image for Cómo mejorar un mal corte de cabello

Cómo mejorar un mal corte de cabello

No hay duda que pasar por la situación de que te hagan un mal corte puede ser decepcionante y frustrante; sin embargo, dependiendo de lo que no te haya gustado del corte, la mayoría de las veces tienen remedio. Maykel García reconocido estilista de Avant Garde Salón and Spa en Miami nos da muy buenas recomendaciones para primero evitar que esto suceda y si ya el daño está hecho, entonces tratar de resolverlo y que quedes complacida.

“Existen formas que te ayudarán a sentirte mejor al arreglar lo que no te haya gustado. Puedes escoger arreglarte el cabello en un corte que te guste más o puedes dejarlo crecer y tomar algunas medidas para esconder lo que no te gusta. También puedes tomar medidas preventivas para no terminar con un corte con el que te sientas descontento en el futuro”, puntualizó Maykel.

Medidas para evitar no quedar contenta con un nuevo corte de cabello

  1. Pide recomendaciones. Una buena forma de encontrar a un estilista de confianza es pedirles recomendaciones a clientes que conozcas del estilista. También, verifica sus redes para que conozcas sus trabajos.
  2. Haz una consulta con el estilista antes de que empiece. Si no estás contenta con el corte que tienes ahora o vas a visitar a un estilista por primera vez, reserva una cita de consulta antes del corte.
  3. El estilista te dirá qué cortes le van mejor a tu tipo de cabello y rasgos faciales, y lo que puedes esperar en cuanto a obligaciones de peinado de acuerdo con el corte que quieras.
  4. Lleva una imagen de lo que quieres. La mejor forma de evitar un malentendido con el estilista sobre lo que quieres es darle una imagen del corte que buscas. Busca cortes que te gusten en revistas de belleza o Internet y escoge tu favorito para llevarlo al salón.
  5. Comunícate, claramente, con tu estilista sobre la forma en que usualmente usarías tu cabello. Si normalmente no le dedicas mucho tiempo o esfuerzo a peinarte, díselo al estilista para que no te haga un corte que requiera mucho peinado para que se vea bien. De acuerdo con tu descripción o la imagen, el estilista te dirá si el corte mismo es bueno para ti o si sería mejor hacerle una variación ligera.

Pero si ya es tarde y estas pasando por la situación de que no te gustó el corte, te recomiendo lo siguiente:

  1. Si es que las capas no te gustaron. Las puedes disimular con ganchos, sombreros o un moño. Los ganchos y otros accesorios, como las hebillas, son útiles si estás tratando de esconder las capas que no te gustaron capas. Lleva las secciones que quieres esconder debajo de otras y asegúralas con hebillas bonitas que tantas hay en el mercado.
  2. Si te quieres hacer un moño, aplícate un suero alisador al cabello y llévalo hacia atrás en una cola de caballo. Envuélvelo alrededor de la cola formando un círculo para crear un moño y asegúralo con un coletero. Usa un suero alisador y horquillas para asegurar cabellos electrizados en su lugar.
  3. Esconder flequillos indeseados. Si tu estilista te hizo un flequillo adelante que no te gusta, usa una bufanda o un headband para esconderlos hasta que crezcan. Cuando estés lista para que el resto de tu cabello esté más corto, infórmale al estilista que quieres que mezcle el flequillo con el resto.
  4. Alisa los flequillos con gel para cabello. Si no quieres usar una bufanda o un headband todo el tiempo, aplícate gel al flequillo y empújalo hacia atrás en el estilo que quieras. Esto funciona bien con colas de caballo, moños o peinados cortos.
  5. Usa hebillas para esconder secciones que estén fuera de su lugar. Mientras esperas a que un corte muy pequeño crezca, prueba camuflarlo con ganchos u otros pasadores lindos.
  6. Utiliza la plancha rizadora para esconder lo disparejo. Si terminaste con un corte asimétrico que no pediste, crea ondas en tu cabello con una plancha rizadora para esconder las partes disparejas. Mientras más liso esté tu cabello, más resaltarán las hebras disparejas.
  7. Usa una plancha alisadora para el cabello que esté muy corto. En el caso de un corte que esté muy pequeño para tu gusto, puedes hacer que parezca más largo si le quitas las ondas naturales que tuviera con una plancha alisadora. Mientras más liso quede tu cabello, más largo se verá.
  8. Prueba las extensiones clip para el cabello que haya quedado muy corto. Si te quedó muy corto y te molesta la idea de esperar a que crezca, considera las extensiones de cabello. Llévalas a tu estilista y haz que los corten para que se mezclen con tu cabello.
  9. Piensa en un color nuevo o en iluminaciones para cohesionar tu apariencia. Si quieres dejarte crecer el cabello hasta que se pueda arreglar el corte, otra buena opción es teñirlo o hacerle iluminaciones. Así, se desviará la atención de las partes del corte que no te gustan.
 
Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios