image for Aylín Mújica: Sin miedo a nuevos retos (PORTADA DIGITAL)

Aylín Mújica: Sin miedo a nuevos retos (PORTADA DIGITAL)

La actriz Aylín Mujica triunfa cada tarde al frente del programa  “Suelta la sopa” (Telemundo), desde que se incorporara como rostro fijo del show hace ya unos meses.

La cubana ha sido muy bien acogida por el público y por ese motivo quisimos saber cómo vive esta nueva etapa en su vida como conductora de uno de los shows de entretenimiento más importantes y qué planes tiene para futuro.

¡No se pierdan la entrevista exclusiva que les dejamos a continuación!

Siempre Mujer: La última vez que hablamos empezabas tu andadura en ¡Suelta la Sopa! (Telemundo), ¿qué balance haces de estos meses?

Aylín Mújica: ¡Guau! Han sido casi nueve meses de mucho aprendizaje y crecimiento. Yo creo que nunca dejo de aprender en esta carrera. Esto es algo totalmente diferente a lo que he hecho antes. El conducir es algo muy fácil para mí. Aquí tienes que hacer un trabajo de investigación. Te dan el tema y tú tienes que desarrollarlo. Y no es un tema, son 5 temas. Sin teleprompter, de tu cosecha, tú redactas y hablas en un minuto lo que quieres expresar. Es como un máster de aprender a poder encontrar las palabras exactas. Así mismo, estoy aprendiendo, estoy creciendo  y me encanta salirme de mi zona de comfort. ¡Me encanta! Además, tengo a unos compañeros que son divinos y siempre me echan flores y yo me las creo (ja,ja,ja). Agarro lo mejor de lo que me dicen y me sirve para crecer también.

S.M.: Además el público te quiere muchísimo, ¿cómo llevas que tanta gente te siga y te vea a diario?

A.M.: ¡Estoy feliz! Es algo verdaderamente increíble y estoy contenta. Una no es monedita de oro que le tenga que caer bien a todo el mundo. Yo las críticas negativas, no es que no las vea, pero no me clavo ahí. Las leo y pienso que todo el mundo tiene derecho a opinar. Pero hay mucha gente que me quiere. Hay mucha gente que no conocía esta faceta de mí. De alguna manera, dices lo que piensas y te conocen un poquito más allá.

S.M.: ¿Cuál crees que es el éxito del programa?

A.M.: Yo creo que al público le gusta saber un poquito más allá, abrir la puerta de la privacidad de los artistas sin llegar a faltarles el respeto, por supuesto. Nosotros somos muy cuidadosos con eso. Yo creo que al que no le gusta el chisme, le entretiene. Nos encanta saber que si el agüita con limón que toma Chiquis, o saber si la madre de Luis Miguel está viva o qué…todo ese rollo es muy apetitoso y a la gente le gusta y le entretiene. 

S.M.: ¿Qué haces para aislarte de las malas noticias y hacer un programa de entretenimiento?

A.M.: Mi papá me regañaba porque yo soy muy espiritual, siempre pensando en lo positivo y haciendo ejercicios para manifestarme de forma positiva. Y creo que somos lo que creemos, definitivamente. Todo el tiempo que tú estás creando un pensamiento, lo haces realidad y lo manifiestas. Lo quieras o no, lo manifiestas. El universo responde a eso. Mi papá me decía, “es que tienes que estar enterada de las noticias”. Y desde hace 5 años para acá soy obsesiva de saber lo que está pasando en el mundo, no solamente dónde vivo sino en el mundo para estar informada. Pero cuando son demasiado negativas, me tengo que enterar porque es lo que está pasando y no lo puedo tapar con un dedo pero, no lo dejo almacenado en mi cabeza y trato de manifestar cosas positivas. 

S.M.: ¿Qué enseñanzas te han dado estos meses de pandemia?¿Qué lado positivo has sacado a esta situación?

A.M.: Primero, bajarle dos rayitas a la velocidad que no pasa nada si hay una cosa que dejas de hacer en el día porque la puedes hacer mañana. Aprendí a organizar mi tiempo. Aprendí a sacarme cosas que me estorbaban; los rencores. Tratar de hacer ejercicio para sentir menos miedo. Tratar de dedicarle más tiempo de calidad a mis hijos. No estar apurada porque yo creo que cuando un hijo te habla o te dice algo, es porque te quiere decir algo. Hay que parar de hacer lo que estés haciendo y darle atención. Son pequeños detalles que hacen grandísimos los cambios en tu vida. Todo eso es lo que he aprendido.

S.M.: ¿Y qué piensan tus hijos de ti cuando te ven conduciendo y trabajando en lo que te gusta?

A.M.: Ellos están contentos porque yo estoy contenta. Ellos no soportan verme estresada porque cuando yo me estreso, a veces, me pongo un subida de tono y ellos me dicen que por favor me relaje. Yo todo el día mi casa la tengo como si fueran los Estudios de Universal porque está todo ambientado con sonidos, con ambientes con música de meditación… Mi casa parece un set pero eso relaja mucho. Entonces, cuando mis hijos me ven que me estoy saliendo de mi cordura me dicen, ¨ponte incienso, ponte musiquita, relájate…”.

S.M.: Y cuéntanos porque también has vuelto a la universidad, ¿cómo te has lanzado en esta nueva aventura?

A.M.: ¡Sí! Ahorita estoy tomando las clase en línea pero yo creo que a partir de agosto empiezo a ir presencial. Estoy tomando clases de periodismo. He tomado muy pocas horas pero estoy muy contenta. No quiero hablar mucho de ello hasta que no tenga el título en las manos porque no quiero que se me cebe y no quiero decir mucho hasta no tener avanzado los estudios. Pero es un reto que me puse y yo creo que nunca es tarde para estudiar, para seguir preparándote y para seguir superándote. Claro que las tablas son el día a día, de estar ahí en el set, pero no está demás. Es algo para mí, ni siquiera es para exhibirlo. 

S.M.: Y con una vida tan ajetreada, ¿cómo intentas cuidarte por dentro y por fuera?

A.M.: Me gusta mucho el wellness. Soy una mujer que no quiero llegar a los 70-80 años toda operada. No me gustaría envejecer, no por verme vieja o mayor sino que no me gustaría envejecer por dentro, que mis células se mueran tan pronto porque yo creo que el envejecimiento viene del estrés, de todos los tragos amargos que tragas y de las células que físicamente y biológicamente se van muriendo y van envejeciendo. Y ahora hay muchas técnicas muy avanzadas. Hay una técnica de regeneración celular que consisten en empezar a prevenir las enfermedades que vienen con los años y a sacar las células de las mitocondrias y empezar a despertarlas con tratamientos celulares que no es nada más que cosas que tu propio cuerpo produce. Mi alimentación, si digo que hago dieta te mentiría, no hago dieta solo trato de comer sano. Tomo mucho jugo de zanahoria, remolacha, manzana verde, apio y jengibre, tres o cuatro veces a la semana. Me gusta hacer ejercicio pero tampoco me mato, no se trata de sufrir. Lo hago porque sé que te ayuda a sentirte bien, con la autoestima y con millones de cosas.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by 𝗔𝘆𝗹𝗶𝗻 𝗠𝘂𝗷𝗶𝗰𝗮 (@aylinmujic)

FOTO: URIEL SANTANA

 
FOTO: URIEL SANTANA
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios