image for Cómo controlar el estrés de tu mascota

Cómo controlar el estrés de tu mascota

Tu mascota vive una rutina muy estricta. Disfruta más de su vida cuando conoce su ambiente, cuando sabe a qué hora le toca comer. El más mínimo movimiento en este balance afecta su ánimo y te lo deja saber a su manera, léase cambiando su comportamiento:

  • Problemas digestivos: diarreas, vómitos, evita la caja de arena.
  • Falta de apetito.
  • Rascarse un área específica hasta dejarla calva.
  • Comportamiento agresivo o temeroso.
  • Pérdida de interés en sus juegos favoritos.
  • Duerme más horas de lo normal.La ansiedad o estrés en las mascotas es una de las causas principales por las que los animales son devueltos al albergue; humanos que no entienden el lenguaje felino o canino y deciden que la mascota ha cambiado “para mal” y no pueden lidiar con ella. Dejan al pobre animalito confundido en un lugar misterioso cuando él o ella estuvo tratando de explicarle al dueño lo que le estaba sucediendo. Paciencia y observación descifran el caso sin llegar a los extremos.

A nosotras nos encanta cambiar la rutina, darle chispa al diario vivir; pero nada de esto es emocionante para tu mascota. Hay momentos más obvios en que esperamos de antemano que el perro o el gato se enojen, como:

  • Un nuevo romance en tu vida (de momento este chico pasa largas horas en tu casa).
  • Una mudanza (que vamos, es estresante para todos).
  • Adoptar una nueva mascota: Jamás los obligues a conocerse de la primera. Ambos deben permanecer en cuartos separados hasta que se acostumbren a los nuevos ruidos y olores.
  • Alguien muere en la familia: Las mascotas también sufren cuando alguien se va. No importa si era humano u otra mascota. La extraña y se siente perdido sin ella.
  • Llegada de un bebé: Celebramos la nueva vida que llega a casa, pero para tu mascota es un desastre. Ve acostumbrándolo antes de que llegue el baby; haz a tu mascota parte del evento, permítele entrar al cuarto mientras lo decoras para que conozca sus olores.

Pero son los pequeños detalles que pasan desapercibidos para nosotras los que le rompen la paz a tu mascota, como por ejemplo:

  • Nuevos muebles en casa: “Ese sofá no huele a mí”.
  • Cambiar los muebles de lugar: Su rincón favorito deja de existir… ¡crisis!
  • Nuevo horario de trabajo: El paseo en la tarde se cambia a uno mañanero.
  • Sustituir su juguete favorito.
Lee más
thumbnail of feature post
Gatito Neo aprende su rutina de baño (VIDEO)
 

Cuando el estrés llega a niveles muy altos, tu mascota entra en pánico y necesita ayuda médica. Un chequeo veterinario descartará que la ansiedad sea indicio de algún problema de salud. Luego de esto te ayudará a crear un plan que ayude a calmar a la mascota devolviéndole la paz. En ocasiones solo requiere tiempo; en otras, el problema es químico y se le recetan medicamentos que la ayuden a relajarse, calmando su miedo y ayudándola a regresar a su vida normal.

 
Foto: Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios