image for 4 peligros de amarrar a tu perro en la calle

4 peligros de amarrar a tu perro en la calle

Comenzó como medida de seguridad. Tener un perro amarrado fuera de la casa definitivamente ahuyentaba a toda persona con malas intenciones. Desde entonces hemos aprendido mucho más acerca del “mejor amigo del hombre”, como por ejemplo que es un animal supersociable que disfruta de compartir con otras mascotas además de desvivirse por complacer a su dueño. Vivir tranquilamente encadenado no es parte de su personalidad.

¿Qué sucede cuando se encadena? Sus instintos se agudizan. El lobo interior comienza a salir. De repente ya no saluda a quien pasa, ahora les ladra, tratando de morder a cualquiera que intente adentrarse en su territorio. Deja de ser mascota para convertirse en sobreviviente infeliz. Por esto es que la práctica es hoy día considerada cruel, además de ilegal en muchos países, con fianzas y cárcel para el dueño del animalito.

Situación en la que nunca te verás involucrada porque a ti jamás se te ocurriría dejar a tu perro fuera del hogar, el tuyo duerme en tu cuarto en su cama propia con sábanas limpias (como debe ser). Es tu compañero fiel que te acompaña a todas partes… ¿pero esta práctica es la mejor para él? Te sorprendería saber que no siempre es recomendable.

Por ejemplo: Vas con tus amigas de brunch y dejas a tu perro amarrado fuera del restaurante, mientras disfrutas de la actividad.
• Tu perro puede ser el más tranquilo del mundo, pero al encontrarse amarrado en un lugar desconocido, activa sus instintos y de repente te enteras de que ha mordido a otro perro que caminaba por su área o peor aun, a alguien que trató de darle cariño (NOTA: nunca acaricies a un perro desconocido).

El estrés se apodera del perro llevándolo a encontrar la forma de desatarse, perdiéndose en la ciudad.

Se lo roban. Esto se ha vuelto modalidad. La persona te llama indicando que ha secuestrado a tu mascota y exige una recompensa.

• Tu perro no tiene manera de lidiar con la temperatura. Tanto dejarlo en la calle como encerrado en tu automóvil – así sea por pocos minutos – le puede llevar a sufrir un golpe de calor que de no ser tratado de inmediato causa hasta la muerte.

Todos estos escenarios nefastos sirven para explicar que aunque al perro le fascina estar contigo, no todas las situaciones se prestan para llevarlo. Si tu actividad requiere el dejarlo alejado de ti amarrado, mejor considera dejarlo en casa.

PS: Como nota final, si descubres que alguien deja a su perro encadenado a su suerte fuera de la casa, denúncialo a la policía. Ayuda a salvar una vida.

Lee más
thumbnail of feature post
Gatito Neo aprende su rutina de baño (VIDEO)
 
 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios