image for Novios vs. suegras: 5 consejos para que se lleven mejor

Novios vs. suegras: 5 consejos para que se lleven mejor

¿Cómo lograr que mi chico se lleve bien con mi madre?

De la suegra existen opiniones de todo tipo, color y sabor. Se les conoce como entrometidas, controladoras y hasta manipuladoras. Es más, si tuviéramos que colocarle un personaje en alguna telenovela, sin discusión sería la villana.

Hay quienes se llevan de maravilla con ella, pero hay otros que no la quieren ver ni en pintura pues existen situaciones que evitan que él se lleve bien con tu madre.

En una entrevista dada a la revista Bienestar 180, la psicóloga Paola Hamui expone puntos importantes para fomentar un vínculo respetuoso, cordial y amable de él hacia la suegra.

La Dra. Hamui considera que es normal que existan celos de por medio, lo que ocasiona discusiones y pleitos enormes, pero que siempre existe un punto de equilibrio.

1. Aceptar a la suegra: Con sus defectos y virtudes, es nuestra madre. Así que, si de verdad existe interés por parte de él en establecer una relación seria, tendrá que adaptarse a su forma de ser. Es normal que los celos de nuestra madre aparezcan, pues ellas temen que el cariño y el amor que les tenemos sea reemplazado, pero ¡eso no es así!

Recuerdo que cuando comencé a salir con mi novio, mi mamá no estaba tan de acuerdo; sin embargo, a la fecha su relación con él es de respeto y muy cordial.

2. Siempre con respeto: Muchas veces nuestra madre suele tener actitudes que incomodan a nuestra pareja, pues llega a casa con platos repletos de comida porque según ella, él es incapaz de llevar el sustento diario o bien nos tiene “descuidadas”.

Lee más
thumbnail of feature post
Cómo compartir la cocina de tu casa con tu suegra
 

Si existen diferencias, la mejor manera es exponer esos puntos y no callarlos. Suele pasar que nuestra madre es muy sobreprotectora y nuestro chico considera que esa actitud no es la mejor; sin embargo, deben de llegar a un consenso, pero siempre manteniendo una línea de respeto y una buena comunicación.

3. Establecer acuerdos: Es muy común que nuestra madre quiera entrometerse en nuestras discusiones y decisiones. Para evitar malos ratos, es recomendable que se establezcan acuerdos donde ella mejor no se involucre. En otras palabras y aunque nos duela, ¡que no se meta donde no la llaman!

Cuando hay nietos de por medio, ella quiere aportar su experiencia en su cuidado; lo puede hacer siempre y cuando no les quite la autoridad a los padres más allá si están de acuerdo con ellos o no, pues los malcría y eso trae problemas.

4. Hay reglas: Siempre hay límites para todo. Si él vive en la casa de tus padres, lo normal y conveniente es que respete las reglas de casa. Si es al contrario, es ella quien tiene que acoplarse a las que existen en tu hogar.

Mi vecino Carlos, de 59 años, me cuenta que su relación con su suegra era buena, pero le molestaba que el día de su visita se quedara hasta tarde, por lo que le impedía bañarse tranquilo, estar en shorts y descansar.

5. Conversando se arreglan las cosas: No se trata de discutir con tal intensidad que los escuche el vecino, sino de hacerlo en forma en el momento correcto y directamente con ella (la suegra).

En el caso de nosotras es mejor no entorpecer esa conversación, pues el malentendido es entre mi pareja y mi mamá.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios