image for Sexo: ¿antídoto contra los infartos?

Sexo: ¿antídoto contra los infartos?

Mucho hemos leído sobre los distintos beneficios para la salud que trae tener sexo de manera regular: mejora los patrones de sueño, nos ayuda a quemar calorías, mejora nuestro estado anímico y hasta nos hacer lucir más joviales y frescas. En cuestiones de falencias del corazón, sin embargo, la vieja concepción indicaba que quienes sufrían de un corazón “débil” debían abstenerse de los agites del sexo. Pues resulta que hacer el amor y tener orgasmos podría ser la respuesta para evitar los infartos.

Una investigación publicada en la edición de agosto de The American Journal of Cardiology estableció que los pacientes con dolencias cardiacas que tienen sexo por lo menos dos veces a la semana tienen un 50% menos de probabilidades de sufrir un infarto.

En conmemoración del Día Internacional del Orgasmo Femenino, un estudio realizado en Inglaterra con 100 mujeres que habían sufrido un infarto encontró que el 65% no lograba alcanzar el orgasmo, mientras el 25% que sí lo alcanzaban habían mejorado notablemente su salud cardiaca. La Fundación Española del Corazón resaltó además que tener sexo de manera regular incrementa los niveles de inmunoglobulina, lo que protege contra las infecciones y refuerza el sistema inmunitario.

Si bien es cierto que, según Red Salud, la tasa de disfunciones sexuales en las personas que han sufrido un infarto está dentro del 50 y el 70%, estas se deben no al consejo médico, sino a la depresión, miedo y ansiedad que se generan después de sufrir un paro cardiaco.

 

En términos generales, y claro, bajo supervisión médica, las personas sanas que llevan una vida sexual activa tienen menos probabilidad de sufrir un infarto, mientras quienes ya lo tuvieron pueden usar el sexo como una de las maneras de prevenir una recaída.

 

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios