image for Alejandra Espinoza y Damaris Jiménez: El poder de las hermanas (PORTADA DIGITAL)

Alejandra Espinoza y Damaris Jiménez: El poder de las hermanas (PORTADA DIGITAL)

Alejandra Espinoza se une a su hermana, Damaris Jiménez, para realizar un podcast llamado “Entre Hermanas”, el cual tiene como tema principal empoderar a la mujer.

Alejandra vio la oportunidad de compartir esas largas charlas que mantenía con su hermana, Damaris, casi a diario y convertirlas en un programa que pueda ayudar e inspirar a otras mujeres. En este podcast se tratarán todo tipo de temas, desde la maternidad o el bienestar físico y mental, hasta anécdotas y consejos para todas aquellas que mujeres que lo puedan necesitar.

No se pierdan la entrevista exclusiva a continuación:

Siempre Mujer: Hace unos meses lanzaron juntas un podcast llamado “Entre hermanas”, ¿quién nos puede contar un poco sobre esta nueva aventura?

Alejandra Espinoza: Empiezo yo porque realmente arrancó conmigo porque me hicieron un acercamiento a mí desde el equipo de Pitaya, para lanzar un podcast. Estábamos muy indecisos todavía de qué se iba a tratar, de qué íbamos a hablar… Entonces, yo tenía muchas ideas porque me gusta hablar de todo (ja,ja,ja) pero no sabíamos exactamente cuál iba a ser el enfoque. Hice algunas pruebas y la verdad que, para ya casi cuando decidimos hacerlo con mi hermana, yo ya estaba como medio flaqueando y pensando que a lo mejor no era el momento correcto. A mí me encantan los podcast y los escucho de todo tipo pero como que pensé que a lo mejor si no encontraba la fórmula perfecta, por alguna razón era. En una de las reuniones yo les dije, ‘tengo una hermana que es estudiante de psicología y es lifecoach‘ e inmediatamente todo el mundo se emocionó y me dijeron, ‘¡sí, claro! ¿Y tú crees que ella quiere hacerlo?’. Yo no sabía si mi hermana iba a acceder o no. No hablé con mi hermana sino con su esposo y él me ayudó a convencerla y ¡así se dio el podcast “Entre hermanas”!

S.M.: Entonces Damaris, cuando te dijeron de hacer este podcast junto a tu hermana, ¿qué pensaste?

Damaris Jiménez: Al principio, la verdad que lo pensé porque obviamente por lo normal, por las miles de cosas que tenemos que hacer como mamás, y también trabajando, estudiante y todo… Pero al final, empecé a escuchar podcasts yo también, porque la verdad yo no estaba muy relacionada con los podcast, no voy a mentir, nunca he sido de escucharlos. Y me gustó mucho el hecho de que la gente me iba a escuchar que es, básicamente, lo que siempre he querido y lo que he buscado con la plataforma de Instagram. Entonces, esta fue la razón por la que dije que sí.

S.M.: El podcast como hemos comentado se llama “Entre hermanas”, pero… ¿cómo son ustedes como hermanas?

A.E.: Somos bien diferentes pero nos llevamos superbien, eso sí, nos llevamos muy, muy, muy bien. Las dos podemos pasar horas platicando y por esa razón le pusimos el nombre de “Entre hermanas” porque sabíamos que la plática iba a ser como una de las miles que tenemos. Tenemos formas de pensar, en ocasiones, un poco distintas. No somos tan parecidas como la gente se piensa. Crecimos en la misma casa, con los mismos papás, los mismos hermanos y bajo las mismas circunstancia y pues tendríamos que ser iguales, y no. Yo aprendo mucho de ella. Ella, como estudiante de psicología y lifecoach, me ayuda mucho abrir mi mente y la verdad que me encanta. 

S.M.: Damaris, ¿cómo definirías a Alejandra?

D.J.: Un poco, no sé… ¿extravagante? (ja,ja,ja). Lo que quiero decir con extravagante es que Ale tiene muchas ideas, es una persona que tiene 10 ideas en su cabeza y yo soy bien centrada. Yo soy una persona, que por ejemplo, tengo una meta, un plan de vida y eso es a lo que voy. Ale es una persona bien extravagante en su manera de pensar, tiene muchas maneras diferentes de pensar y yo me doy cuenta que a veces choco un poquito con eso y con lo otro. Ella es así, es su personalidad y creo que es lo bonito.

S.M.: Alejandra, ¿cómo es Damaris?

A.E.: Yo creo que ella, obviamente, es completamente lo contrario a mí en ese sentido porque ella sí tiene sus ideas muy claras. Yo soy como un alma que estoy en descubrimiento. 

D.J.: ¡Un alma libre!

A.E.: ¡Literal!, yo todavía estoy en eso, descubriendo un montón de cosas. Por eso te digo que a mi me encanta hablar con ella porque, pese a que soy mayor que ella, hay muchas cosas que aprendo de lo que ella me dice. Precisamente por eso que menciona, Damaris tiene todo en su vida mucho más claro que yo. Quizás por el estilo de vida en el que nos tocó crecer, a partir de los 20 años. Yo a esa edad me mudé a Miami, estaba sola y ya estaba tratando de buscármelas. A los 20 años, tú te casaste Damaris, ¿no?

D.J.:  Sí, me casé a los 20 años

A.E.: ¡Lo ves!, a ella a los 20 años le tocó centrarse en un matrimonio, en un hijo, tomar decisiones, entró a la escuela… Tomó decisiones muy diferentes a las que, probablemente, una muchacha de 20 años hubiese tomado si hubiera estado en la posición que ella está.

S.M.: Las dos son madres, esposas, trabajadoras, empresarias y ahora, se adentran en el mundo de los podcast, ¿cómo hacen para intentar balancear todo?¿Qué consejo les darían a otras mujeres para poder llegar a todo?

D.J.:  Yo creo que lo más importante es priorizar. Realmente, si te pones a pensar, con todas las cosas que tenemos en el plato, de tanto que tenemos que hacer, mamá, esposa, queremos tener un trabajo, queremos estudiar, queremos ser fitness… Yo lo que le aconsejo a la gente es que mejor prioricen lo que es importante y que hagan a su tiempo cada cosa porque eso de balancear, a mí se me ha hecho que es una tontería. ¡No se puede!

A.E.: ¡Total! Yo estoy con ella en eso. Tener tus prioridades bien claras. Por decirte, para mí, mi prioridad número uno siempre va a ser mi esposo, mi hijo y mi familia. De ahí en adelante, uno tiene que organizar su vida de acuerdo a lo que le conviene a uno y a su felicidad. De hecho, el otro día estaba hablando con una muchacha que me estaba haciendo una entrevista, y le estaba diciendo que yo era muy antisocial. Y entonces, ella me decía: ‘¡A poco!’. Y yo le decía, ‘es que yo no hago nada que no le aporte a mi vida. Ir a una fiesta, solamente por ir a una fiesta, si no le va a ayudar a mi matrimonio, a mi hijo o a mi carrera, me parece una pérdida de tiempo’. Siempre me ha parecido de esa forma. Para mí, esas son prioridades. Yo prefiero levantarme temprano y no salir, a ir a una fiesta que realmente no le va aportar nada a mi vida en absoluto. Por lo que, es difícil tener una vida balanceada que es lo que todo el mundo quisiera y soñara. Es el sueño de toda persona pero no sé si hay quiénes lo cumplan. 

S.M.: Nos gustaría hablar con ustedes sobre la maternidad, ¿cómo está siendo ? ¿Se parece a lo que se imaginaban?

D.J.:  Yo fui mamá bien chiquita. Yo me quedé embarazada a los 19 años y mi hijo ya tiene 8 años y la maternidad, pues sí, si ha sido como yo me lo esperaba, la verdad. He podido disfrutar muchísimo de mi hijo. He tenido una relación con mi hijo y he manejado la manera en la que lo educo como yo realmente he querido. Entonces si me preguntas: ¿te la imaginabas así? ¡No! Porque yo escuchaba a gente quejarse de los niños todo el tiempo, de que no tienen tiempo para nada… Yo siempre tengo tiempo para todo, sé muy bien coordinar mis tiempos. Tengo un hijo, pero yo sí me imaginaba teniendo una carrera, trabajando y teniendo ese tiempo para mi hijo y con mi esposo. 

A.E.: Yo creo que depende de la crianza que tengas. Porque hay madres que obligan a sus hijos hasta cómo se peinan, cómo se visten, pero si tú le estás dando otro tipo de crianza a tu hijo, pues sí se va poniendo más difícil. Por ejemplo, Matteo ahora no quiere salir de la ropa de ejercicio y así es como anda todo el santo día. El día de su cumpleaños así andaba. ¿Y qué hago yo? Probablemente, otra madre le hubiera obligado a que se pusiera lo que la mamá quiera que se ponga. Para mí con Matteo ha sido mucho más fácil de lo que yo me imaginaba. A veces, hasta me siento mal cuando la gente me pregunta. Todo el mundo tiene una vida distinta. Para mí, mi embarazo fue maravilloso. Yo quería que durara más tiempo, no fue difícil para nada. Cuando nació, también fue bastante fácil, pareciera que yo ya tenía cuatro o cinco niños. Nunca he sido una mamá de esas sobreprotectoras. Soy lo necesario y le dejo suelto hasta que lo que yo entiendo que debo hacerlo. Pero no, para mí ha sido maravilloso.

S.M.: Alejandra, ¿qué proyectos tienes para este año?

A.E.: Sigo trabajando en Univisión. Tengo mi proyecto al final del año, un reality. Tengo varias cositas pasando en la actuación que ya más adelante estaremos viendo. La verdad, es que yo sigo trabajando en muchas cosa. No soy del tipo de persona que hace y dice. Siempre, en cuanto mi trabajo, soy súper reservada. Pareciera que lo muestro todo pero no. Soy posiblemente un poco supersticiosa en ese sentido, como que no me gusta contarlo, no se me vaya a cebar, como decimos en México. Yo me siento sumamente agradecida por tener el trabajo que tengo, en el tiempo que lo tengo porque tengo la oportunidad de estar con mi hijo. 

S.M.: Además vemos por sus redes sociales que se cuidan mucho, tanto en la alimentación como en lo que se refiere al ejercicio físico, ¿qué consejos les darían a aquellas personas que quieren llevar una vida saludable como las suyas?

D.J.: Yo creo que lo más importante sería que sigan un plan de alimentación o un plan de ejercicio que se ajuste con su vida. Que no traten de tener expectativas demasiadas altas. Y si están empezando, que siempre tengan su plan, evalúen su vida, miren realmente a qué hora pueden hacer ejercicio, cuantos días son los días reales que pueden hacer y que empiecen poco a poco. 

A.E.: Justamente lo que dice Damaris, uno lo quiere tanto que toma decisiones apresuradas. Uno tiene que ser realista y tiene que ir paso a paso, no meternos tanta presión. Si nunca has hecho ejercicio, no esperes cambiar tu cuerpo en dos semanas o en 2 meses o ni siquiera un año. Hay que darle tiempo al cuerpo también para que se ajuste, tiempo a tu mente para que se adapte y yo creo que ya.

Foto: Alan Phillip 

 
Foto: Alan Phillip 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios