image for Masaje corporal reductor: El secreto de las famosas para moldear la figura

Masaje corporal reductor: El secreto de las famosas para moldear la figura

El masaje corporal reductor, es el secreto de muchas famosas para moldear la figura. Eso es lo que asegura, Gloria Hincapié, mejor conocida como “Manos de oro”, pues ha ayudado a que celebridades como Chiquinquirá Delgado, Bárbara Bermudo y Alicia Machado, mantengan ese cuerpazo

Su técnica, lejos de procedimientos invasivos, consiste en un masaje corporal reductor por medio del cual se mueven los tejidos adiposos llevándolos hasta el sistema linfático para eliminarlos del cuerpo. Creó además su propia línea de tés naturales de piña que ayudan en el proceso de eliminación de toxinas y que se toman luego de cada tratamiento.

“Sabía que tenía que haber otra forma que no fuera la típica de dar pellizcos y echar la piel para arriba y para abajo”, dice la colombiana, quien cuenta actualmente con spas en Miami, Colombia y más recientemente en Nueva York. “Vamos moldeando y haciendo un arrastre de la grasa, llevándola a la parte linfática, y haciendo que el mismo cuerpo la elimine”.

Además, aunque el ejercicio funciona como un complemento, ella recomienda que primero se realice el tratamiento y luego se ejercite el área. “Luego de que ya no hay grasa puedes continuar haciendo ejercicio. Primero hay que barrer, para luego mapear. Ahí entramos nosotros. Llegamos a donde el gimnasio no puede llegar”, asegura.

Su especialidad es atacar la celulitis que se forma en la piel activando el sistema inmunitario, nervioso y circulatorio. Además, presta atención especial a las áreas difíciles de llegar donde se acumula la grasa con más facilidad, como lo son la parte alta de los brazos, gorditos de las caderas y pequeños bultos en el abdomen.

Para notar mejores resultados, se requiere que la persona se comprometa con 20 a 30 tratamientos en el periodo de uno a dos meses. El precio varía de acuerdo con el área a trabajar y cantidad de visitas, aunque asegura ser más bajo si se compara con procedimientos más invasivos.

La meta final para la experta en masaje corporal es que la persona rebaje pulgadas y logre esculpir y realzar su cuerpo. “Al ojo se ve más moldeada, es como una cirugía pero con las manos”, dice.

Nuestra experiencia:

Fuimos a explorar este innovador tratamiento, y en menos de seis visitas comenzamos a ver algunas diferencias. No es recomendable para mujeres muy sensibles al dolor, ya que el proceso requiere de toques fuertes en la piel y puede dejar algunas marcas temporales. Tampoco para quienes tienen agendas muy ocupadas, ya que necesita de varias visitas seguidas para ver resultados. Sin embargo, sí es perfecto para aquellas que prefieren opciones naturales e instantáneas, cuentan con flexibilidad de tiempo, y están comprometidas con conseguir el cuerpazo que tanto desean en poco tiempo.

 
Foto: Gloria Hincapié
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios