image for Sandra Delgado, una dramaturga latina que traspasa fronteras en EE.UU.

Sandra Delgado, una dramaturga latina que traspasa fronteras en EE.UU.

Sandra Delgado es una de las pocas dramaturgas latinas, de origen colombiano, conocidas a nivel nacional en los Estados Unidos. Sandra acaba de completar su representación de “La Havana Madrid” en Chicago, una obra que escribió y protagonizó el programa. Por ese motivo hemos querido conocer un poco más de esta latina exitosa a continuación. 

 

S.M.: Sandra, cuéntanos, ¿cómo comenzaste en el mundo del teatro? ¿Qué hizo que te apasionase este arte?

S.D.: Soy artista por mis padres. Mantuvieron viva la cultura colombiana en nuestro hogar a través de la música. Desde que era niña estuve en un grupo colombiano de danza folclórica y coro. En el momento no lo veía como participar en las artes, era algo que nuestra familia haría el fin de semana, era una parte integral y totalmente normal de mi vida. No fue hasta que alcancé la edad adulta que me di cuenta de los hermosos regalos que mis padres me dieron, no solo el amor por la música, sino también el amor por la comunidad, por construir algo con un grupo de personas y luego compartirlo con otros. En una palabra: conexión.

S.M.: ¿Cómo es el proceso de componer obras siendo una mujer latina en los EEUU? ¿Encontraste más obstáculos por ello?

S.D.: Tengo mucha suerte en el sentido de que cuando comencé a escribir hace unos años, ya tenía muchos años en mi haber como actriz establecida. Las relaciones que he cultivado con el tiempo formaron un sistema de apoyo realmente fuerte para mí. Eso es la parte personal. La general es un poco más complicada. Solo el 6% de todas las obras producidas en los Estados Unidos son de mujeres de color. ¿Cuántas de esas en realidad son escritas por latinas? No muchas. Hay muchos, muchos dramaturgos latinos increíbles en este país, pero no estamos produciendo al ritmo que deberíamos. Esa es la realidad tal como está ahora. Pero me niego a dejar que los números determinen mi destino y atenúen mi pasión por compartir lo que hay dentro de mí. Ser latina es mi superpoder. ¡Cuidado!

S.M.: ¿Cuál ha sido tu sueño cumplido y cuál es el que aún te queda por cumplir?

S.D.: Debo decir que ‘La Habana Madrid’ es un sueño hecho realidad. El éxito y el alcance de esa obra ha superado mis expectativas más grandes y parece que recién estamos comenzando. Quería crear una obra donde la comunidad pudiera ver las historias de ellos mismos, de sus padres y sus abuelos , que cobran vida a través de historias y música. Quería crear un espectáculo que varias generaciones de una misma familia pudieran disfrutar juntas. Quería crear un espectáculo en el que las personas de la audiencia pudieran conectarse, bailar y reír y llorar. Una de las mayores alegrías de ‘La Habana Madrid’ es hablar con los espectadores de la audiencia después del espectáculo. Me cuentan sus historias, las historias de sus familias. Y yo escucho. Me llena el corazón. Es un intercambio hermoso y no puedo tener suficiente de eso.

El gran sueño en el que estoy trabajando es llevar ‘La Habana Madrid’ por todo este país. Estoy mirando Miami y Nueva York y una extensión de ese gran sueño es poder llevar la obra a Cuba, Puerto Rico y Colombia, los países de donde son los personajes de la historia. ¡Solo pensar en eso me hace llorar! Estoy haciendo todo lo posible para hacer realidad ese sueño.

S.M.: ¿Qué le dirías a las chicas que aman el teatro pero creen que no se pueden dedicar profesionalmente a ello? ¿Qué consejos les darías?

S.D.: Hermanas, ¡las necesitamos! Necesitamos sus voces, sus corazones y sus mentes. Si te apasiona la actuación, la escritura, la dirección, la producción, te necesitamos. Necesitamos artistas latinas que se animen mutuamente y con su arte le den al mundo la verdadera representación de lo que significa ser latina. Hay espacio para todas nuestras voces, aquí te esperamos.

¿Consejo? Todos estamos en nuestro propio camino. No te compares con los demás. Sigue tu pasión, pero no olvides vivir tu vida. Este camino de la vida puede consumirlo todo, pero no sacrifiques las cosas que necesitas para llevar una vida completa: pasa tiempo con su familia, sal de vacaciones, lee, ten hijos si quieres tener hijos, tómate un tiempo para ti. Todas estas cosas te harán una mejor artista. ¡Crea tu propio trabajo! No esperes a que suene el teléfono, encuentra un grupo de colaboradores y haz algo que puedas llamar tuyo.

Sueña grande. Trabaja duro. Sé amable.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios