image for Tratamientos estéticos peligrosos: ¿De cuáles debemos huir?

Tratamientos estéticos peligrosos: ¿De cuáles debemos huir?

Antes de hacernos un tratamiento estético, debemos saber si realmente no es peligroso para nuestra salud.

Afortunadamente para todas las que nos gusta cuidar de nuestra apariencia y salud, cada vez surgen más tratamientos que reclaman ser la solución para cada una de las necesidades o deseos de cada persona. Sin embargo, es muy importante orientarse antes de someterse a alguno de ellos porque no todos son lo que dicen ser.

Entre lo principal que debemos indagar es si la persona que nos va a suministrar el tratamiento está debidamente certificada y autorizada a hacerlo. Por ejemplo, sabemos que hay algunos tratamientos estéticos que solamente un médico especializado puede realizar, pero ¿cómo podemos identificarlos?

“Esto varía un poco de acuerdo con la legislación de cada país, pero en general todos los tratamientos inyectables como bótox, plasma rico en plaquetas, rellenos con ácido hialurónico y aplicación de lásers ablativos (procedimientos donde llegamos a capas profundas de la piel), indicación de tratamientos hormonales como terapia sustitutiva hormonal con hormonas bioidénticas, uso de hormonas de crecimiento con fines antienvejecimiento y tratamientos para adelgazar con B-HCG, en mi opinión todos son procedimientos que deben ser aplicados por un médico experto”, nos explicó la Dra. Klara Senior, especialista en Medicina Estética y Antienvejecimiento, quien es fundadora y Directora Médica del Instituto Médico Esteti-K en Venezuela y socia de Esteti-K Miami.

Con relación a los tratamientos para las personas con acné, ¿qué tratamiento se debe evitar?

“En general, cuando hablamos de acné, más que un tratamiento a evitar es la adecuada aplicación del mismo. Se deben evitar limpiezas de cutis que no sean indicadas por el médico, sobre todo con acné nódulo quístico o inflamatorio donde el ‘apretar la cara’ puede extender la infección”, puntualizó la doctora.

Lee más
thumbnail of feature post
6 tratamientos de belleza terroríficos
 

Mucho se dice sobre los beneficios de los peeling químicos, sin embargo no todos son buenos para todo tipo de condición o tipo de piel. Sobre esto la doctora Senior nos explicó: “El tipo de ácido a utilizar lo va a elegir siempre el médico. El paciente no elige ni dirige el tratamiento. Como médico le planteamos al paciente el abanico de posibilidades, pero siempre el criterio médico es el que prevalece”.

La edad tiene mucho que ver con los tratamientos a los que no debemos exponernos. Sobre los ideales para las pieles jóvenes, la especialista nos recomendó: “Deben evitar los tratamientos caseros sin una adecuada prescripción o indicación médica, ya que muchas veces pueden empeorar el problema y dejar marcas o manchas en la piel, lo cual afecta notablemente la autoestima en una etapa tan importante como la adolescencia”.

Por otro lado, sabemos que hay algunas condiciones de salud que debemos considerar muy seriamente antes de someternos a cualquier tratamiento, por indefenso que nos parezca. Sobre esto la doctora Senior puntualizó:

Si eres diabética: Debes evitar los tratamientos invasivos inyectables en caso de que tu diabetes no esté controlada. Si tu hemoglobina glicosilada y tu azúcar están normales, puedes sin problema hacerte tus tratamientos.

Cuando el paciente ha tenido cáncer de piel: Debemos evitar realizar tratamientos con radiofrecuencia y plasma rico en plaquetas en la zona, ya que existe la “posibilidad, aunque sólo teórica, de diseminar o estimular el crecimiento de las células cancerígenas”.

Si estás embarazada: Yo siempre digo que a las mujeres embarazadas “ni con el pétalo de una rosa” porque cualquier problema que ocurra con el embarazo, puede ser achacado al tratamiento realizado. Ningún láser penetra lo suficientemente profundo como para afectar al embrión o feto, pero es mejor evitarlos en estos momentos en que “las hormonas están alborotadas” y la piel por ello se pone más sensible con tendencia a la pigmentación (manchas).

En el embarazo sí hay que evitar usar tratamientos corporales como radiofrecuencia y ultracavitación, además de evitar el uso de retinoides (vitamina A) tópicos e incluso vía oral, ya que pueden tener efectos nocivos sobre el bebé.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios