image for Los beneficios de andar en bicicleta (Parte I)

Los beneficios de andar en bicicleta (Parte I)

Con múltiples beneficios para el cuerpo y el medio ambiente, la bicicleta ha ido ganando adeptos dentro y fuera del salón de clase. Las clases grupales con bicicletas estáticas y curaduría de música que se conocen como spinning se han multiplicado considerablemente en los gimnasios. En los últimos cinco años, estudios dedicados solamente a esta actividad como Soul Cycle (soul-cycle.com) y Fly Wheel (flywheelsports.com) han abierto sucursales en varios estados. Según la Asociación de Ciclismo de Aventura (Adventure Cycling Association) al menos 40 estados están trabajando para ampliar el número de ciclo rutas y carriles especiales para bicis.

Los beneficios para la salud: mejora del ritmo cardíaco y la salud de las arterias, la tonificación de los músculos de las piernas, los glúteos y la región abdominal y otros pros para el cerebro y el sistema inmunológico.

Según algunos estudios los beneficios son superiores a los riesgos de accidentes y contaminación para los ciclistas urbanos. Es más: los ciclistas tienen una liberación de endorfinas que los hace más felices.

Lee más
thumbnail of feature post
El poder del ejercicio
 

Para quienes buscan los beneficios de la bicicleta a corto plazo, desean competir o no se atreven a enfrentarse a los autos o a los cambios inclementes del clima, el spinning es una buena alternativa. Las clases de 45 a 60 minutos son divertidas y van más allá de pedalear al ritmo de la música. Utilizan pesas ligeras para tonificar los brazos y posiciones variadas sobre el manubrio.

“Quiero lograr diferentes ejercicios en una clase. Así la gente no se acostumbra. Me gusta mantenerlo divertido como un party en un club, donde también tienes un momento de espiritualidad para cerrar los ojos y encontrar tu paz interior”, dice Jolie Wash, instructora de spinning en Soul Cycle en Nueva York, quien prepara la música de acuerdo a su humor, a las sugerencias de sus estudiantes y las influencias del día. Sus clases son una mezcla de un ejercicio cardiovascular intenso, una fiesta con música alegre y comentarios positivos, y una coreografía que ejercita el torso.

“Lo mejor es que éste es un deporte individual, no tienes que compararte, puedes hasta cerrar los ojos. Es tu propia experiencia. Aparte de tener una mente abierta y no preocuparte de cuán lento o rápido vas, es importante no intimidarse por el ejercicio y enfocarse en lo básico: la forma y el ritmo de la música”. Jolie no utiliza la bicicleta como medio de transporte porque no le queda tiempo, ya que dicta 12 clases y tiene un bebé de 8 meses. Después de practicar por más de 15 años, incluso durante su embarazo, Jolie asegura que el spinning es un ejercicio de impacto bajo que permite modificaciones dependiendo del nivel.

Es ideal para problemas de espalda porque trabaja los abdominales y los fortalece para dar soporte. También para cultivar la fuerza mental. “La clase es un lugar para soltarse y sentirse bien. Es la mejor droga. Volví al cabo de cuatro semanas de parir. Me ha enseñado que no importa lo que viene,
que vas a estar bien”, asegura esta dedicada instructora.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios