image for Ana Patricia, multifacética y ¡sin filtro! (PORTADA DIGITAL)

Ana Patricia, multifacética y ¡sin filtro! (PORTADA DIGITAL)

Ana Patricia Gámez es una mujer de esas que podemos denominar todoterreno. Mamá, estrella de televisión, empresaria, reina de belleza…¡y ahora hasta cuenta con su propio podcast!

La presentadora mexicana compagina su trabajo en el programa diario de UniMás “Enamorándonos” con la educación y la crianza de sus hijos, todo ello sin descuidar su relación de pareja y emprendiendo en negocios como su boutique online.

A pesar de tener una agenda frenética, Ana Patricia todavía saca tiempo para compartir sus experiencias y vivencias personales con sus millones de seguidores a través de su nuevo podcast “Sin filtro“. En las diferentes entregas, la mamá de Giulietta y Gael Leonardo, trata temas como la vida en familia, el éxito profesional, y el bienestar. ¡Hasta compartirá detalles de la relación con su esposo Luis Carlos Martínez, que pocos conocen!

Para saber más sobre Ana Patricia y su nuevo proyecto, no se pierdan la entrevista exclusiva a continuación:

Siempre Mujer: Ana Patricia, te has lanzado a una nueva aventura. Un podcast llamado “Sin filtro”, ¿cómo surgió la oportunidad?

Ana Patricia: Esta conversación surgió hace mucho tiempo, creo que hace más de un año. Tuve diferentes reuniones y la verdad que me llamó mucho la atención. Te voy a ser sincera, no lo veía tan en serio en el sentido de que bueno, era solo una conversación para ver si se daba o no. Luego fue pasando el tiempo y me dijeron. ‘Ana, los inversionistas que están dentro de este proyecto quieren sacar el podcast a principios de año, ¿qué te parece si en diciembre empezamos a grabar los episodios?’, y esto fue como en noviembre. Me encantó porque es una forma más de tener esa conexión con mis seguidores, con el público y de presentar a una Ana Patricia sin filtros, como bien se llama mi podcast.

S.M.: Cuéntanos, ¿por qué “sin filtro”? ¿Crees que tenemos vernos más naturales y no escondernos tanto detrás de otras cosas?

A.P.: Yo creo que todas las persona que estamos en el medio, y si no todas la gran mayoría, siempre se ponen como un filtro. No me refiero al que te hace la piel más bonita sino ese filtro donde las demás personas ven como que, no quiero decir la perfección, pero sí los highlights, los momentos más importantes de la vida de cada persona porque no van por la vida contando sus penas, sus rollos o sus problemas. Porque, ¿quién quiere seguir a una persona así?, ¿para qué? Ya cada uno tenemos nuestros líos y problemas. Entonces, “Sin filtro” es la conversación que yo llevo. En televisión hay que tener un poco de filtro porque obviamente no puedes salir así a hablar de lo que piensas, hay ciertas cosas que uno se limita y en las redes sociales igual porque a veces uno siente el miedo de qué van a decir o qué van a criticar. Pero la realidad es que a mi me encantó ponerle “Sin filtro” porque me están conociendo quizás de otra forma, estoy hablando tal y cual es Ana Patricia, delante y detrás de cámaras, cuando un micrófono está apagado, en la realidad de las cosas.

S.M.: ¿Qué temas vamos a poder oír en este podcast?

A.P.: Ahora sí que de todo. Es muy variado. Comencé con temas como por ejemplo, cosas que me preguntan en las redes sociales. La gente piensa que yo me cuido muchísimo, que hago dieta y ejercicio, y regularmente sí, pero como todas las personas yo tengo mis antojos. La realidad que uno cree cuando estamos en la televisión o en un concurso de belleza, como los que yo atravesé hace ya unos años, vivimos en otra realidad. Entonces, es platicar sobre experiencias, consejos que a mí me han servido y me han ayudado a cumplir sueños, a superar cosas tristes como la pérdida de mi perrita después de 13 años… Cada miércoles sale un capítulo y uno, por ejemplo,  ha sido la realidad de la vida balanceada que para mi eso es como un mito. 

S.M.: Nos gustaría hablar contigo un poco sobre la maternidad y sobre balance del que nos hablas, ¿te imaginabas que la maternidad era como la estás viviendo?

A.P.: Nunca me pregunté en mi cabeza antes de ser madre cómo era la maternidad. Simplemente un día dije, quiero tener hijos y tuve hijos. Entonces uno va aprendiendo en el camino, uno va analizando en qué balanza va poniendo su tiempo y su dedicación. Ahora estoy en esa etapa de la vida en la que quiero dedicarle más tiempo a mi familia y por eso estoy ejerciendo proyectos los cuáles me permitan trabajar como estoy ahorita conectada desde casa. La maternidad no es fácil, creo que así tengamos ayuda, familia, esposo, el mío me ayuda bastante, yo creo que uno aprende en el camino. 

S.M.: ¿Y qué aprendiste de tus padres?

A.P.: Mira,  mi mamá siempre fue una persona que fue ama de casa cien por ciento. Ella tuvo cuatro hijas y no trabajó, por decirlo así en una oficina o en un negocio, pero para mi el trabajo de madre es el más difícil ya que tienes que llevar un hogar, la comida, la limpieza, la escuela, los niños… Entonces, de mi madre aprendí eso, que una como mujer tiene que tratar de dar lo mejor a sus hijos pero sí con cierta restricción. Hay una frase que ella siempre me dice que es: “los hijos ni todo el amor, ni todo el dinero”. Y es algo totalmente cierto y no lo entiendes hasta que eres madre. Y de mi padre, que en paz descanse, [aprendí] a cumplir sueños. Mi papá siempre era de los que me empujaban hacia delante y me decía, “hija, usted la más chingona“. (¡Perdón por la palabra!). Él me empujó, gracias al apoyo que siempre mi padre me dio en ese sentido, [es que] yo pude lograr tantas cosas. 

S.M.: ¿Qué extrañas de tu papá?

A.P.: ¡Todo, todo! (dice emocionada). ¡Hay días que quisiera abrazarlo! No hay día que no lo recuerde. Pronto va a ser, bueno, hubiese sido, su cumpleaños y el año pasado yo quería que lo pasara conmigo pero empezó la pandemia… Pero esas llamada que él me hacía y que yo de repente, hasta la fecha, digo, “¡ay! no he llamado a mi papá”. Es algo como que uno lleva, no se supera pero se aprende a vivir. En la cocina tengo su foto y cada noche que llego del trabajo le doy las buenas noches y le digo: “papi, estabas en mi sueños y tengo ganas de verte”.

S.M.: Eres la primera generación de inmigrantes de tu familia en Estados Unidos, ¿cómo ha sido el camino que has tenido que seguir hasta ahora?

A.P.: Fíjate que no me puedo quejar.  Sí batallé los primeros tres años que llegué a los Estados Unidos en el sentido de que yo llegué sola con mi pareja, en aquel entonces, pero de mi familia soy la única oveja descarriada ya que toda mi familia vive en México. Acá me tocó aprender una nueva cultura, un nuevo idioma… Y ahora tengo mi familia. Por lo que en ese sentido, me ha ido muy bien desde el 2010 hasta la fecha que no he parado de trabajar. Pero los primeros años como todo inmigrante, uno se siente como desubicado y se pregunta, ¿qué estoy haciendo aquí?, ¿por qué me vine a este país? Ya después, uno le agarra el amor y agradece a este país. Aunque yo viva acá, yo le quiero inculcar a mis hijos, mi cultura, mis comidas, mi idioma y todo lo que soy como mexicana, pues mis raíces siempre las voy a llevar.

S.M.: Imaginamos que también los valores… ¿qué valores inculcas a tus hijos?

A.P.: Definitivamente los valores como el amor a la familia y el amor a esa tierra en la cual ellos no nacieron. Siento que lo estoy haciendo bien, porque ahorita Giulietta, que es la que más grande está y la que más entiende, me dice, ‘mamá, ¿cuándo vamos a ir a Navojoa?’ Navojoa es la pequeña ciudad de donde vengo y ella ama a su familia tal como si viviera aquí cerca y los vieran una vez al mes, aunque los ve una o dos veces al año. 

S.M.: ¿Y cuál es el proyecto de futuro con el que sueña Ana Patricia Gámez?

A.P.: Realmente yo siempre estoy llena de sueños, de proyectos, de cosas que quiero hacer. Pero si tú me dices, ¿cuál sería el sueño que quieres cumplir?, es educar bien a mis hijos, que crezcan con salud, darles, en el mejor sentido, todo como madre y pasar tiempo con ellos. Yo creo que para mí no hay mejor sueño que el tener una vida, como dije al principio, balanceada aunque sea difícil. Que ellos no sientan que su mamá porque está trabajando no les dedica tiempo. Yo creo que ese es uno de mis sueños ahorita.

S.M.: Y tienes muchas personas que te siguen, que ven en ti una figura en la  que reflejarse y a la que les gustaría poder parecerse, ¿sientes responsabilidad por ello?

A.P.: De pronto sí, porque digo, me pueden escribir mensaje sobre algunos temas en los que se identifican. Por ejemplo, una de las preguntas que más me hacen es cómo hago para sobrellevar el dolor de mi papá, porque cantidad de personas han perdido a familiares, no sólo por el cáncer, como fue mi caso, sino también por Covid o por cualquier razón. No es que yo les pueda dar una fórmula o algo que puedan hacer como para aliviar ese dolor pero para mí, el hecho de escucharlos o leerlos o mandarles un mensaje, yo creo que ayuda a reconfortar a esa persona que está pasando por eso. El decir, ‘estoy contigo’. Porque a mí me pasó. Me decían no llores, no sufras, él está en mejor lugar…y me pueden decir eso, pero la realidad es que el dolor se lleva dentro. De igual forma, yo viajé en las fiestas, y me dijeron, ‘es que qué irresponsable porque tus seguidores te están viendo’. Cada persona lleva una vida, cada persona es responsable de sus actos y de sus decisiones. 

S.M.: Por otro lado, ¿Te siguen afectando esas críticas o malos comentarios que aparecen en la redes sociales? 

A.P.: ¡Ya no! Al principio sí pero una se va haciendo un caparazón y ya, al menos yo, aprendí a filtrar entre los comentarios que son constructivos, que me van a ayudar y que me van a dejar algo bueno para aprender y crecer. Y los que son destructivos, simplemente ciao, no los veo, los borro o los bloqueo. En ese sentido, gracias a Dios, aprendí a manejar esta situación.

S.M.: ¿Dónde podemos oír tu podcast “Sin filtro”?

A.P.: Todos los miércoles hay un episodio nuevo y lo pueden encontrar en cualquier aplicación que tenga podcast, Spotify e incluso YouTube. Es totalmente gratis y lo maravilloso es que es como un programa de radio.

Coordinación: Latin Iconos @latiniconos

Fotos: Kike Flores @kikefloresphoto

Estilismo: Reading Pantaleón @readingp

 
Kike Flores
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios