image for Psicología positiva: el truco para ser feliz

Psicología positiva: el truco para ser feliz

Seguramente has escuchado que la búsqueda de la felicidad es uno de los derechos de todos los seres humanos. Y es, sin duda, una prioridad en nuestras vidas. ¿Recuerdas la película The Pursuit of Happiness, con Will Smith? También, en los momentos en que tú o las personas que te rodean han necesitado apoyo, ¿cuántas veces has oído o has pronunciado la frase “piensa positivo”? Es probable que ni siquiera hayas imaginado que es precisamente ese uno de los principios de la psicología positiva, una de las ramas más recientes de la ciencia de la mente y la conducta humanas.

¿Qué es y cuándo surgió la psicología positiva?

En lugar de concentrarse en los problemas, esta área de estudios tiene como objetivo ayudar a las personas a prosperar y a ser más felices. En los años 50, varios psicólogos humanistas comenzaron a formular teorías relacionadas con la felicidad, pero aunque el término psicología positiva lo usó por primera vez Abraham Maslow en 1954, fue Martin Seligman quien dio inicio a la nueva rama en 1998, cuando la escogió como tema para su término como presidente de la Asociación Americana de Psicología. El interés en la psicología positiva ha aumentado mucho desde entonces, e incluso en los medios universitarios. En el 2006, el curso más popular de la Universidad de Harvard fue precisamente el de psicología positiva.

¿Cómo puede ayudarte la psicología positiva?

Lee más
thumbnail of feature post
6 razones por las que no debes guardar rencor
 

La psicología positiva no tiene como objetivo sustituir a otras ramas dedicadas a las debilidades y las patologías mentales, sino a servirle de complemento. Su objetivo es mejorar la manera en que se sienten las personas a través del cambio de su manera de pensar. Al centrarse en temas como la felicidad, el optimismo y la esperanza, esta nueva ciencia ha llegado a conclusiones que cambian el enfoque de la búsqueda de la felicidad:

  • Por lo general las personas son felices.
  • El dinero no es la felicidad, pero gastar dinero por el bien de otros puede hacer más feliz a una persona.
  • El trabajo con objetivos y significado es importante para el bienestar.
  • Las personas pueden aprender a ser felices desarrollando el optimismo, la gratitud y el optimismo.

Los maestros, asesores y terapeutas aplican las estrategias de la psicología positiva para motivar a las personas y ayudarlos a comprender y fortalecer sus virtudes, y las aplicaciones prácticas se extienden desde la educación y la autoayuda hasta el control del estrés y los problemas relacionados con el trabajo.

 
Foto: Getty
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios