image for Natalia Jiménez y su pasión por la música mexicana en su nuevo álbum “México de mi corazón II”

Natalia Jiménez y su pasión por la música mexicana en su nuevo álbum “México de mi corazón II”

Natalia Jiménez acaba de lanzar su segundo álbum de música tradicional mexicana “México de mi corazón II”. El disco cuenta con la participación de Ana Bárbara, Gerardo Ortiz y Banda MS, y además tiene cuatro temas inéditos y fue producido por Sergio Lizárraga. El primer sencillo de este trabajo es “Mi ego”, junto a Joss Favela, autor del tema.

La cantante española ha escogido nuevamente las canciones más emblemáticas de la música tradicional mexicana para convertirlas en piezas únicas en este álbum.

Con motivo de este estreno, Natalia nos habló de su música, cómo ha sido la vuelta a los escenarios y su amor por México sin olvidar sus raíces españolas.

Siempre Mujer: ¡Enhorabuena Natalia! Tras el éxito obtenido con tu primer álbum “México de mi corazón”, ahora lanzas un segundo volumen. ¿Cómo te sientes? ¿Qué nos puedes contar sobre “México de mi corazón II”?

Natalia Jiménez: La verdad es que el primer álbum fue un exitazo y me quedaron muchísimas canciones fuera y decidimos hacer un segundo volumen, también por petición popular porque mis fans lo pedían. Desde hace un rato estábamos planeando el segundo, pero con esto de la pandemia, la verdad que se complicó todo muchísimo y tuvimos que esperara casi un año para sacarlo, pero, ¡al fin está aquí! Estoy muy contenta porque este álbum viene con cuatro canciones inéditas que era algo que no esperábamos hacer. Gracias a que tardamos mucho en sacarlo han pasado cosas buenísimas que han hecho que el disco sea muchísimo mejor. ¡Estamos muy contentos!

S.M.: Además, dentro del álbum vamos a encontrar colaboraciones con grandes artistas mexicanos y un productor de lujo como es Sergio Lizárraga, ¿qué significa para ti contar con todo este apoyo?

N.J.: La verdad que yo me siento muy honrada y agradecida. Me siento bien contenta de tener el apoyo de tanta gente del género regional. Yo siempre he coqueteado muchísimo con el mariachi porque me encanta, porque es un género que para mí es bien fácil poder interpretarlo, porque me sale del corazón. Al vivir tantos años en México, ahí la verdad que aprendí a entender el porqué del mariachi, por qué a la gente le gusta tanto, cómo se escucha, qué se toma cuando se escucha, ja, ja, ja …   Yo lo canto con todo el respeto del mucho y el hecho de que me apoyen siendo extranjera y que me muestren su cariño y sus canciones, es algo increíble. Por ejemplo, Joss Favela para este disco me dio la canción de ¨Mi ego¨ que es una canción hermosa. Y me siento bien agradecida. 

S.M.: Como comentas, aunque seas una española cantando un género tan mexicano como el mariachi, tienes una legión de fans que te siguen y que te admiran. ¿Cómo te sientes con esto?

N.J.: Estoy súper agradecida porque al final es algo que yo quería hacer desde hace muchísimos años. Yo cuando salí de “La quinta estación” lo primero que quería hacer era grabar con mariachis. El pop me gusta, está muy bien, pero me no me llena, no es algo que me haga sentir plena en el escenario. Siento que yo puedo dar más y que cuando estoy cantando el pop me siento bien limitada. Siempre escuchaba mariachi en casa y por eso en mis discos siempre metía alguna canción con mariachi. Y al final, por cosas burocráticas y porque la gente de mi alrededor me decía que no era el momento, que siguiera haciendo pop, que el mariachi no vende… no lo hacía. Y después saqué “México de mi corazón”, bien cabezona, y pues mira disco de oro, gira internacional…

S.M.: ¿Qué consejo le darías a todas aquellas personas que como tú quieren seguir un camino pero que por circunstancias no les dejan o no se atreven?

N.J.: Yo mido como el daño colateral que puede haber si lo hago. Y pienso, “¿qué es lo peor que puede pasar?”. Lo mido y si merece la pena, me meto. A mí me mereció la pena. Pensaba que el pop ya ha cambiado, el pop no es lo que era antes, no es la balada, ni el rock que yo cantaba y no lo va a volver a ser porque es otra generación, y pensé, “para qué me voy a seguir esforzando en algo que ni siquiera me llena para complacer a la gente que tengo alrededor y mis fans me están diciendo que haga mariachi y que saque un disco”. Entonces, me lancé, me ha ido bien y estoy muy contenta.

S.M.: Hace unas semanas empezaste una gira con la Banda MS y te subiste al escenario del Madison Square Garden en New York. ¿Cómo fue la experiencia de estar con una de las bandas de regional más importantes de México? ¿Qué sentiste al verlo lleno y estar con tus fans de nuevo?

N.J.: ¡Casi me muero! (Ja,ja,ja). Yo estuve allí con Marco Antonio Solís abriendo su concierto, pero iba con pop y es algo muy diferente. Salió muy bonito, pero esto que hice el fin de semana pasado fue algo increíble. Cuando salí al escenario y empezó la canción de “Costumbres” y todo el estadio gritando fue algo impresionante. 

S.M.: Natalia, está siendo un año muy bueno profesionalmente hablando porque además de este álbum en el que has estado trabajando, también eres coach en “La Voz Kids Colombia” y vas a hacer una gira internacional. ¿Cómo haces para poder estar con tu pequeña?

N.J.:  Sufriendo un poco porque la verdad que quisiera poder llevármela a todas partes conmigo, pero no se puede porque ya está en el año escolar. Entonces, ahora no me la puedo llevar conmigo. A Colombia me fui tres meses y vine nada más unos cuantos días libres que tuve a la mitad del viaje, pero estuve un buen rato sin verla. La veía todos los días porque nos llamábamos por la tarde por Facetime y hacemos el tonto, jugamos con dinosaurios… Ha sido difícil pero igual yo hago el esfuerzo de estar trabajando y estar con ella. Hago todo lo posible por estar más tiempo con ella. Aprieto los días de trabajo en una semana, ya que yo tengo una semana sí, una semana no con ella, aprieto todo mi trabajo en una semana para poder estar con ella. La verdad, que nunca paro, nunca tengo un break.

S.M.: ¿Qué dice tu pequeña cuando te ve en la televisión o cantando en un escenario?

N.J.: Ella es muy chistosa porque cuando me ve cantando por la casa me dice, “¡mamá, no! No cantes. Eso cuando estés de viaje”. Le da rolla porque sabe que cuando yo canto me tengo que ir y pues no le gusta escucharme cantar. A veces, es muy graciosa porque se pone y me imita con el vibrato y se pone a cantar cancioncillas. La verdad, que mi hija es muy chistosa.

S.M.: ¿Ha sacado esa vena artística tuya? ¿Se le da bien cantar?

N.J.: Ella es como yo cuando era pequeña porque yo de pequeña era un poco nerd. A mí me gustaban los dinosaurios, las piedras, los fósiles, los bichos…y ella es igual pero también canta. La verdad que se me parece bastante.

S.M.: Hemos visto por Instagram que tú misma te maquillas y te peinas para los conciertos. ¿Cómo lo haces para verte tan espectacular?

N.J.: Yo guerrereo, se llama guerrerear.  (ja,ja,ja). Yo prefiero que, si no hay que cargar con más gente, no cargo porque a veces, es mejor estar sola, hacértelo todo tú rápido y quitártelo de en medio. La verdad es que soy súper apañada. Yo me pongo mi pestaña, mis extensiones de pelo si me las tengo que poner y todo. 

S.M.: También has formado parte de la creación de los vestidos de la portada y de los vídeos musicales del álbum, ¿cómo ha sido este proceso y de dónde sacaste la inspiración para estos modelos tan espectaculares?

N.J.: Benito Santos y yo somos amigos y hemos hecho esta colaboración juntos para hacer el vestuario para todo el disco. Obvio que lo ha hecho él porque yo no coso. (ja,ja,ja). Le comenté que para este disco quería recuperar la elegancia mexicana de los años 50. Entonces, nos pusimos a ver películas, sobre todo yo, porque él me pasaba títulos y me decía lo que tenía que ver. Después de verlas, me encantaron todos esos vestuarios que traía María Félix, Lola Beltrán o Dolores del Río en las películas antiguas y los hemos querido recrear un poco para este disco. Yo le dije, “vamos a hacer vestido con el corte al tobillo, que tenga volantes abajo, que tenga un poco de influencia española, con escotes abiertos del hombro…”. Y así fue. También me hizo unos sacos con referencia al mariachi, cortitos y con flecos, sombreros, faldas charras con un concepto nuevo y más elegante… Obvio, yo le tengo mucho respeto al traje de mariachi, al traje de charro. Humildemente, yo no me voy a poner un traje de charro porque les tengo muchísimo respeto, por ello yo prefiero hacerme una versión de algo que recuerde a este traje pero que también que tuviera una influencia española. Y creo que lo hemos conseguido. 

S.M.: Por la pandemia no has podido ir a visitar a tu familia a España, ¿cómo estás manejando esta situación de no poder estar con ellos después de tanto tiempo?

N.J.: Ha sido medio difícil puesto que hasta junio no ha sido que se podía entrar y yo justo a partir de ese mes es que pude empezar a trabajar. No he podido ir, pero espero estar yendo ahora en diciembre con mi nena y con mi novio a ver a mis papás. No sé si estaremos en Navidades o Fin de Año, según la semana que me toque. Pero ya, ¡con unas ganas locas!

S.M.: Por último, ¿cómo te sientes personal y profesionalmente en este momento de tu vida?

N.J.: Me siento muy bien. Siento que lo de la pandemia estuvo horrible, porque sí estuvo horrible, pero yo tuve la suerte que no perdí a ningún familiar y que mi familia ha estado sana y han estado bien, aunque sé que para muchísima gente no ha sido el caso. Para mí la pandemia, personalmente, de alguna forma ha sido una bendición. Siento que me he realizado personalmente en todo este tiempo. He aprendido a hacer tantas cosas sola que antes no sabía hacer porque tenía a mucha gente a mi alrededor siempre haciendo las cosas por mí. Ahorita me siento mucho más independiente, mucho más fuerte y me siento superbien. Profesionalmente igual. Hemos pasado de la pandemia de no tener absolutamente nada de trabajo y de estar casi vendiendo cosas en eBay para sobrevivir a estar cantando en Madison Square Garden, tener una gira, la Voz Kids en Colombia e incluso estar coqueteando con una serie para hacer actuación en México. La verdad, que es una bendición. Ha sido bien difícil, pero todo lo que fue difícil ahora es bendición por todos los lados. 

S.M.: Mucha gente pensará que por ser cantante lo tienes todo solucionado y no sufres, pero realmente ustedes viven de los álbumes y conciertos que no han podido hacerse durante la pandemia…

N.J.: He sufrido horrible, pero hay que tirar para delante y aquí uno no se puede amilanar por las cosas que estén pasando en el mundo y tienen que sacarse las castañas como sea. Yo lo he hecho y me siento bien orgullosa de lo que hice en el último año. ¡Estoy feliz!

Fotógrafo: Rafael Pulido

Vestuario: Benito Santos

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios