image for Cómo cuidar tu piel correctamente a los 20, 30, 40 y 50 años

Cómo cuidar tu piel correctamente a los 20, 30, 40 y 50 años

Cuando me preguntan sobre la edad en que debemos comenzar a seguir una rutina de cuidado a nuestro cutis, me parece que debería ser desde el momento en que comenzamos a maquillarnos. Obviamente, para establecer el uso de cremas y tratamientos faciales debe ser a partir de exponerla a productos que no tienen que ver con la salud de ésta.

Hablamos con la doctora Maribel Pedrozo, conocida como “La alquimista de la belleza”, y aunque considera que debemos cuidarla desde siempre, nos enumeró los cuidados a partir de los 20 años.

A los 20 años

En esta edad es que debemos desarrollar buenos hábitos para preservar tu brillo juvenil, nos dice la especialista en cuidado facial. “Si me preguntan cuál es la rutina más importante que debes implementar les diré que es el aplicar religiosamente la protección solar“.

En esta esta edad es posible que notes la piel reseca por primera vez, así que una crema hidratante es esencial. Si eres una de las muchas veinteañeras que sufren acné, puede que veas que se ha desplazado de la frente y la parte media de la cara a la línea de la mandíbula, lo que significa que está relacionado con las hormonas. Es posible que los tratamientos para los brotes que has estado utilizando sean demasiado agresivos; es hora de cambiar a una rutina menos secante.

  • Limpieza

Lo mejor es lavarse la cara dos veces al día, pero si sólo puedes hacerlo una vez, hazlo por la noche: Nunca te acuestes con el maquillaje. ¿Sientes que tu piel está muy limpia después de limpiarla? Entonces la estás despojando de los aceites naturales necesarios, y acabará sintiéndose seca, tirante y con picores. Utiliza un limpiador facial sin jabón. Para las pieles grasas, uno con ácido salicílico o peróxido de benzoilo es una buena opción. Para las pieles mixtas o secas, prueba un limpiador cremoso.

  • Crema hidratante

Busca una con protección de amplio espectro (UVA/UVB) y FPS 30. También puedes utilizar una crema hidratante con dióxido de titanio u óxido de zinc. Aplícala por toda la cara, el cuello, el escote y -siempre que estén expuestas- la parte superior de las orejas.

  • Tratamiento para la noche

Los péptidos (cadenas de aminoácidos) pueden desempeñar un papel en la prevención de las líneas de expresión y las arrugas, así que prueba un sérum de péptidos con ingredientes hidratantes como el ácido hialurónico. Si tienes acné o ya ves signos de daño solar como manchas (hiperpigmentación), utiliza una loción o crema retinoide de prescripción o un producto que contenga retinol.

A los 30 años

Es en esta década cuando tu cutis puede empezar a parecer apagado debido a la lentitud de la renovación celular, por lo que la exfoliación regular debe ser tu máxima prioridad, puntualizó Pedrozo. Las amantes del sol( que no utilizan protector solar) verán un aumento de las líneas de expresión y de los daños, como las manchas oscuras y la pérdida de elasticidad, pero nunca es demasiado tarde para seguir el programa de protección solar. Esta es también la década en la que se empiezan a notar las patas de gallo, las ojeras y la flacidez de los párpados inferiores.

  • Limpieza

Utiliza un limpiador facial suave por la mañana y por la noche. Para dar más luminosidad a la piel apagada, prueba un limpiador con hidroxiácidos, que aumentan la renovación celular; también puedes usar un exfoliante suave varias veces a la semana o un cepillo limpiador.

  • Suero e hidratante

Sigue con la hidratante de amplio espectro con SPF 30; para un impulso extra de protección contra los agresores ambientales como la contaminación y los rayos UVA/UVB, aplícate un sérum de vitamina C. Busca uno que contenga al menos entre un 15 y un 20 por ciento de ácido L-ascórbico, la forma más eficaz de esta vitamina. Un aceite facial es una buena manera de hidratar y devolver el brillo. Recuerda, no te olvides de añadir protección solar.

  • Tratamiento para la noche

Tu objetivo debe ser reparar la fina piel del contorno de los ojos. Elige una crema para el contorno de los ojos con niacinamida (anti enrojecimiento), cafeína (antiinflamatoria) o retinol (para crear colágeno). Para el resto de la cara, un retinoide recetado o una crema de noche con retinol es la mejor opción para prevenir las arrugas.

A los 40 años

En esta década,  comenzamos más pronunciadas las líneas de expresión, las arrugas y otros problemas relacionados con la edad, como la pérdida de volumen. En las mujeres de piel clara, el daño solar sigue apareciendo en forma de manchas e hiperpigmentación. Y muchas mujeres se enfrentan a problemas relacionados con las hormonas, como el acné y la sequedad premenopáusica.

  • Limpieza

Utiliza un limpiador lechoso o cremoso por la mañana y por la noche. Siempre que sea suave, cualquier limpiador está bien, aunque si tienes granos ocasionales, prueba un limpiador facial con ácido salicílico.

  • Suero e hidratante

Para reparar y proteger, busca un sérum rico en antioxidantes, como la vitamina C o E, para ayudar a estimular la producción de colágeno. Si te preocupa especialmente el contorno de los ojos, dale a tu crema de ojos un impulso extra con un sérum especializado que contenga los mismos ingredientes. Sobre esto, pon una crema hidratante de amplio espectro UVA/UVB SPF 30.

  • Tratamiento de noche

El uso regular de un retinoide aumentan las reservas de colágeno y elastina, previniendo la flacidez futura. No sólo son antienvejecimiento, sino que también reducen el acné.

A los 50 años

Es cierto que a cualquier edad, pero es especialmente importante ahora. A los 50 años, nos damos cuenta de que no fumar, evitar la exposición excesiva al sol y controlar el estrés pueden tener un gran impacto.

Es posible que notes la piel está más fina y la flácida. La pérdida de hueso alrededor de la mandíbula puede producir papada; la pérdida de grasa puede crear un aspecto hundido. Las líneas y las arrugas se hacen más profundas y la hiperpigmentación aumenta. También puedes notar que su piel está seca y escamada.

  • Limpieza

Debes proteger tu barrera cutánea, porque cuanto más seca esté tu piel, más susceptible será de sufrir daños. Lávate tu rostro a diario con un limpiador cremoso e hidratante para pieles sensibles.

  • Suero y crema hidratante

Empieza con un sérum que contenga antioxidantes como la vitamina C o E, el resveratrol o el té verde. Sobre él, ponte una crema hidratante y un protector solar de amplio espectro con un SPF de al menos 30. La hiperpigmentación puede reducirse con cremas que contengan un 2% de hidroquinona, fitofenol o ácido kójico.

  • Tratamiento para la noche

Es sencillo: Hidratar y reparar. Necesitas una crema de noche rica en péptidos, un retinoide hidratante de prescripción, o una crema o loción de retinol. Si el retinoide provoca sequedad, mézclalo con una crema hidratante o de noche, o úsalo sólo tres veces por semana. Asegúrate de utilizar la crema de noche en el cuello y el retinoide en el pecho y el dorso de las manos.

 
Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios