image for Aceite de rosa mosqueta: beneficios increíbles para la belleza y la juventud

Aceite de rosa mosqueta: beneficios increíbles para la belleza y la juventud

La estética es algo que nos importa a todas, no todo se soluciona arreglándote y poniéndote maquillaje. También es muy importante el cuidado de la piel al natural. Al fin y al cabo, es la única piel que tenemos y más vale que cuidemos de ella.

El aceite de rosa mosqueta es un aceite vegetal con grandes propiedades para el cuidado de tu piel y cabello. Este se extrae de las semillas de una planta originaria de Europa que también crece en Chile y Argentina. Un producto que, una vez lo descubras, se convertirá en algo imprescindible para ti.

¿Qué contiene y para qué sirve?

  1. El aceite de rosa mosqueta contiene unas vitaminas que reducen las líneas de expresión y las arrugas, manteniendo una piel joven y radiante.
  2. Está formada por unos aceites grasos que mejoran la pigmentación de la piel, volviendo a dar color, tono y textura a tu piel. Así como también, ayudan a cicatrizar y promover la regeneración de nuestra piel.
  3. Tiene un alto componente de colágeno que protege nuestra piel de manchas, estrías y daños provocados por el sol.
  4. La combinación de vitamina C y ácidos grasos ayuda a eliminar manchas rojas y a curar la irritación de la piel.
  5. Por su parte, la vitamina A hace que recuperemos la humedad en la piel y mantengamos el agua, y así conseguir una piel hidratada.
  6. Y no todo es la piel, el aceite de rosa mosqueta al ser un aceite vegetal, ayuda a cuidar el cabello, combatiendo el cuero cabelludo seco y escamoso, así como un cabello seco y dañado por productos, tintes y planchas de pelo.

Conocemos la teoría. Vamos ahora a la práctica. Ya podemos estar usando el mejor producto de la farmacia, que si no lo hacemos de la manera adecuada no tiene efecto.

¿Cómo debemos aplicar en nuestra piel y cabello el aceite de rosa mosqueta?

Para el cuidado de la piel y conseguir esa piel deseada y cuidada, hay tres sencillos pasos que deberás seguir dos veces al día (mañana y noche):

  1. Es imprescindible desmaquillarse y limpiarse bien la piel antes de aplicar el producto.
  2. Hidrata tu piel antes de aplicar el producto. Esto hará que tus poros se abran y así el producto pueda entrar con más facilidad y actúe con más eficacia. Un buen momento para aplicarlo es después de una ducha, ya que el vapor del agua caliente abre tus poros.
  3. Momento de aplicar el producto, rocía unas gotas de aceite de rosa mosqueta en la yema de tus dedos y masajea suavemente con movimientos circulares hasta una completa absorción. Nos centraremos sobre todo en las zonas más propensas a arrugarse, como patas de gallo, comisuras y entrecejo. Así como esas en las que tengas manchas, irritaciones o cualquiera de los síntomas explicados anteriormente. 
    Lee más
    galería
    thumbnail of feature post
    Uñas con pompones, lo último de la moda en manicura (FOTOS)
     

Para el cuidado del cabello, por su parte, esta vez solo lo aplicaremos dos veces por semana separados entre sí; por ejemplo, martes y sábados. No lo aplicaremos cada día, ya que es un proceso más largo y complejo que el cuidado de la piel, y más días podría engrasar el pelo. Los pasos son los siguientes:

  1. Antes de aplicar el producto, debemos lavarnos la cabeza con el champú habitual y enjuagarlo con agua tibia.
  2. Aplicamos unas gotas sobre el cuero cabelludo con un algodón, masajeándolo en la cabeza como si fuese un lavado de cabello.
  3. Envuélvete la cabeza con un gorro de ducha y deja que el aceite de rosa mosqueta proceda con su efecto durante dos o tres horas.
  4. Por último, lávate el cabello de nuevo de la manera habitual. Y enjuaga bien el producto.

Te animamos a que hagas una foto de tu piel y/o cabello ahora, y otra un mes después de haber seguido ambos tratamientos para comprobar la eficiencia y eficacia del aceite de rosa mosqueta. Y así conseguir que más mujeres puedan verse tan bellas, jóvenes y cuidadas como tú.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios