image for Cómo olvidar a tu ex en 6 sencillos pasos

Cómo olvidar a tu ex en 6 sencillos pasos

depre

Él se fue, tú lo dejaste, sea como sea, él y la relación ya no son realidades en tu vida. Olvidar a tu expareja es la única forma de seguir adelante y de finalmente abrirte a la posibilidad de amar nuevamente. No hay un límite de tiempo en el que debas haber olvidado a tu ex (ni permitas que nadie te diga lo contrario) pero sí existen varios pasos que puedes seguir para hacer del proceso algo más suave y posible.

Mantente en el presente

La tentación está en tu mente: regresas a revisar toda la relación para pensar qué hubiera pasado si hubieras actuado diferente, dicho un “te amo“, dado un regalo, puesto más atención y esfuerzo. La realidad es que no tienes el menor control sobre el pasado y lo único que puedes vivir es el “ahora”. Concéntrate en tu trabajo, tus amistades, tu casa, tu familia, tú misma. Aunque es bueno hacer un posterior análisis de nuestras fallas en la relación, quedarnos atascadas en lo que pudo ser no tiene ningún beneficio.

Perdónate

Al tomar distancia de la relación, notarás que hay muchas cosas en las que fallaste, palabras hirientes que no debiste haber dicho y acciones que no fueron las mejores. También tu propio juicio pudo haberte fallado, cuando tenías la verdad de un engaño enfrente y decidiste ignorarla o cuando sabías que algo no estaba bien, pero silenciaste tu intuición. 

Evita pensar que “perdiste el tiempo”

Nada en la vida es realmente una pérdida de tiempo y aunque tu ex no haya sido el “amor de toda tu vida” fue el amor de esa parte de tu vida. Todas las experiencias son aprendizajes y lecciones que nos permiten crecer, avanzar y hacer las cosas mejor en próximas oportunidades. Las relaciones románticas son particularmente complejas porque nos llenan de sueños y anhelos que quedan hechos trizas en el momento en que se acaban. No pienses que lo que compartieron no vale, todo lo vivido tiene un valor.

Recuérdalo todo

¿Has notado como pasas horas pensando en su bella sonrisa, la vez que te sorprendió con un hermoso regalo o el viaje maravilloso que compartieron juntos? Aferrarte solo a los buenos recuerdos hace que veas a tu ex de manera idealizada y nada realista, haciendo más difícil que lo dejes ir. Después de todo, ¿quién no querría recuperar semejante relación tan maravillosa? Recuerda las cosas que no te llenaban, los vacíos que la relación generó en ti, las discusiones, sus fallas, las cosas que hizo que te hirieron, sobre todo recuerda el motivo que llevó a la decisión de acabar con la relación.

Añora el amor

En vez de aferrarte a la idea de que él regrese, de que él te abrace o de que él te llame, abre tu corazón a la maravillosa idea universal del amor. Prepárate para recibir ese abrazo, esa llamada y ese beso de una nueva pareja que llegue a tu vida. Así te parezca imposible en estos momentos, te vas a volver a enamorar. Si te perdonas, renuncias al pasado y te abres a nuevas posibilidades, volverás a amar.

Despídete del miedo

La mayoría de las veces cuando permanecemos aferrados a una relación que terminó se trata más de miedo que de amor. El miedo a quedarnos solas, a enfrentar la vida sin un apoyo, a romper con cierta rutina. Reemplaza pensamientos como “nunca amaré de nuevo”, “siempre me sentiré triste” y “este dolor no pasará” con alternativas reales como: “todo dolor cesa en algún momento”, “no puedo controlar lo que me sucede, pero sí cómo me siento al respecto” y “si tomo control ahora, lograré paz más rápido”.

Ante todo recuerda que nada dura para siempre. Todas las experiencias de la vida, incluyendo las relaciones llegan a su fin en algún momento y lo más seguro es que ya hayas superado una ruptura antes y hayas logrado volver a sonreír.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios