image for 3 miedos que tienen todas las solteras (y no deberían)

3 miedos que tienen todas las solteras (y no deberían)

En la actualidad, cada vez más mujeres asientan su vida más tarde. Eligen casarse con más edad porque encuentran a su “media naranja” en periodos más tardíos que hace unos años. ¿Por qué? Bueno, todo influye, pero una de las principales razones es el ritmo de vida, el cambio en nuestras rutinas, la dependencia al trabajo. Algunos dirán que el miedo al compromiso por parte de la juventud actual, pero lo cierto es que ese miedo del que se habla puede ser muy subjetivo y depende de la persona. Dentro de ese periodo de soltería, están las mujeres que por un lado se alegran y aprovechan su momento “en solitario” para sacarle provecho y por otro lado están las que no pueden dejar de pensar en los “contras” que la soltería lleva consigo. Lo curioso de todo ello es que dentro de esos miedos de los que hablamos, se suelen cumplir unos patrones comunes que conviene recordar para que vean que no son ningún “bicho raro” y lo que sienten puede ser compartido por muchas más mujeres de las que se piensan.

1- Familia: Es uno de sus mayores temores. Quedarse soltera para muchas significa no poder formar su propia familia y no poder tener hijos. Esta idea las atormenta y las presiona demasiado. Si están en el lado opuesto, traten de hacerles ver que cada vida tiene infinidad de caminos diversos. Si el de la vida en pareja no es el tuyo, entonces es que hay algo mucho mejor preparado para ti.

2- Soledad: Estar sola no es algo que te preocupa demasiado, pero sí la soledad. Son cosas muy diferentes porque puedes estar sola y no sentir la soledad. Este sentimiento suele aterrar hasta que consigues verle el lado positivo. Se trata de sacar la parte buena de tu situación y antes de que te des cuenta, la soledad habrá desaparecido porque tú misma puedes llegar a ser tu mejor compañía.

Lee más
thumbnail of feature post
Por qué estar soltera puede ser lo mejor que te esté pasando
 

3- Hombre ideal: Solemos pensar que si no tenemos pareja es porque nuestra media naranja todavía está a la espera. Cualquier día, en cualquier momento cruzaremos miradas con él. Sin embargo, nos aterra que la realidad sea que simplemente no exista el hombre ideal y que al final sea un producto inventado por el que hemos estado luchando tanto tiempo. Nuestro consejo es que no seas tan exigente y dejes fluir las cosas. Al igual que tú no eres perfecta, tampoco ellos lo son.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios