image for Conoce a Ana Belaval, la periodista puertorriqueña que triunfa en Chicago

Conoce a Ana Belaval, la periodista puertorriqueña que triunfa en Chicago

Ana Belaval es una periodista cuatro veces ganadora de un premio Emmy y madre de dos hijos, que actualmente desempeña su función como reportera en WGN Morning News en Chicago, donde cubre el segmento “Around Town” que se centra en varias personas, lugares y cosas de interés en el área de Chicago. Ana también es la presentadora sustituta de WGN Morning News y contribuye al programa de asuntos comunitarios, “¡Adelante Chicago!”.

Con esta profesional puertorriqueña hablamos un ratito para saber más sobre su pasión que es el periodismo, su faceta como mamá y los asuntos que están ocurriendo en la actualidad y más preocupan a nuestra comunidad.

1. Como mamá, ¿cómo te has adaptado a esta nueva forma de trabajar desde casa debido a la pandemia?

He tenido la grandísima suerte de poder trabajar desde casa y transmitir mi segmento matutino todos los días sin falta. El problema es que tengo un hijo de siete años que le encanta robar cámara, así que ya es habitual que acabe saliendo en mis segmentos a menudo. Trato de que mi esposo lo controle cuando los temas son más serios y no es apropiado que Alex salga haciendo ‘morisquetas’ en la tele. Honestamente, temprano en el proceso decidí que la familia entera se iba a incorporar al trabajo de mamá. Mi hija de 12 años, Amelia ha hecho de camarógrafa. Ambos hijos han participado en segmentos donde el tema requería la participación de niños. Y mi esposo Steve me ayuda con todos los problemas técnicos que surgen cuando transmites a través de internet. Gracias a Dios al público y a mis jefes les ha gustado y parecemos un reality show.

2.¿Qué has aprendido de tus hijos durante estos días en los que has podido convivir más en casa?

Ambos tienen un sentido de responsabilidad hacia sus deberes que me da mucha satisfacción como madre. Mi hija Amelia no le encanta estudiar pero se lo toma muy en serio y se asegura de hacer todo su trabajo escolar a tiempo. Pide ayuda a sus maestros cuando es necesario. Y durante todo este difícil proceso de una educación por internet para la que nadie estaba listo, ha dado la talla de manera independiente. Eso ha sido un alivio porque batallo mucho con mi hijo ya que necesita más ayuda porque está solo en primer grado. Toda madre sabe que nuestros hijos se portan mejor con otra gente usualmente. Alex es un estudiante modelo en la escuela pero a mí me ha sacado canas verdes. Lo bueno es que aunque se queja y llora y patalea, de momento asume buena actitud cuando le digo que su maestra va a ver el trabajo y se ubica y se pone a hacerlo.
3. ¿Cómo crees que saldremos como sociedad después de que todo esto termine?

Espero, tengo la esperanza, que valorando cada momento que podemos pasar juntos. Para nosotros en Chicago ya son tres meses que no podemos pasar tiempo con la familia o amigos en persona y a pesar de la tecnología, el contacto personal hace mucha falta. Como decía mi hija Amelia, “mami lo que más me hace falta es poder tener la opción de ir a algún lado”. Esa libertad la tomábamos por sentado. Espero también que pensemos más en el prójimo. Que a lo mejor a ti y a tu familia no le preocupa tener COVID pero te proteges para no contagiar a las personas con quienes entras en contacto. También espero que nos demos cuenta de la capacidad de adaptación que tuvimos cuando nos pidieron que trabajaremos desde casa, le diéramos clases a nuestros hijos, celebraremos cumpleaños en caravana de carros. Como humanidad, la mayoría del tiempo, buscamos como sobrevivir la cuarentena juntos, buscando la manera  de ser felices y de sonreír.

4. ¿Nos puedes compartir algunos consejos para compaginar el ser una mujer profesional, mamá, esposa y tener éxito en todo?

Es que no se tiene éxito en todo a la vez. Hay días que eres mejor mamé que esposa, o mejor profesional que mamé. Por ejemplo, contestando tus preguntas, estoy también cocinando la cena y me acabo de dar cuenta que  se me olvidó servirle los nuggets a mi hijo y ahora están bien fríos.  Yo acepté hace mucho tiempo que no lo puedo hacer todo a la perfección y que no puedo ser yo la que lo hace todo. Cuento mucho con mi esposo para que nos dividamos las cosas, especialmente si tengo algo del trabajo cuando los niños están en casa. Cuando me convertí en madre, el trabajo continuo siendo súper importante para mi pero encontré maneras de hacer lo que amo sin afectar al bienestar de mis hijos quienes son mi prioridad. Trabajo horas bien temprano en  la mañana y así puedo estar con ellos en la tarde y noche.  Procuro no viajar mucho por trabajo, a menos que sea una oportunidad importante.
5. ¿Cómo te han ayudado tus orígenes latinos a navegar estos tiempos de crisis?
Yo creo que los latinos le echamos pecho a la situación que venga de inmediato. No nos sentamos a lamentar mucho y le buscamos el lado menos malo a las cosas. Además encontramos mucha satisfacción ayudando a los demás, así que desde el principio busque hacer algo bueno por alguien mas aunque fuera pequeño y a la distancia. Pero como buena madre latina, encerré a mis muchachitos en casa para que no se enfermaran, especialmente porque mi niño es asmático.
6. Para finalizar, es imposible no preguntar por todo lo que está ocurriendo en la actualidad con el Covid-19, afectando a minorías como latinos y afroamericanos, y la ola de protestas sociales por la muerte de George Floyd. ¿Cómo ayudas tú a través de tu trabajo a estas personas que por diversos motivos están pasando un mal momento?

En cuanto supe que nuestra comunidad vivía en las áreas más afectadas por el virus, con otros amigos de latinos involucrados en servicio público, nos dedicamos a diseminar la información necesaria para nuestra gente.

A través de mis redes sociales, comparto información relevante para la comunidad latina de Chicago. Donde encuentran servicios en español. Donde pueden buscar ayuda para alimentar a sus hijos. Donde pueden encontrar ayuda para entretener y o educar a los niños gratuitamente.
De la misma forma, durante las protestas debido al asesinato de George Floyd, he tratado de compartir con nuestra comunidad lo que le he explicado a mis hijos, que es deber de todos nosotros educarnos sobre la terrible injusticia que han vivido los afroamericanos en este país por  demasiado tiempo y que nos toca decir a nosotros que ‘basta ya” que nunca ha hecho sentido juzgar a nadie por el color de su piel. Y que la lucha de los afroamericanos contra el racismo es la misma que libramos los latinos a quienes se les discrimina también por su color de pie y origen.
View this post on Instagram

Yea we smile, but right before this my husband had to break an argument at 8AM for the love of God! Este bonding me va a matar. Can’t go anywhere else but the living room because this is where the WiFi is the best. I know #firstworldproblems So my apologies if the screaming gets on the air. These children are loved and taken care of. ?

A post shared by AnaBelaval (@ana.belaval) on

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios