image for Protege tu vagina: 5 consejos para tu salud

Protege tu vagina: 5 consejos para tu salud

¿Piensas que conoces bien tu cuerpo? Es probable que la mayoría de nosotras responda que sí a esta pregunta, pero también es posible que casi todas estemos equivocadas. Esto incluso se puede aplicar a partes tan delicadas como la vagina. Entre la falta de información y algunos conceptos erróneos que se transmiten de generación en generación, hay muchos factores que pueden atentar contra la salud de tu vagina, y por consecuencia de tu salud en general.

Paradójicamente, uno de los errores más comunes es el exceso de higiene o, para ser más precisa, de higiene inadecuada: por naturaleza, la vagina contiene gran cantidad de bacterias beneficiosas que ayudan a evitar las infecciones y a mantener el pH normal, que es ácido. Por otra parte, hay pequeñas cantidades de secreciones que tienen la función de mantenerla limpia de la misma manera que lo hace la saliva en tu boca.

Sigue estos consejos para no interferir con estos procesos naturales y mantener una vagina saludable.

Lee más
thumbnail of feature post
Los 7 culpables de las alergias vaginales
 
  • Diles adiós a las duchas vaginales. Para no alterar la acidez normal y crear literalmente un caldo de cultivo para las infecciones, evita también los jabones o productos para limpiar que sean muy potentes, sobre todo para lavar el interior pero también la vulva.
  • Cuidado con el sexo. No, ¡no te vamos a sugerir la abstinencia! Se trata de protección, y aquí entran los indispensables condones para evitar las enfermedades venéreas. Otro factor de peso es la lubricación durante el coito, pues cualquier lastimadura o irritación de la piel en esa área te hará más propensa a las infecciones. Son preferibles los lubricantes que no sean a base de petróleo, ya que estos pueden romper el látex.
  • Atención con los tejidos. El material de tu ropa puede aumentar el calor y la humedad que buscan las bacterias dañinas. Para mantener la vagina fresca, limpia y seca, dale preferencia a la ropa interior de algodón y no uses ropa demasiado apretada.
  • Recibe ayuda del médico. No descuides tus citas a la consulta de ginecología. Algunos cambios fácilmente detectables pueden incluso detectar el cáncer en su etapa inicial. Si notas cualquier olor o secreción inusual, acude de inmediato al médico. ¡Y no esperes ni un minuto para darles tratamiento a las infecciones!
  • Vacúnate. Como recomiendan los especialistas de Mayo Clinic, vacunarnos nos protege del virus del papiloma humano, así como también de la hapaptitis A y B, que pueden transmitirse a través del contacto sexual.

Si a pesar de seguir estos consejos tienes algún problema, ¿sabrías identificar los signos de que algo no anda bien por tu vagina? Entre los síntomas más comunes de que tienes un problema en esa área están picazón, irritación o enrojecimiento de la vagina; sangramiento entre un periodo menstrual y otro, después de tener relaciones sexuales o después de la menopausia; un bulto en la vagina; sensación de presión o pesadez en el área vaginal, y como mencionamos más arriba, un cambio en el color, olor o en la cantidad de secreciones vaginales, sobre todo si también tienes fiebre.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios