image for Síntomas de que padeces anemia

Síntomas de que padeces anemia

La anemia es una enfermedad causada por una falla en los glóbulos rojos, células encargadas de transportar el oxígeno a las distintas partes del cuerpo.

Aunque existen diferentes tipos de anemia, la más común es aquella que se presenta por una deficiencia de hierro. ¿Crees que la padeces? Sigue leyendo y descubre algunos de los síntomas más comunes.

Recuerda que esta información no reemplaza la atención médica ni el diagnóstico de un experto. Si te sientes muy enferma, es mejor que acudas a chequeo lo antes posible.

¿Qué causa la anemia?

Cuando no hay glóbulos rojos suficientes, o lo suficientemente sanos para transportar el oxígeno a nuestros órganos, se presenta la anemia.

Nuestros músculos, órganos y huesos reciben energía a través del oxígeno transportado por los glóbulos rojos; por lo que, al haber un desajuste en ellos, produce debilidad y cansancio principalmente, así lo comunica la organización American Kidney Fund.

Dicha falla en las células de la sangre puede darse porque:

  • Tu cuerpo no produce los suficientes glóbulos rojos.
  • Tu cuerpo está perdiendo más sangre de la que puede reemplazar.
  • Tu cuerpo está destruyendo tus glóbulos rojos.
  • Padeces alguna enfermedad renal.
  • Padeces enfermedades de la tiroides o lupus.

Según informa Mayo Clinic, los glóbulos rojos contienen una proteína rica en hierro llamada hemoglobina. Para producir dicha proteína, tu cuerpo necesita vitamina B-12, hierro, ácido fólico y otros nutrientes contenidos principalmente en los alimentos. 

Al haber una deficiencia en alguno de estos compuestos, se afecta la producción de glóbulos rojos, lo que puede dar pie a la anemia.

Síntomas más comunes de la anemia

Reportes de la Clínica Cleveland informan que algunos de los síntomas más comunes de la anemia son:

  • Mareos y debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de lengua.
  • Piel débil, pálida, reseca y muy sensible.
  • Movimientos involuntarios de la parte inferior de las piernas.
  • Ritmo cardiaco acelerado.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho.
  • Intolerancia al frío.

¿Cómo combatir esta enfermedad?

Lo primero que tienes que hacer para combatir esta enfermedad es saber si tu anemia fue causada por no comer los nutrientes necesarios (hierro, vitamina B12 y ácido fólico) o proviene de otra enfermedad.

Aunque el tratamiento puede variar según su origen, la anemia por deficiencia de hierro es tratada normalmente con suplementos ricos en este mineral, una dieta balanceada y rica en nutrientes que permitan su mejor absorción, así como trasfusiones de hierro o de glóbulos rojos en casos más graves.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios