image for La peligrosa moda brasileña que obsesiona a las mujeres

La peligrosa moda brasileña que obsesiona a las mujeres

Se llama marquinha y es la nueva tendencia que ha puesto de cabeza a muchas mujeres, especialmente a las brasileñas. Consiste en usar una cinta adhesiva o a veces esparadrapo que simula un bikini o traje de baño por más de tres horas para tomar el sol y casi sin protección de los rayos ultravioletas. Quien ha impulsado esta moda es Erika Romero, una emprendedora de 34 años que fundó su negocio, Erika Bronze, en la terraza de su casa ubicada en el barrio de Realengo, en la zona oeste de Río de Janeiro, Brasil.

El negocio de esta chica es bastante curioso, pues según aseguró al portal Huffington Post, la idea nació porque desde su adolescencia tenía el hábito de ponerse una cinta aislante para tomar el sol. Su popularidad ha sido tal que ya varios centros estéticos han incluido dentro de sus servicios la marquinha y su costo es de $20, según datos de Abc.

Pero, ¿cómo lo hacen? En la cuenta de su fundadora, que tiene más de 37 mil seguidores, se aprecia el proceso.

Según la agencia EFE, Erika facturó el verano pasado más de $25.000, y esta temporada planea llegar a más de $32.000. Para lograrlo, abre las puertas de su terraza de 6 a 9:30 de la mañana, para evitar —según ella— el sol más fuerte. “Las clientas que tienen la piel más blanca usan factor 30; las morenas, factor 15. Pero todas tienen que ponérselo”, afirma la empresaria. Y es que según contó, desde las 5: 30 a.m. sus clientas están dispuestas a pelearse por una de las 25 sillas que tiene disponibles.

De acuerdo con el dermatólogo Francisco Chávez, quien diera declaraciones a un medio estadounidense, cualquiera de estas tendencias que exponga la piel al sol más de lo que realmente tiene la capacidad de soportar es peligrosa y lo relaciona con el cáncer de piel.

??? #nofilter #marquinha #Dacordopecado #morena #bronze

A photo posted by Juliana Maciel (@macieljuu) on

Pese a su auge, la Sociedad Brasileña de Dermatología condena esta práctica, así lo mencionó el doctor Leonardo Spagnol a Huffington Post.

“Tomar el sol para broncearse puede generar quemaduras de primer y segundo grado. Esto aumenta las posibilidades de sufrir melanoma, un tumor maligno de piel”, alertó el especialista. “Cuanto más blanca es la piel, mayor probabilidad de quemarse y de sufrir melanoma. Esas personas no deberían broncearse”. Además, afirma que la Sociedad Brasileña de Dermatología no tiene conocimiento de la crema bronceadora de la emprendedora.

Si en tu caso buscas lucir una piel color canela, lo aconsejable es tomar el sol por ratos cortos, a diario, con un protector solar adecuado (mínimo con factor 30) y evitar hacerlo de 10 a.m. a 4 p.m.

Lee más
thumbnail of feature post
Peligrosa moda de belleza con la que podrías quedarte sin cejas (VIDEO)
 
 
Instagram @erikabronze
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios