image for Menos calorías para tu brindis de San Valentín

Menos calorías para tu brindis de San Valentín

El 14 de febrero es el Día del Amor y la Amistad y junto con las fechas de aniversarios de las parejas, es uno de los días más románticos del año. ¿Cómo imaginas tú el día ideal de San Valentín con tu pareja? Algunos prefieren salir, otros se quedan en casa, pero en una celebración clásica no pueden faltar flores, chocolate, una deliciosa cena a la luz de unas velas, buena música y, por supuesto, alguna bebida que haga desaparecer las inhibiciones y avive la pasión. Sin embargo, si estás cuidando tu figura o tratando de perder unas libras, las calorías del alcohol, el azúcar y otros ingredientes de los cócteles pueden convertirse en una pesadilla. Por suerte, desde la selección de vinos hasta las combinaciones más caprichosas de sabores, existen muchas alternativas para disfrutar de uno o dos tragos sin perder el control sobre tu dieta.

Los vinos

Es común escuchar que una copa de vino (5 fl oz o 148 g) tiene 150 calorías, pero lo cierto es que con tanta variedad de uvas y tipos de vino, la cantidad puede oscilar entre 110 y 300 calorías por copa. Puedes usar una calculadora de calorías en el vino, y aquí te decimos las calorías por copa en algunas de las uvas ganadoras para que tengas una idea:

• Beaujolais                                115

• Riesling                                    118

• Sauvignon Blac                        119

• Pinot Noir                                  121

Tragos combinados

Si por el contrario tu debilidad son los cócteles, tampoco faltan las opciones. Aunque a muchas de las refrescantes mezclas de bebidas se les agrega azúcar o jugos de frutas, es posible regular la cantidad, e incluso eliminarlos: la verdadera margarita, por ejemplo, solo lleva limón, tequila y Triple sec… Nada de edulcorantes y mucho menos mezclas embotelladas. Considera alguno de estos famosos tragos que han pasado la prueba del tiempo y la censura de la balanza por ser bajos en calorías:

Mojito especial: Sin alterar la cantidad de hierba buena, la soda, el ron o el limón, solo tienes que reducir a la mitad la cantidad de azúcar.

Diet Rum and Coke: El nombre lo dice todo, cambia el refresco de cola regular por uno de dieta y, voila! Eliminarás parte de las calorías.

Martinis hipocalóricos: En la variedad y creatividad pocos cócteles superan al martini. Sin alterar la cantidad de vodka (¡no ginebra!), opta por el Dirty Martini o Apple Martini, y limita los licores dulces.

Con la ayuda del hielo: Con el daiquirí, la margarita y tal vez hasta un mint julep, usa bastante hielo para preparar el cóctel. Al final del trago terminarás disfrutando solo agua con un poco de sabor… pero con menos calorías.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios