image for Cómo saber si tu pareja aún es un niño pese a su edad

Cómo saber si tu pareja aún es un niño pese a su edad

Es cierto que las mujeres maduramos mucho antes que los hombres. Aunque su edad sea igual o mayor que la tuya, puede ser que aún tenga rastros de su niñez arraigados a su personalidad. Y es que los hombres son como unos infantes con cuerpo de adulto en muchas ocasiones. A veces solo falta observar su comportamiento y pensar en un niño de 2 a 3 años para saber que aún no ha crecido emocionalmente o no ha vivido ciertas etapas.

Por ejemplo:
Es meticuloso con su comida: Puede ser que parezca tener un gusto sofisticado; pero si lo llevas a su esencia, es posible que el ser muy picky con los vegetales o la textura de un jugo sea producto de que en su infancia le dieron todo lo que él quería y no se acostumbró a probar cosas nuevas.

Lava más su carro que su cuarto: Si bien es una señal de que su auto es una posesión valiosa, solo tienes que pensar que un chiquillo valora sus carritos de juguete de la misma manera, solo que en esta ocasión el juguete ha crecido a su tamaño real. Un hombre que se preocupa por tener su coche bien meticulosamente limpio solo está en una etapa de impresionar a todos con su nuevo juguete.

Sus amigos son lo máximo: A veces el escuchar consejos de su pareja no es válido; pero si uno de sus amigos le dice exactamente el mismo consejo, entonces es una idea brillante. Esto resalta que ha intercambiado temporalmente la autoridad materna con su pareja y actúa a manera de desobediencia como cuando un adolescente ignora a sus padres.

Su mente se va al apartamento del sexo: Al momento de dialogar o de consultarle algo importante o tan simple como saber qué le gustaría cenar, su mente parece divagar entre la conversación actual y algo que le llama más la atención: tu cuerpo. Tal vez le estés preguntando si desea ir de compras o si prefiere ir al cine y él te responde con una insinuación sexual porque solo está pensando en llevarte a la cama. No es que no le importe lo que dices, es que no puede controlar sus instintos animales tal como lo haría un chiquillo, le da prioridad en su mente al deseo de su cuerpo antes que a otras cosas.

Se viste con lo primero que encuentra: Si buscas en su guardarropa, es como un mundo de piezas sueltas donde no importa el color; en su mente solo son para ponerse y le tiene sin cuidado si están sin combinar. Estar vestido es lo que le importa.

Lee más
thumbnail of feature post
Cosas que los hombres no toleran de las mujeres
 

Llora la enfermedad y la exagera: No hay nada peor que un chiquillo enfermo y las cosas se complican si el chiquillo mide casi 6 pies y pesa unas 180 libras. El hombre que aún es un niño busca esa comodidad y cariño materno cuando no se siente bien, se pone muy acongojado y algo tan sencillo como la gripe podría ser la peor de las dolencias, requiriendo cama y atenciones especiales como desayuno a la cama y jugo.

Se emociona por tonterías y pelea por tonterías: Si tu pareja logra un regocijo casi infantil por una promoción en el trabajo o con la salida del último videojuego, o si se enfada porque no le estás prestando mucha atención o le quitaste el último caramelo que quedaba, es un comportamiento infantil que aún no ha corregido.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios