image for Peligros para la vagina: tampones y duchas vaginales

Peligros para la vagina: tampones y duchas vaginales

El hecho de que sean fabricados para protegernos no los exime de generar peligros en nuestra vagina. Para ninguna es un secreto que las partes íntimas requieren de un aseo cuidadoso, para el cual acudimos a productos de higiene íntimos. Pero, ¿sabías que algunos de ellos generan infecciones, dolores musculares y diarrea, entre otros?

Justamente, con respecto a este tema el Centro de Información sobre la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos hizo un llamado a la población femenina con respecto a algunos cuidados que se deben tener en el periodo de la menstruación.

Toalla sanitaria y tampones

Aunque cada chica decide qué usar en estos días, toalla o tampón, siempre deben estar alerta al cambio frecuente si usan toalla sanitaria. Si por el contrario se inclinan por los tampones, estos tienen que ser sustituidos cada 4 horas. Un consejo muy importante es utilizar tampones de acuerdo con la cantidad de flujo. Si no se sigue esta recomendación, podríamos correr el riesgo de sufrir el Síndrome de Shock Tóxico (TSS).

Está comprobado que esta enfermedad es poco común, pero podría provocar la muerte. Según los especialistas, el uso de cualquier tampón es más peligroso que las toallas sanitarias e indican que las chicas menores de 30 años corren mayor riesgo de contraerla.

Para no ser una víctima más del TSS, es aconsejable no usar tampones o alternarlos con toallas durante la menstruación.

Existen varios síntomas que alertan a la paciente. Estos son: fiebre alta, dolores musculares, diarrea, salpullido similar a las quemaduras del sol, mareos, enrojecimiento en los ojos y dolor de garganta.

Ducha vaginal

En cualquier caso, la ducha vaginal tiene que hacerse muy superficial, nunca un lavado interno o ducha vaginal. Aunque no lo creas, si “pecas” en hacerlo más bien estarás provocando un problema porque el moco cervical es el encargado de limpiar esa zona de forma natural. En las únicas partes donde debemos centrar nuestro esfuerzo es en la vulva, labios y clítoris, nada más.

Incluso los ginecólogos no recomiendan estos productos porque cambian el pH vaginal; es decir, lejos de evitar infecciones y malos olores, te los provocarán. Lo peor de todo es que esas infecciones se propagan por el aparato reproductivo y hasta podrían crearte infertilidad o problemas durante el estado de gestación.

Otras recomendaciones sobre el cuidado genital

1.     Los expertos aconsejan que al depilarla, tienes que dejar cierto vello cerca del clítoris y uretra, para que los protejan de bacterias. Si usas láser, que no sea de CO2.

2.     El uso de protectores íntimos no te priva de infecciones vaginales.

3.     Es difícil contraer alguna enfermedad por ir a un baño público.

4.     La fricción en una relación sexual produce molestias en la vagina; por lo tanto, finalizada esta, debemos orinar para quitar los residuos.

5.     Para limpiar la vagina, los médicos recomiendan jabón líquido. Si usas en barra, puede generar irritación. La limpieza íntima de toda mujer es diaria durante todas las fases y lo más importante, externa.

Lee más
thumbnail of feature post
4 señales de que tienes una infección vaginal
 
 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios