image for El viaje oficial de los duques de Cambridge a Canadá costó más de medio millón de dólares canadienses

El viaje oficial de los duques de Cambridge a Canadá costó más de medio millón de dólares canadienses

La visita de Guillermo y Catalina costó a los contribuyentes 855.600 dólares canadienses entre costes de alojamiento, seguridad y un fotógrafo

 

La visita de ochos días a Canadá que el príncipe Guillermo de Inglaterra realizó junto a su esposa Catalina y sus dos hijos, los príncipes Jorge (3) y Carlota (1), a finales del pasado mes de septiembre costó a los contribuyentes del país 855.600 dólares canadienses, según ha revelado ahora VICE News a través de una petición presentada para obtener dicha información, considerada de dominio público.

En el presupuesto destinado al viaje oficial de la pareja real se cuentan 20.000 dólares destinados a contratar a un fotógrafo que inmortalizara sus apariciones públicas -además de otros 5.000 para realizar un álbum de recuerdo y varias fotografías grupales-, una suma similar a la que costaron los desplazamientos de los medios de comunicación que siguieron de cerca cada uno de sus pasos y la habilitación de salas de prensa en cada uno de los lugares que visitaron. A todo ello hay que sumar otros 10.000 invertidos en traducir a los dos idiomas oficiales de Canadá -el inglés y el francés- el programa del viaje y otros 30.000 dólares en la traducción de los horarios diarios, páginas web y otras informaciones similares.

Lee más
thumbnail of feature post
Shakira cancela sus compromisos en Estados Unidos por unos misteriosos motivos personales
 

El alojamiento de los duques de Cambridge y el de los dieciséis miembros del personal que les acompañaron supusieron un desembolso de 40.000 dólares, a lo que hay que añadir 10.000 empleados para proporcionar chóferes del departamento de Defensa Nacional que trasladaran a toda la comitiva real. Guillermo y Catalina también tuvieron a su disposición dos hidroaviones durante su estancia en Victoria, cuyo alquiler supuso 50.000 dólares, y un bote en el archipiélago de Haida Gwaii que costó 5.000.

Como no podía ser de otra manera, tanto el nieto de Isabel II como su esposa fueron agasajados con flores y delicias locales en cada una de las paradas de su viaje, unos gestos de hospitalidad que habría costado 13.000 dólares. A su llegada el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, también entregó a los duques un regalo valorado en 500 dólares -no se conoce exactamente cuál- e invirtió otros 2.000 en un “obsequio legado”, aunque en el presupuesto no se especifica ni qué era ni para quién.

 
Bang Showbiz
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios