image for ¿Tu bebé no duerme bien? Ayúdalo a descansar mejor con estos consejos

¿Tu bebé no duerme bien? Ayúdalo a descansar mejor con estos consejos

Si crees que tu bebé no duerme bien, existen ciertas señales que te pueden indicar el motivo de esta falta de descanso.

Porque, aunque el sueño infantil va directamente ligado a la etapa del desarrollo del niño, es importante saber que ciertos hábitos también influyen en la calidad de su descanso y, por ende, en el tuyo.

Hacerse falsas expectativas sobre cuánto debe dormir un bebé es el primer factor que puede ocasionar estrés y una mala rutina en el descanso de tu hijo. Así lo explica la asesora certificada en sueño infantil, Mónica González

“Es muy importante saber las señales de sueño que te da tu bebé porque es muy común que no conozcamos las ventanas de sueño o el tiempo que nuestro bebé puede pasar despierto sin llegar a sobre cansarse”, menciona González.

La también madre de una niña de dos años comparte que “es algo que yo no conocía. Yo decía ‘mi bebé tiene sueño’ cuando ya agotaba todo lo demás: hambre, frío, etc., y para cuando lo acostaba a dormir, el bebé ya estaba muy irritado”.

Señales de alerta

Si tu hijo manifiesta alguna de estas señales cuando está despierto, es indicador de que no está descansando lo suficiente:

  • Está muy irritable.
  • Se rasca los ojos.
  • Se toca las orejas.
  • Se queda dormido en cualquier lado.
  • Cuando lo acuestas, demora mucho en dormirse

“No te preocupes por cuántas horas duerme tu bebé, sino fíjate cómo actúa cuando está despierto”, aconseja la experta. Porque es justo ahí, cuando está despierto, que puedes darte cuenta de la calidad de su descanso.

¿Cómo ayudarlo a dormir mejor?

Según explica González, debes tener en cuenta todo lo que se relaciona con el sueño de tu bebé: la rutina, la manera en que se va a dormir y, sobre todo, la etapa de desarrollo en la que se encuentra.

“Es importante que sepas en qué etapa está tu bebé y qué es esperado a su edad”, señala. “No hay una edad o momento específico de cuándo un bebé va a dormir la noche entera. Va a ser cuando tu bebé esté listo, y cada bebé es diferente”, enfatiza.

Además de esto, Mónica González informa sobre todos aquello aspectos externos que influyen en el sueño infantil.

Tener rutinas establecidas “es una manera de dejarle saber al bebé que se aproxima su hora de descanso; esto ayuda a que el bebé se relaje y sepa qué es lo que viene para que le sea más fácil quedarse dormido”. Es aconsejable tener rutinas diferentes para siestas y para descanso nocturno.

Otro factor importante es la manera en que el bebé se queda dormido. Por ejemplo, si se queda dormido viendo la televisión, él necesitará siempre ver la tele para poder conciliar el sueño. “Hay que tratar de mantener las mismas condiciones durante toda la noche para ayudar a que el bebé duerma de manera independiente”, enfatiza la experta.

Mitos

Muchos mitos giran en torno a temas de maternidad tal como lactancia, educación, alimentación complementaria y más. Y el sueño infantil no es la excepción. Así, Mónica González nos compartió algunos de los más comunes:

  • Tu bebé no duerme por la lactancia. En realidad, el sueño del bebé no se ve afectado por el tipo de leche que consume.
  • Tu bebé debe dormir en total silencio. La verdad es que un sonido constante como el ruido blanco (o white noise) ayuda a eliminar picos de audio que pudiesen despertar al bebé. Esto es especialmente útil si tienes mascotas en casa o vives en una ciudad concurrida.
  • Tu bebé dormirá corrido cuando duerma solo o empiece la alimentación complementaria. La realidad es que tu hijo dormirá corrido cuando él tenga la capacidad de hacerlo.

“Si sientes que no estás descansando bien o que tu bebé no está descansado bien, si quisieras mejorar los hábitos en casa y no sabes cómo, busca ayuda. Siempre hay gente dispuesta a ayudar o cuentas en redes que seguir con mucha información. Siempre hay algún curso online o un libro que puedas leer que te dé el conocimiento para que sepas qué puedes hacer para mejorar la calidad del sueño tuya y del bebé”, concluye González.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios