image for 4 maneras creativas de convertir tu baño en un spa

4 maneras creativas de convertir tu baño en un spa

El ritmo de vida que llevamos suele consumirnos entre el trabajo, las obligaciones del hogar y los compromisos de pareja. Es normal que no todos los días podamos escaparnos para ir al spa, pero entonces ¿por qué no convertimos nuestro baño en uno de ellos?

Para lograrlo se necesitan elementos muy sencillos, entre ellos aromas, velas, jabones líquidos, cremas hidratantes, entre otros. Pero, sin más preámbulos les ofrecemos algunos tips para que hoy luego del trabajo lleguen a su casa a disfrutar de una merecida sesión de spa.

1. Lo primero que debemos hacer es llenar la tina con agua a unos 36 grados. Se recomienda no estar más de 20 minutos porque el cansancio tiende a aumentar luego de ese tiempo. También es importante saber que la temperatura del agua no debe ser muy caliente porque deshidrata la piel.

2. En caso de no tener bañera puedes sumergir los pies en una tina con agua a la misma temperatura, lo cual permitirá que tus pies se relajen. Es una forma de estimular y de oxigenar las células, luego viene la ducha.

Lee más
thumbnail of feature post
Baños de vapor vaginal: 5 sorprendentes beneficios
 

3. Para conseguir un ambiente de spa en tu bañera no pueden faltar los aceites esenciales. Uno de ellos es el de almendras, el cual regala beneficios a la piel, su aroma libera emociones y conecta el cuerpo con la mente. Incorpora también los aromas y las velas para encontrar el punto de equilibrio entre un baño normal y un spa.

4. Antes de tomar la ducha se debe limpiar el rostro como es costumbre y aplicarse una mascarilla hidratante para que actúe en el momento propicio.

Ahora sí, lista en ducha o bañera empieza a cepillar tu cuerpo con un cepillo corporal, pues sus celdas estimularán la circulación. Esto hará que el estrés desaparezca.

Después del shampoo es recomendable aplicar una mascarilla capilar. Mientras el producto hace su trabajo, puedes eliminar las impurezas de los pies con un scrub.

Después del baño, casi inmediatamente, aplica crema hidratante en todo tu cuerpo para aprovechar que tus poros están abiertos y la absorción será mucho mejor. Por último, rocía tu cuerpo y rostro con agua de rosas para tonificar y revitalizar tus sentidos.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios