image for Tres sobrevivientes latinos de cáncer viajarán en la carroza de City of Hope del Desfile de las Rosas

Tres sobrevivientes latinos de cáncer viajarán en la carroza de City of Hope del Desfile de las Rosas

La fantástica carroza titulada “Jardín de Esperanzas y Sueños” destacará a pacientes de City of Hope® que comparten historias personales sobre su jornada de recuperación para ayudar a otras personas que enfrentan el cáncer.

En preparación para el recorrido del 1 de enero en la carroza “Jardín de Esperanzas y Sueños” en el Desfile de las Rosas, nueve sobrevivientes de cáncer, incluyendo a tres latinos, compartirán historias de esperanza inquebrantable, perseverancia y cómo City of Hope, un centro de investigación y tratamientos contra el cáncer de renombre mundial, proporcionó terapias compasivas que salvan vidas. La carroza de City of Hope resume el tema del Desfile de las Rosas de este año, “Soñar. Creer. Lograr.” Los principales profesionales de la salud viajarán o caminarán junto a sus pacientes de cáncer, cuya fuerza, determinación y actitud positiva les benefició durante su lucha contra el cáncer. La carroza de 50 pies de largo y casi 17 pies de alto, construida por Phoenix Decorating Company, contará con mariposas animadas, símbolos de esperanza y transformación. Los hongos de fantasía marcarán el renacimiento después de un tiempo caótico, una metáfora de la batalla sostenida que los pacientes y sus equipos de atención médica mantienen contra el cáncer, así como una reverencia respetuosa al esperado eventual final de la pandemia. El COVID-19 creó un obstáculo adicional, pero estos pacientes y profesionales de la salud continuaron una lucha ininterrumpida contra el cáncer. Muchos de los pacientes optaron por compartir sus jornadas de su lucha contra el cáncer para que otros diagnosticados con una enfermedad similar no se sientan solos. Su compromiso con su comunidad es inigualable. María Flores, 46, Oeste de Los Ángeles: María Flores, asistente legal y gerente de oficina, tenía solo 33 años cuando le diagnosticaron una forma agresiva de cáncer de seno llamado cáncer de seno triple negativo, lo que significa que su enfermedad carecía de los receptores y proteínas a los que se dirigen los medicamentos actuales contra el cáncer de seno. Flores había pensado que pasaría sus primeros 30 años averiguando lo que realmente quería hacer con su vida, pero “tus planes para lo que iba a suceder en los próximos cinco, 10 años, ya no importaban”, dijo. En cambio, Flores se enfocó en recuperarse y en ayudar a otros. Ella pasó por seis meses de quimioterapia y eligió someterse a cirugías preventivas, extirpando su seno no afectado y luego sus ovarios. Debido a que es portadora del gen BRCA, que aumenta el riesgo de cáncer, Flores no se arrepiente de la decisión. Ella ha perdido a cinco tías debido al cáncer de seno y de ovario desde que le diagnosticaron por primera vez en 2008. “Al final, tomé las mejores decisiones que pude, dadas las circunstancias. Estas decisiones me han permitido estar todavía aquí, ahora”. Flores educa y asesora a pacientes con cáncer recién diagnosticados, es miembro del Consejo Asesor de Pacientes y Familias de City of Hope y ayuda a recaudar fondos para investigaciones innovadoras sobre el cáncer y tratamientos de vanguardia. Ella ha participado en ensayos clínicos para ayudar a generar nuevas terapias contra el cáncer. “Ahora veo los comerciales en la televisión de algunos de los medicamentos [experimentales] que recibí”, dijo Flores, refiriéndose a los ensayos clínicos en las que participó en City of Hope. Para obtener más detalles, lea estas Preguntas y Respuestas. Amanda Salas: Amanda Salas, presentadora de entretenimiento de “Good Day LA” de Fox 11, experimentó una misteriosa pérdida de peso, picazón inexplicable e hinchazón de la cara. Después de cuatro diagnósticos erróneos, los médicos encontraron un tumor del tamaño de una toronja entre el corazón y los pulmones y le diagnosticaron una forma poco común de linfoma no Hodgkin llamado linfoma mediastínico de células B grandes. Su oncólogo en ese hospital le dijo, “estás en las mejores manos yendo a City of Hope”, recordó Salas. Alex Herrera, M.D., hematólogo-oncólogo de City of Hope, trató a Salas con un curso intensivo de quimioterapia continua de una semana. Ella pasó los primeros cinco días en el Hospital de Investigación Clínica Helford de City of Hope y luego regresó a casa con un tratamiento que administraba quimioterapia de una pequeña dosis cada hora. La actitud positiva y enérgica de Salas ayudó a darle ligereza a la situación: ella organizó una fiesta cuando llegó el momento de afeitarse la cabeza. Amigos, compañeros de trabajo y seres queridos rodearon su silla de salón y con cada pasada de la máquina de cortar cabello, todos tomaron un trago de tequila. “¡De esa manera, todos nos emocionamos!” explicó Salas. Como figura pública, Salas ha utilizado su plataforma para devolver el favor compartiendo su jornada contra el cáncer en las redes sociales, organizando eventos para recaudar fondos para la investigación y el tratamiento del linfoma (incluyendo la Sociedad de Leucemia & Linfoma), creando conciencia sobre la enfermedad e informando al público sobre cáncer a través de sus informes de noticias. Con regularidad, recuerda a los demás la importancia de las donaciones de sangre que salvan vidas, especialmente ahora que hay escasez en todo el país. Para obtener más detalles, lea este blog o estas Preguntas y Respuestas. Eddie Ramirez, 23, West Covina: Eddie Ramírez soñaba con usar un par de zapatos Converse cuando tenía 9 años, pero tuvo que esperar hasta los 22 para ponérselos. Eso se debe a que a Ramírez le diagnosticaron sarcoma de Ewing, el segundo cáncer de huesos infantil más común, cuando estaba en la escuela primaria. La cirugía para extirpar el tumor dejó a Ramírez con la pierna derecha varios centímetros más corta que la izquierda. La única forma en que podía pararse o caminar era usando una bota protésica grande y antiestética. Lo usó durante 13 años. Para corregir el desequilibrio se necesitaban alfileres quirúrgicos externos que requerirían mucho tiempo para sanar y causaban cicatrices. Lee M. Zuckerman, M.D., cirujano ortopédico de City of Hope, realizó un procedimiento pionero en el que implantó una varilla telescópica dentro del hueso de la pierna derecha de Ramírez mediante pequeñas incisiones. La varilla contiene un motor interno que es impulsado por un imán, lo que permite que la varilla se extienda. Después de la cirugía, el paciente utiliza un imán externo para activar el motor, que mueve suavemente el hueso alrededor de un milímetro por día desde donde se cortó. El cuerpo forma hueso nuevo alrededor de la varilla, de manera similar a como el cuerpo curaría un hueso roto. Ramírez ahora puede caminar usando sus zapatos Converse. Para más detalles, lea este blog. Michelle Li, 41, Walnut: Los médicos de otros lugares le habían dicho a la ama de casa Michelle Li (李元), originaria de Xinjiang, China, que sufría de una gastroenteritis viral. La despacharon con medicamentos para la tos y antibióticos. Aunque su estado empeoró, el diagnóstico siguió siendo el mismo hasta que el estado de Li la llevó a la sala de emergencias. Luego, un médico le dijo que tenía un cáncer de pulmón avanzado que se había extendido por todo el cuerpo, que le estaban fallando el hígado y los riñones y que tal vez no sobreviviría la noche. Eso fue el 1 de agosto de 2018, hace tres años. Inicialmente, Li fue a una institución diferente y no estaba satisfecha con su diagnóstico y terapia. Li y su esposo Jay Chen investigaron un poco y decidieron ir a City of Hope, donde Ravi Salgia, M.D., Ph.D., presidente del Arthur & Rosalie Kaplan en Oncología Médica, le diagnosticó cáncer de pulmón de células no pequeñas en etapa 4. “El día de nuestra primera cita, City of Hope pudo identificar que mi esposa incluso tenía una metástasis del tumor en el cerebro”, dijo Chen, explicando por qué es importante ir a un centro especializado en cáncer. Li y Chen comparten su historia para educar a su comunidad sobre su jornada contra el cáncer y han referido a decenas de amigos y familiares a City of Hope. “Un buen médico realmente marca la diferencia”, dijo Li. Para obtener más detalles, lea estas Preguntas y Respuestas. Sandy Shapiro, 61, Los Ángeles: En menos de tres años, la madre soltera y productora de documentales Sandy Shapiro enfrentó condiciones médicas que habrían abrumado a cualquier otra persona: un diagnóstico de cáncer de seno, una doble mastectomía, la conmoción de después desarrollar leucemia mieloide aguda que requirió un trasplante de células madre, enfermedad de injerto contra huésped (una complicación grave del trasplante en la que las células inmunes del donante pueden atacar su nuevo entorno) y para colmo, neumonía causada por COVID-19. Ella ha sobrevivido a todo esto y está bien. Después de su divorcio en 2016, Shapiro estaba ocupada criando a sus dos hijas, por lo que se saltó los chequeos regulares durante dos años. En 2018, su médico encontró algo sospechoso en su seno derecho que terminó siendo cáncer de seno. Shapiro le había tenido miedo al cáncer de seno toda su vida; su madre y varias primas lo tenían. Entonces, como opción de tratamiento, eligió una mastectomía doble. Meses después, le diagnosticaron leucemia mieloide aguda, recibió quimioterapia y eventualmente, un trasplante de células madre con células obtenidas de su hermana. Luego, durante su recuperación, contrajo COVID-19, lo que le provocó neumonía. Ahora, más de un año después de su trasplante, Shapiro permanece en remisión y está decidida a estar presente en los momentos importantes de sus hijas. Para más detalles, lea este blog. Courtney “Coco” Johnson, 17, Pasadena: En la primavera de 2020, Coco Johnson de 15 años, trajo inadvertidamente alegría y esperanza a muchas personas que fueron puestas en cuarentena en casa con un ciclo interminable de malas y aterradoras noticias. Johnson se había sometido a una cirugía oncológica con J. Dominic Femino, M.D., jefe de la División de Cirugía Ortopédica de City of Hope, y ella acababa de terminar su última ronda de quimioterapia para un cáncer de huesos poco común llamado sarcoma de Ewing. Para celebrar, sus amigos y vecinos se alinearon en la calle con sus autos y carteles para darle la bienvenida de regreso a casa, al mismo tiempo que se mantenía la distancia social segura. Este conmovedor regreso a casa se volvió viral y apareció en el primer episodio del programa de YouTube “Some Good News With John Krasinski”. Ellen DeGeneres luego entrevistó a Johnson en “The Ellen Show”. Desafortunadamente, el desfile no fue el final de su jornada contra el cáncer de Johnson. En diciembre de 2020, recibió un diagnóstico de cáncer secundario: leucemia mieloide aguda, un efecto secundario poco común y grave de la quimioterapia que le salvó la vida. Ella se sometió a tratamiento y a un posterior trasplante de células madre sanguíneas en el Children’s Hospital Los Ángeles en marzo de 2021. Durante su tratamiento contra el cáncer, Johnson participó en muchos ensayos clínicos en City of Hope. Sin embargo, ella estaba decidida a no retrasarse en la escuela y continuó sus estudios durante su tratamiento, recuperación y durante los veranos. Hoy, Johnson continúa recuperándose con una perspectiva positiva. Ella está ansiosa por compartir su historia para crear conciencia sobre estas enfermedades, así como para inspirar a las personas a donar sangre. “Recibí mucha sangre durante mi tratamiento solo para que me sintiera bien y saludable”, dijo. Para obtener más detalles, lea estas Preguntas y Respuestas. Simon Bray, 52, Rossmoor: Simon Bray, analista de la cadena televisiva de carreras de caballos TVG, descubrió que tenía un cáncer de sangre llamado mieloma múltiple cuando sus vértebras colapsaron en medio de la noche. “Esos fueron probablemente algunos de los momentos más oscuros para mí porque me habían dicho que tenía cáncer, pero no me lo estaba tratando. Tuve que pasar por la cirugía [de espalda] primero”, dijo Bray. Aproximadamente tres meses después, comenzó su tratamiento contra el cáncer en City of Hope con Amrita Krishnan, M.D., una experta en mieloma múltiple reconocida internacionalmente. El recibió radiación, quimioterapia y un trasplante de células madre. “Solía ser que el trabajo era el número uno, el trabajo era el número dos y tal vez la vida familiar y las vacaciones eran el número tres”, dijo Bray. “Ahora, la familia es lo primero. Estar en casa durante la pandemia solo me ha ayudado a reforzar esto”. Bray graba segmentos de TVG en vivo desde su casa y es muy cuidadoso porque sus tratamientos que salvan vidas lo han dejado inmunocomprometido y con mayor riesgo de síntomas graves si contrae COVID-19. Para más detalles, lea este blog. Krissy Kobata, 39, Los Ángeles: Krissy Kobata vivió muchos años sintiéndose como una “bomba de tiempo”. A los 25, le diagnosticaron un trastorno sanguíneo llamado síndrome mielodisplásico, una condición a veces llamada “pre leucemia”. Necesitaba un trasplante de médula ósea, pero Kobata es de origen racial mixto (su padre es japonés y su madre es blanca), lo que dificulta encontrar un donante de sangre compatible. Los blancos tienen un 79% de posibilidades de encontrar un donante compatible, y las probabilidades comienzan a disminuir con las personas negras con las peores posibilidades en un 29%, según Be the Match, que es operado por el Programa Nacional de Donantes de Médula. Las personas de ascendencia mixta tienen posibilidades aún menores. Kobata, directora de desarrollo comercial, recibió un exitoso trasplante de células madre en City of Hope el 12 de diciembre de 2017. Ella continúa abogando por las hapas como ella, o cualquier persona de raza mixta. Kobata aparece en un documental llamado “Mixed Match”, donde los pacientes con cáncer de sangre de raza mixta reflexionan sobre sus identidades multirraciales mientras luchan con una ardua búsqueda para encontrar un donante de médula ósea compatible. Kobata es presidenta de la Junta de Embajadores de Los Ángeles para Be the Match, donde recauda dinero y crea conciencia sobre la necesidad de que personas de ascendencia étnica diversa se unan al registro de donantes de médula ósea. Para más detalles, lea este blog. Matthew Gatewood, 54, Santa Clarita: El capitán Matthew Gatewood del Departamento de Bomberos de la ciudad de Los Ángeles estaba en el mejor momento de su vida a los 39 cuando un oncólogo le diagnosticó un cáncer de la sangre llamado mieloma múltiple. A Gatewood le dijeron que le quedaban cinco años más de vida. Gracias a la experta internacional en mieloma múltiple Amrita Krishnan, M.D., profesora y jefa de la División de Mieloma en City of Hope, todavía está vivo y prosperando 15 años después. Gatewood ha recibido dos trasplantes de células madre sanguíneas, ha participado en varios ensayos clínicos y continúa con la terapia de mantenimiento. Trabajó con médicos-científicos y dijo: “Siempre estuve dispuesto a probar algo que pudiera darme lo que quería: mantenerme activo, seguir trabajando, luchar contra esto de pie, así como darle a otra persona la oportunidad de estar saludable. Podría ser el primero en sanar, pero si eso no funcionaba, podía ayudar a los médicos a comprender lo que este medicamento podía hacer por otra persona”. Para obtener más detalles, lea estas Preguntas y Respuestas. # # # Acerca de City of Hope City of Hope es un centro independiente para la investigación biomédica y el tratamiento del cáncer, la diabetes y otras enfermedades graves. Fundado en 1913, City of Hope es un pionero en trasplante de médula ósea e inmunoterapia como la terapia con células CAR T. Los protocolos de investigación traslacional y tratamiento personalizado ayudan a avanzar la atención médica en todo el mundo. La insulina sintética humana y numerosas drogas innovadoras contra el cáncer están basadas en tecnología desarrollada en el instituto. Designado como un centro de cáncer integral por el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) y miembro fundador de la Red Nacional Integral del Cáncer (National Comprehensive Cancer Network), City of Hope ha sido clasificado como uno de los “Mejores Hospitales” (“Best Hospitals”) en el tratamiento del cáncer de los Estados Unidos por U.S. News & World Report durante 14 años consecutivos. Su instalación principal está ubicada cerca de Los Ángeles,

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios