image for 10 razones por las que el sexo es mejor después del matrimonio

10 razones por las que el sexo es mejor después del matrimonio

¡Sí! El sexo es mejor luego de que te casas. Estarás casada y con muuuuuuchos privilegios. ¡Esoooooo!

Por favor, no creas en las historias trágicas que escuchas por ahí, que se pierde la magia cuando dices: “Sí, acepto”. Cuando uno se casa, tiene muchas ventajas para una dinámica sexual pasional, ardiente y consecuente. Tu vida cambia, para bien.

1. Dónde hacerlo ya no es un problema. Antes vivías con tus padres y él también o tenían roommate, lo que hacía los encuentros más difíciles o complicados. No tendrán que vivir pendientes de que alguien abra la puerta del cuarto sin tocar o de no hacer mucho ruido.

2. La hora y el día para hacerlo tampoco. ¡De día, de tarde, noche o madrugada! Ustedes escogerán la hora que mejor les convenga para darse besos, caricias y todo lo demás. No hay un horario establecido ni fecha en el calendario, como dice la canción.

3. No habrá estrés si se rompe el condónEsos días ya pasaron. Si por casualidad el condón se rompe, estás casada. Ustedes habían hablado previamente de tener o no hijos. Si sucede, es porque ambos lo deseaban.

4. Gozarás buscando bebés. Cuando deseen Ser Padres, tendrán las mejores semanas de su vida. Aumentará la cantidad de veces que harán el sexo por semana. Tendrán casi un maratón sexual. Las probabilidades de la concepción aumentan a mayor cantidad de veces que tengas sexo. Eso sí, recuerda monitorear bien tu ovulación porque si no terminarán exhaustos sin resultados positivos.

5. Un preámbulo más excitante. Sí, puedes comprar una botella de champagne, fresas, chocolate… frutas y comienza la acción. El preámbulo no tienes que tenerlo en el bar, puedes crear la atmósfera del bar en tu propia casa. Luz tenue, velas, aromas, música (la que les guste) y se dejan llevar. ¡Listo! Utiliza la imaginación. Una noche puede ser así; otra, pueden empezar en la ducha. Lo cierto es que tendrás un comienzo más sensual que antes.

6. Un esposo complaciente. Tu esposo ya sabe exactamente qué te gusta en la intimidad. No tendrás que tomar el tiempo para explicarle o guiarlo. De igual forma, él estará encantado con su esposa, la mujer que lo seduce y lo enamora.

7. No solo será sexo, harán el amor. Aquellos días en los que no sabías si realmente él estaba enamorado o que él se preguntara si tú realmente lo amabas pasaron. No hay preguntas, no hay dudas, solo hay compromiso. La entrega es genuina. Y el esperado “te amo”  lo dirán en el momento más indicado. No habrá reclamos… sino sexo y amor.

8. Orgasmos sí o no. El llegar al orgasmo es la cumbre del acto sexual; pero si eso no sucede hoy, no se acaba el mundo. Además, si no te pasó, lo hablan. Puede ser que ambos estén bajo mucho estrés o simplemente, no sucedió. Lo bonito del asunto es que lo puedes intentar al otro día o más entrada la tarde.

9. Tu vida sexual es privada. ¿Recuerdas como te pasabas contándoles a tus amigas cómo lo hacían los chicos que conocías y si pudiste llegar o no al orgasmo? Bueno, una vez se hicieron novios dejaste de contar todo. Pero ahora de esposa, eres una tumba. No dices nada. Y mejor, como dice el refrán popular: “En boca cerrada no entran moscas”. Nadie tiene que saber el tamaño del pene de tu marido. No es necesario.

Lee más
thumbnail of feature post
Cuatro accidentes sexuales y cómo solucionarlos (VIDEO)
 

10¿Y cuántas veces se hace por semana?  Las que quieras. ¿Que cuántas son recomendables? Algunos expertos dicen que 2, 3 o 4 veces. Otros dicen que no necesariamente eso mide la afinidad y el amor entre la pareja. Pero lo cierto es que ya no vivirás con el conteo y el trauma de… “¡Dios mío, la semana pasada no lo hicimos!”. Ahora tendrás muchas semanas en camino.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios