image for Marjorie de Sousa: Arrasando en audiencia con su villana Julia Torreblanca

Marjorie de Sousa: Arrasando en audiencia con su villana Julia Torreblanca

Hoy, 23 de agosto a las  10 p.m. Este, se estrena por Univision “La Desalmada”, una serie que ya se estrenó en México y fue todo un éxito.

Esta historia, producida por José Alberto “El Güero” Castro, cuenta con un elenco estelar, que incluye a José Ron y Livia Brito, Eduardo Santamarina, Marlene Favela, Marjorie de Sousa, Azela Robinson, Sergio Basáñez, Alberto Estrella, Ana Martin, Kimberly Dos Ramos, Gonzalo García Vivanco, Francisco Gattorno, Verónica Jaspeado, Laura Carmine, Daniel Elbittar, Ale García y Raúl Araiza.

Y con Marjorie de Sousa, pudimos hablar momentos antes del estreno sobre su personaje, Julia Torreblanca, quien es la villana de la novela. ¿Cómo se siente al formar parte de este elenco estelar? ¿Qué siente al interpretar nuevamente a una villana? ¿Cómo está asimilando los grandes datos de audiencia y el cariño del público? Todo esto y mucho más, nos lo cuenta la actriz en esta entrevista exclusiva.

Siempre Mujer: ¿Qué nos puedes contar de este nuevo proyecto “ La Desalmada” con el que ya arrasaste con la audiencia en México?

Marjorie Sousa: Estamos emocionados, impresionados… ha sido un regalo para todos nosotros. Cuando hicimos la primera reunión todo el equipo dijimos, “tenemos que ponerle todas las ganas”. El público no pide que regresemos a las pantallas. Es una combinación muy explosiva, son todos actores de primera línea. Le dicen la novela de los protagonistas y literal, así lo es, y gracias a Dios, ha sido un regalo hermoso para todos nosotros.

S.M.: ¿Cómo esperas que Estados Unidos reciba la serie? 

M.S.: Esperemos y deseemos que en Estados Unidos les guste y les encante. Yo creo que sí va a ser positivo. La gente quiere ver este tipo de historias. Estamos de verdad que enamorados, impresionados y no queremos que se acabe. Ya a muchos nos tocó despedir a nuestros personajes y estamos todos muy tristes.

S.M.: ¿Cómo es tu personaje de Julia Torreblanca y qué ha sido lo más difícil a la hora de darle vida? 

M.S.: Julia Torreblanca es una mujer que me hizo retarme nuevamente. Te puedo decir que con este personaje yo volví a sentir cosas que había dejado un poco dormidas por alguna razón X o G, que haya pasado en mi vida. Y, ¿sabes qué? , sí tenía la necesidad de hacer una villana porque yo siento que ese tipo de personajes te ponen como a vibrar. Te exige mucho a nivel profesional, obviamente, pero también a nivel personal, físicamente y este personaje me devolvió mucho de esa seguridad, me puso como en esa onda y esas vibraciones que ya hace tiempo no sentía. Sí ha sido un personaje maravilloso, muy diferente a la penúltima villana que era Kendra. Julia es una mujer muy manipuladora, una mujer muy sensual con un matrimonio perfecto (entre comillas), con una hija hermosa , con un marido perfecto, con muchísimo dinero inclusive de la familia Toscano. Entonces, ocurre algo inesperado y pierden todo, se quedan en la calle y ella decide retomar una relación del pasado que además era como algo muy atractivo para ellos pero lo habían dejado en pausa porque eran familias amigas. Te estoy hablando de Horacio Toscano, que es el personaje de Eduardo Santamarina, con el que se genera un triángulo muy importante con Marlene Favela, Eduardo y conmigo. Esa historia tiene mucha pasión, mucho desenfreno, mucha locura… Estos dos personajes juntos, de verdad, que van a explotar en la pantalla. Tienen escenas muy fuertes y muy cuidadas.

S.M.: Hemos visto en el rodaje que has tenido que trabajar con caballos, ¿cómo te has sentido? 

M.S.: ¡Un chiste! Amo a los caballos, los amo profundamente y sí les tengo mucho respeto. La verdad que tengo mucho miedo a los caballos, cosa que me impresiona porque mi hijo hace equitación y me impresiona su control, como se planta y la seguridad que tiene cuando se sube. De hecho, el mismo profesor me dijo, “vamos a tomar las clases juntos, yo te doy también a ti” y yo como que …. ¡espérame! Y en ese espérame, ya llevo más de un año, ja,ja,ja. No me tocaron escenas de montar, me tocaron escenas cerca de los caballos pero, definitivamente, me han pasado cosas muy chistosas con ellos sobretodo con Marajá, que era el caballo de Eduardo. Es un caballo demasiado sensible, de hecho su nombre original es Sentimental, porque era uno de los caballos de Joan Sebastián y es el que están utilizando para la historia. Ese caballo es precioso, es dulce pero es muy temeroso y cualquier ruido le altera. Entonces, me tocó en dos ocasiones que yo llego con una pistola y porque no, me doy la vuelta y quedo de espalda al caballo. Al caballo le meten dónde lo bañan con silla y él no estaba acostumbrado a eso y al hacer ruido la silla con el metal, él se alteró y como estábamos cerca de él, se asustó y porque me quitaron de golpe porque dio una patada que casi me dio en la cabeza…

S.M.: ¿Cómo ha sido dejar a este personaje que te está dando tantas alegrías?

M.S.: Honestamente ha sido un proceso muy rápido. Nos tocó hacer esta historia en tiempo récord por el tema de la pandemia. La verdad, es que gracias a Dios, en la novela se dieron muy pocos casos y estábamos muy controlados con el tema de pruebas y me programé. Y literalmente hace dos días me despedí y dije, “¡no me despedí de nadie! Ósea me despedí pero ni me despedí como quisiera despedirme. Me rehusaba, yo no quería, yo estaba como que no quería hasta que ayer entendí [que el rodaje terminó] y empecé a escribir a todos. Subí una despedida para mi personaje a redes sociales porque sí es un proceso psicológico. Hay que darles la bienvenida a tu vida, a tus emociones, a todo tu ser, a esa persona que vas a representar y luego hay que darles como un velorio, un tiempo de decirles adiós, gracias por todo. Psicológicamente ayuda muchísimo y pues estoy en ese proceso. Llevo dos días con la energía en el piso, creo que emocionalmente me da mucha tristeza. Soy demasiado sentimental…¡odio despedirme! Mi cabeza y mi cuerpo se quedaron como conectados a mitad de la novela y están como que no entienden nada…Estoy en ese proceso de adaptarme otra vez y decir, “ya terminó y viene otra cosa. Todo está bien. Fluye y goza que la novela ahorita está al aire y disfruta esta parte también”.

S.M.: Por otro lado, te sirve el gran éxito que estás teniendo en este proyecto como ayuda para no prestar atención a las críticas o malos comentarios? 

M.S.: ¿Sabes qué? Si tú te pones a pensar en qué van a decir los demás dejas de vivir tú. Entonces, yo realmente no he pensado. Yo estoy haciendo lo que me gusta hacer lo que se hacer desde hace 20 años y creo que a la hora de la verdad cuando tú naces para algo y cuando esa pasión la tienes en ti, se refleja en al pantalla. Entonces, ya la gente se da cuenta automáticamente y dices, “al que le guste bien y al que no, también”. Yo estoy haciendo lo que me gusta y en este momento es lo más importante y lo digo siempre, hay que agradecer infinitamente lo que tenemos, lo que somos, que tenemos salud, que estamos haciendo algo que nos gusta y que nos permitan llegar a tantas personas y hacer soñar a tantas personas y a lo mejor alguna de ellas tiene algún problema muy importante y le hago soñar y olvidarse de sus problemas. Yo creo que ahí está la clave, disfrutar tú lo qué haces porque si te pones a escuchar a los demás, no vas a vivir. 

S.M.: Durante el rodaje, ¿has podido estar con Matías? ¿Cómo has hecho para compaginar todo?

M.S.: Fíjate que hasta en eso este proyecto ha sido bien importante para mí. Casi todo el proyecto lo hicimos en Marinalco y en otros pueblos y entonces como eran espacios muy grandes y no estábamos tan juntos, yo podía llevarme a mi hijo. Entonces, Mati me acompañó casi todo el proyecto. Estuvo conmigo casi en todo momento y la verdad que para él también fue bien importante porque vio lo que hago al cien por cien. Ya me había acompañó en otra novela pero era más chiquito y ahorita se involucró mucho conmigo, con todos los personajes. Era muy chistoso que ya se hizo amigo de todos mis compañeros y fue bien bonito porque la verdad todos lo trataron muy bien y Mati como que conquistó a todos y se enamoró de Kimberly y dice que es su novia, ja,ja,ja. Me hacía mucha gracia porque él es muy independiente, entonces el hecho de él saber que estaba acompañando a mamá, a parte de que se porta increíble, él podía ir a jugar porque había espacios para niños y él sabía que yo estaba allí, que lo estaba viendo, entonces no nos despegábamos. Y eso lo valoras mucho ya que esta novela me permitió también poder estar con mi hijo y vivir esa parte de que él vea más de cerca y que sienta todo lo que mamá hace. 

S.M.: Ahora que terminas el rodaje… ¿te vas ir de vacaciones? ¡A disfrutar de un merecido descanso! 

M.S.: ¡Me encantaría tomarme unos días de vacaciones pero honestamente la situación está tan fuerte aquí también con el tema del COVID que no sé, no tengo todavía claro qué voy a hacer. Me voy agarrar unas semana aquí en la casa como para organizar unas cosas que tenía pendientes y esperar a ver si baja un poco la ola porque ahora está afectando mucho a los niños, inclusive en las noticias ya se ve que los hospitales infantiles ya están a tope. Entonces, sí me da mucho susto aunque no le exponga en público tanto, si llego a irme de vacaciones, a lo mejor me lo llevo a una casa o a otro sitio donde estemos nosotros solos puesto que no podemos estar con mucha gente.

CRÉDITOS:

Foto @danielalonsofoto

Maquillaje @vanessaarellanomakeup

Cabello @carmen_garzon 

Estilismo @enricobompani

PR: Alberto Gómez @mediaconceptspr

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios