image for Si estás considerando blanquear tus dientes, lee este artículo primero

Si estás considerando blanquear tus dientes, lee este artículo primero

Aunque la nueva normalidad nos obliga a llevar nuestra sonrisa oculta detrás de las mascarillas, no debemos desatender nuestra salud y apariencia dental. Una de las cosas más importantes que podemos hacer por nuestros dientes y encías es mantener una buena higiene bucal.

La buena salud bucal es importante para nuestro bienestar general y la apariencia de unos dientes blancos nos dan mas confianza a la hora de hablar y sonreír.

El tema del blanqueamiento de los dientes trae muchas preguntas. Por eso consultamos al reconocido dentista puertorriqueño Dr. Gerardo Beauchamp conocido como “Arquitecto de Sonrisas”, y nos aclaró las principales dudas que nos ayudarán a tomar la decisión correcta.

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

Un blanqueamiento es un proceso en donde se aplica sobre la superficie del diente un químico (por lo general peróxido) que penetra en los poros del esmalte dental con la finalidad de limpiar los residuos acumulados y, por ende, blanquear el tono de la dentadura.

¿Cuál es la diferencia entre blanqueamiento interno y externo ?

Hay dientes que se manchan porque han perdido su vitalidad y, a causa de eso, el diente se torna amarillento, verdoso o de color oscuro. Cuando vemos estos casos, se puede proceder con un blanqueamiento interno que consiste en abrir un orificio por la parte posterior del diente y realizar el proceso con el químico desde al interior de la pieza. Por lo general este proceso se hace en dientes particulares mientras que el blanqueamiento externo se hace en toda la boca con fines meramente estéticos.

¿Cuáles son las principales causas de manchas en nuestros dientes?

La fuente de manchas en el esmalte dental son muchas y son más marcadas de acuerdo a los excesos y al cuidado que le demos a nuestros dientes.  Los aditivos y colorantes que se le añaden a las comidas son los causantes número uno de la pigmentación del diente, sobre todo las bebidas que, al consumirse, tienen más contacto con la superficie. Entre las más comunes se encuentran los jugos de uva, el vino y el café.

¿Cómo podemos prolongar el resultado después de un blanqueamiento dental?

Lo primero es tratar de evitar el consumo de los productos mencionados anteriormente luego del blanqueamiento y posteriormente, tratar de evitarlos. De igual forma la higiene diaria es necesaria para prolongar los resultados. Limpiarse los dientes de inmediato después de comer y apoyarse en productos como el irrigador dental, que es muy útil para despegar partículas del diente y mantener un color más blanco, es fundamental. 

¿Cuál es la diferencia entre un blanqueamiento dental realizado en una clínica dental y los caseros?

La diferencia recae en los cuidados y en la duración del proceso. El químico que usamos en la clínica es más potente y concentrado, por ende, es más detallado y se trata de proteger las encías al momento de la aplicación. Uno de los métodos más atractivos es el Zoom Bleaching en donde se coloca 4 veces el químico sobre el diente en periodos de 15 minutos mientras se activa con una luz especial. En el caso de los métodos caseros, por lo general se hacen a lo largo de 5 días en periodos entre 10 a 20 minutos pues son menos fuertes, algunos incluso incluyen días adicionales por si la persona no queda contenta con el color pueda aclarar los dientes un poco más.

 ¿Cuántas sesiones son recomendadas?

Cuando se hace un blanqueamiento dental en el consultorio el efecto dura en promedio entre 1 y dos años, mientras que el casero tiende a revertir el diente hacia lo amarillo en un periodo más corto.  Sin embargo, cada caso requiere una consulta con el especialista para determinar cuál es la alternativa adecuada. Lo cierto es que el mejor momento para hacer un tratamiento de este tipo es justo después de una limpieza, cuando el diente ha sido limpiado de su sarro y de cualquier residuo que se haya adherido.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Lo más común después de un blanqueamiento dental es la sensibilidad porque se abren poros en el esmalte dental pero también la raíz del diente tiene poros y cuando se exponen generan esa molesta sensibilidad, para eso el especialista debe preparar al paciente antes y después del proceso tomando en cuenta que el Fluoruro es aliado para aliviar esos síntomas.

¿Qué debemos considerar antes de hacernos un blanqueamiento dental?

Entender cuán grave es el color y decidir con la ayuda de un profesional dental cuál tratamiento es el requerido, el clínico o el casero. Si hay trabajo dental previo, como resinas o coronas, también hay que tomar en cuenta que el trabajo dental no blanqueará, las resinas y las porcelanas no cambiarán su color.

¿Quiénes no deben someterse a este tipo de tratamiento?

Hay pocas contraindicaciones para el blanqueamiento dental, sin embargo, personas con tratamientos previos como coronas no verán mayor efectividad en este tipo de procesos, de igual forma, aquellos con manchas severas de tetraciclina, un antibiótico oral usado hace más de 4 décadas que deja marcas fuertes en el esmalte, tampoco son candidatos ideales para este tratamiento, más si lo son para el diseño de sonrisa.   Esto es un proceso sano y no debería causar ningún detrimento al diente.

¿Cómo podemos identificar cuando hemos logrado el máximo de blanqueamiento y que luzca natural?

Es una excelente pregunta. No hay un máximo, no hay un mínimo.  Cada persona entiende lo que quiere y desea del blanqueamiento de sus dientes.  Los especialistas tenemos unas guías de colores y sabemos cuáles colores se verán más naturales dentro de un rango determinado, sin embargo, es una decisión muy personal del paciente y va de acuerdo a su criterio. Los colores en el diseño de sonrisa exceden incluso los colores naturales y en el blanqueamiento podemos también llegar a colores extremadamente blancos, pero es un asunto que va de la mano del gusto de la persona que decide hacer el tratamiento. A algunos les gustan blancos muy artificiales y otros prefieren unos tonos más amarillos. Pero, todos tenemos una idea de que es demasiado blanco.  En personas jóvenes es más aceptado, en personas mayores se esperan más amarillos por los años.  Cuando vemos una persona mayor con dientes muy blancos, se nota que son falsos o se hicieron los dientes.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios