego puede llevar a varios a excederse con la bebida, y si el equipo gana, es obligación festejar brindando; por eso, es mejor evitar el exceso.

4. Desprestigiar.

No hablar de forma despectiva de las personas que gustan del fútbol porque se puede entender como un resentimiento que uno tiene hacia la otra persona.

5. No sentirse ignorada.

La peor razón de un conflicto por un partido de fútbol es sentirse ignorada. Cuando conocemos a nuestra pareja, la aceptamos con sus virtudes y defectos por lo que no podemos cambiarla.

6. Existen responsabilidades.

Los más pequeños de la casa suelen bajar el rendimiento en la escuela y las peleas con los padres se hacen constantes porque los hijos se pasan viendo los partidos de fútbol. Para evitar estas situaciones, las familias deben negociar la programación deportiva. La idea es que todas las partes deben hacer un sacrificio para ganar más al final. Los hijos no bajan sus calificaciones y los padres no faltan al trabajo.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios