image for Decora y aprovecha los espacios pequeños

Decora y aprovecha los espacios pequeños

Nueva York se ha ganado una reputación nacional por tener apartamentos de tamaños mínimos, pero ¡resulta que no es la única! La tendencia de los miniapartamentos se ha tomado otras ciudades como Seattle, Chicago y San Francisco y presenta una opción económica de vivienda, sobre todo para las personas solteras que pueden llegar a vivir en espacios del tamaño de un garaje individual, según reporta el portal de USA Today. Pero aun las parejas y familias que necesitan de un poco más de espacio, se ven enfrentadas con la realidad de los altos precios a la hora de rentar o alquilar vivienda. ¿La solución? Aprender a decorar para aprovechar al máximo los espacios reducidos. Compartimos contigo un par de consejos para lograrlo:

Usa espejos y vidrio: Tener espejos, en la sala por ejemplo, crea la ilusión visual de que el espacio es mucho más amplio de lo que en realidad es; además, si se ubican estratégicamente pueden reflejar la luz natural que entre por las ventanas, aumentando la luminosidad de los espacios. Al elegir muebles, como por ejemplo las mesas de centro, opta por el vidrio en vez de materiales oscuros o sólidos, esto también te ayudará a despejar el espacio.

Piensa verticalmente: Cuando decoramos con pinturas, fotografías u otro tipo de arte tendemos a acomodarlas horizontalmente, dejando perder espacio vertical. Lo mismo ocurre al comprar muebles como repisas para libros. Organizar objetos de forma vertical no sólo es una manera inteligente de aprovechar el espacio, sino que hace que el mismo se vea más alargado y amplio.

Muebles grandes: Sé lo que estás pensando, ¿cómo acomodo muebles amplios en un espacio pequeño? El error general que se comete al comprar muebles para espacios reducidos es pensar que deben ser pequeños. La verdad es que es mucho mejor comprar dos o tres piezas grandes con personalidad, que varias pequeñas que parezcan desorganizadas y se pierdan. Un sofá amplio y pesado es mucho mejor que varias sillitas individuales.

Cuelga: Si no tienes suficiente espacio en los cajones de tu cocina, por ejemplo, haz uso de las paredes. Puedes colgar las cucharas, abrelatas y espátulas de la pared, e incluso organizarlas de manera tal que parezcan objetos decorativos. Si tienes una televisión de pantalla plana, ponla en un brazo flexible, estarás ahorrándote el espacio del soporte.

Repisas multiusos o carritos: Si no tienes suficientes gavetas para guardar alimentos no perecederos (comida enlatada, pastas, cereales, etc.) o artículos de limpieza, piensa en acomodarlos en repisas esquineras. En el caso de los artículos de limpieza, considera organizarlos en una repisa con ruedas, que te permita transportarlos fácilmente a la hora de hacer la limpieza de tu hogar.

Remueve las obstrucciones visuales: Elementos como las puertas de cristal corrugado o decorativo en los baños o ventanas no tienen una funcionalidad real y cortan el espacio visual. Procura reemplazarlos por vidrios transparentes y en el caso de la ducha, por cortinas que puedas abrir cuando no estén en uso.

Aprovecha el espacio encima del sanitario: Bien sea que coloques una repisa para organizar tus productos de belleza, o para almacenar las toallas limpias, aprovecha este espacio que en muchas ocasiones pasamos por alto.

 
Fotos: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios