image for El ghosting: la forma de ruptura sentimental más dolorosa

El ghosting: la forma de ruptura sentimental más dolorosa

En pocas palabras les diremos que ghosting es una nueva forma de acabar una relación. No se imaginen nada elaborado, o meticuloso, más bien todo lo contrario. El ghosting (como bien indica la raíz de su palabra “ghost”- “fantasma” en inglés) significa básicamente desaparecer sin dar ningún tipo de explicación a tu pareja. Es decir, nada de elegancia, ni educación, ni por supuesto saber estar. Desaparezcan de una forma egoísta y así estarán haciendo un ghosting. Además, según una encuesta realizada por la empresa inglesa YouGov, el 11% de los estadounidenses han recurrido a esta práctica para ahorrarse explicaciones con su pareja y un 13% la han padecido, tal y como publica Cosmopolitan. La revista además, se hace eco de una entrevista en la que un joven cuenta el porqué de su huida: “Después de varias peleas, decidí desertar. Hui con el fin de no herirlo más”, confesó Joe Stahl a The New York Times después de haber puesto punto final a su relación con su novio.

Algunos medios de comunicación, como la prestigiosa BBC, hablan de esta práctica como “la cruel manera de acabar con las relaciones en la era digital”. Obviamente no es para nada lo recomendable, teniendo en cuenta que la otra parte de la pareja merece siempre una explicación de lo ocurrido. Algunos defensores de esta técnica recuerdan que desaparecer significa también hacerlo de las redes sociales; es decir, que si lo practican, deberán también bloquear a su ex para que no sepa absolutamente nada de ustedes.

Lee más
thumbnail of feature post
7 razones por las cuales los hombres casados buscan una amante
 

Consecuencias: 

Según varios expertos consultados por la BBC, “el ghosting tiene consecuencias tanto para quien lo sufre como para quien lo practica. El primero ve su autoestima dañada y tiene que atravesar el periodo de duelo que conlleva el fin de una relación, sin tener todas las respuestas sobre los motivos de la ruptura. El segundo, si se trata de una relación consolidada, tendrá que hacer frente a los remordimientos y al sentimiento de culpa por haber dejado a alguien de esta manera”.

¿Qué recomendamos? Pues obviamente no practicar esta “técnica”. Hay que ser maduro y afrontar de frente la realidad de las cosas. En la vida hay que caminar pensando en que no debemos hacer lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros mismos. Bajo esta máxima, seguro que todo a nuestro alrededor irá mucho mejor.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios