image for 7 verdades sobre el sida: lo que no sabías de esta enfermedad

7 verdades sobre el sida: lo que no sabías de esta enfermedad

En los primeros años de la epidemia de sida era muy poco lo que se conocía y muy grande el desconcierto tanto entre los médicos como entre los pacientes. Una de las consecuencias negativas de no saber cómo se comportaba esa nueva enfermedad fue el aislamiento y la discriminación que sufrieron los homosexuales, cuando se pensaba que la enfermedad solo los afectaba a ellos y no se tenía idea de cómo se trasmitía. Sin embargo, a pesar de las campañas de concientización y solidaridad, a pesar de los avances sociales y médicos en la lucha contra el sida y el VIH, todavía hoy en día muchas personas siguen creyendo varios mitos y falsedades sobre esta enfermedad.

Estos son algunos datos sobre el sida y el VIH que puede ser que no sepas, o sobre los que quizás no estés tan segura:

  • Una persona seropositiva no necesariamente tiene sida

Cuando alguien es seropositivo significa que está infectado con el virus de inmunodeficiencia humano (VIH). Esta infección destruye el sistema inmunitario y les abre las puertas a muchas otras infecciones. El sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es el estado más avanzado de la pérdida de protección inmunitaria, y puede demorar hasta diez años parar llegar a ese punto.

  • El virus no solo se transmite sexualmente (o a través de agujas infectadas)

El contacto con los fluidos corporales de una persona infectada también puede causar la transmisión. Pero esta no se produce de solo tocarlos, sino cuando entran en el cuerpo de otra persona a través de una herida o cualquier cavidad.

  • Los primeros síntomas son casi imperceptibles

Desde 2 o 3 semanas después de ser contagiada, hasta dos o tres meses, la persona puede sentir algo semejante a un resfriado o una gripe. Otras personas no sienten absolutamente nada. Entre los síntomas más comunes están la fiebre, el cansancio, dolores de garganta, escalofríos, sudores nocturnos, dolores musculares y ulceraciones en la boca.

  • Los análisis para detectar el virus son muy sencillos

Actualmente se pueden hacer pruebas para detectar el virus con un simple análisis de sangre, que no toma más de diez minutos.

  • El VIH no es el fin de las relaciones sexuales

Con la protección adecuada, una persona infectada con VIH puede continuar su vida sexual activa. Los condones son la mejor opción para evitar la transmisión a través del ano o la vagina. En el caso del sexo oral, las personas deben cerciorarse de que no existe ninguna lesión en la boca, y mejor aún usar un protector dental de látex (dental dam).

Lee más
galería
thumbnail of feature post
¿Cuáles son los 7 alimentos que protegen tu vagina? (FOTOS)
 
  • Alguien con VIH puede tener niños normales

Gracias a los avances médicos, todo lo que tiene que hacer una madre seropositiva es tomar los medicamentos necesarios durante el embarazo. De esa manera se impide que el virus pase de la madre al feto.

  • Por tener VIH no quiere decir que vayas a morir de sida

La infección con el virus puede recibir tratamiento mediante cambios en el estilo de vida y medicamentos. Hay personas que llevan más de diez años sin permitir el avance de la enfermedad.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios