image for Masajes durante el embarazo

Masajes durante el embarazo

A medida que el bebé crece dentro del vientre, se notan cambios significativos en nuestro cuerpo. Estos son los responsables de impedir que disfrutemos de la etapa como madre.

Las conclusiones de un estudio de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda detectaron que el 71% de las mujeres embarazadas sufren dolor lumbar; el 46% padece de dolor provocado por la inflamación del nervio ciático y el 65%, de dolor pélvico.< br />

Las dolencias no desaparecen hasta que finalicen los nueve meses, por lo tanto, provocan incremento de peso, retención de líquidos, estrés o problemas circulatorios. Para minimizar esos dolores existen efectivas técnicas. Una de ellas son los masajes prenatales que funcionan de la misma manera que los regulares porque relajan los músculos tensos, alivian el dolor, mejoran la circulación y hacen que la mujer se sienta bien.

La técnica comprende maniobras de amasamiento, fricción y compresión. La especialista en terapia holística y educación prenatal Patricia Coto asegura que es recomendable que se inicien a los cuatro meses de gestación. Con este procedimiento, las mamás se sienten más tranquilas, se crea un vínculo más fuerte con su bebé porque es un espacio solo para ellos, se evita la ansiedad, se liberan tensiones, estrés y se previene la hinchazón y los calambres, así como la depresión.

Tipos de masajes

La especialista comenta que durante el embarazo, podemos recibir distintos tipos de masajes en función de nuestras necesidades.

• Masaje terapéutico: está orientado al alivio de algunos de los dolores más frecuentes, como los provocados por contracturas musculares o por la ciática. Es muy utilizado cuando existe dolor en la zona lumbar. Además, ayuda a reducir la tensión muscular.
• Masaje circulatorio: evita los problemas relacionados con la retención de líquido. Se realiza específicamente en las piernas que es donde existe mayor riesgo de hinchazón y pesadez.
• Masaje relajante: el estrés o ansiedad que padecen las mujeres embarazadas puede evitarse o hasta eliminarse. La mujer recibe masaje corporal genético o bien en zonas específicas como la cabeza o los pies.

Antes de someterte a cualquier masaje en periodo de gestación, es importante que consultes a tu ginecólogo. Por otro lado, debes tomar en cuenta que no son recomendados antes de los tres meses ni en mujeres con riesgo de aborto.

 
Foto: Wavebreak Media
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios